Very Welcome

SARE Rehabilitación: ahorra desde un 30% aislando térmicamente tu vivienda

Sergio Espinosa, jefe de operaciones de SARE Rehabilitación. 
  • «La probabilidad de que haya una vivienda mal aislada construida de los años 60 hasta el 2007, es casi del 100%»

Líderes en soluciones de aislamiento térmico en Zaragoza, desde SARE han diseñado y creado RALIP, una revolucionaria técnica de aislamiento térmico sin obra, diseñada para mejorar la eficiencia energética y el confort en tu hogar o negocio. Conoce más sobre la empresa en este ‘Very Welcome‘ junto a Sergio Espinosa, jefe de operaciones de SARE Rehabilitación.

SARE, aislamiento térmico a través de la sostenibilidad

Sociedad Aragonesa de Rehabilitación Energética (SARE) nace de la unión entre dos empresas líderes en aislamiento, impermeabilización, ingeniería y consultoría medioambiental. Frente al actual modelo económico lineal, caracterizado por «tomar-fabricar-consumir-eliminar», el cual resulta perjudicial para el medio ambiente, desde SARE impulsan el camino a una transición hacia la economía circular.

Fruto de este compromiso, surge RALIP, unos innovadores gránulos de espuma de poliuretano reciclado procedentes del tratamiento de frigoríficos al final de su vida útil. Este enfoque implica la utilización del poliuretano, reconocido por su excelente rendimiento aislante, reciclándolo y reintegrándolo como material aislante en fachadas y cubiertas de edificios. Esto maximiza la utilización de un recurso disponible mediante su reciclaje, promoviendo su reintroducción en el mercado de la rehabilitación energética. En definitiva, se trata de un producto completamente ecológico, 100% reciclado y 100% reciclable, diseñado para ofrecer un aislamiento térmico de alta capacidad y un rendimiento acústico destacado.

Además de proporcionar un producto de calidad superior y con altas prestaciones, en SARE destacan por ofrecer un asesoramiento integral, brindando soluciones «llave en mano» a sus clientes. En este sentido, su misión es contribuir al cambio global a través de la promoción de la eficiencia energética y la reciclabilidad.

Sergio Espinosa, jefe de operaciones de SARE Rehabilitación. 

Aislar térmicamente una vivienda y sus positivas consecuencias

Pregunta: ¿Cómo se puede saber si una vivienda está mal aislada? ¿cómo de habitual es?

Respuesta: En viviendas, hasta el año 2007 que cambiaron las CTE y ya obligó a aislarlas, generalmente desde el año 60 hasta entonces hay mucha vivienda que tiene como aislante sólo la cámara de aire. La probabilidad de que haya una vivienda mal aislada construida de los años 60 hasta el 2007, es casi del 100%. Se estima que hay unos 18 millones de viviendas que todavía están por rehabilitar o por mejorar sus condiciones térmicas.

P: ¿Cómo se aísla una vivienda y cuánto tiempo se invierte?

R: Desde SARE las aislamos con el insuflado de gránulos de espuma de poliuretano. Una vivienda tipo de unos 80 m2 tardaríamos, como mucho, unas 4 o 5 horas. Trabajamos siempre desde el interior y generando muy poca molestia porque aplicamos el producto desde un único punto de insuflado.

P: ¿Cuánto se puede ahorrar en las facturas de luz y gas al aislar tu vivienda?

R: Dependiendo de las características de la vivienda, del tamaño de la cámara, la orientación del edificio, etc., podríamos hablar desde un 30% a un 60 o 70%.

P: ¿Se puede ser sostenible y ecológico en vuestro sector? ¿cómo abordáis esta cuestión?

R: Sí. Nosotros reutilizamos un producto que tiene que ir a desecho, como es el interior de las neveras, y le damos una segunda vida para el aislamiento y la mejora de las condiciones térmicas de los edificios.

Compartir:
Redaccion