ActividadesCanal expositivoReportajes

Ser, Crear y Saber: los tres pilares de una metodología de éxito

  • «Intentamos que el aprendizaje impregne la vida del alumno y que conciba el colegio como un lugar al que quieren venir»

Bajo el lema «Ser, Saber y Crear», el Colegio Juan de Lanuza desarrolla un enfoque educativo personalizado y adaptado. En este metodología, la tecnología, la dimensión internacional y el multilingüismo son elementos fundamentales. Con el objetivo de alcanzar la excelencia académica, se promueve un aprendizaje profundo y orientado a la investigación.

Hablamos más sobre ello en este ‘Canal Expositivo‘ junto a Pilar Fernández, directora del centro, Aoife Mc Gale, coordinadora de infantil del colegio, Javier Plano, profesor de Bachillerato y Emprendimiento social, Pablo Aguerri, ex alumno y director general adjunto de Ideconsa y José Ángel Subirá, vicepresidente de CEOE Aragón.

‘Well-rounded citizens’, el propósito del Colegio Juan de Lanuza

Fundado por un grupo de familias comprometidas con el derecho fundamental de elegir y participar en la educación de sus hijos, en 1978, el Colegio Juan de Lanuza abrió sus puertas por primera vez. Desde sus inicios, el colegio se ha destacado como un centro pionero en innovación y progreso educativo, convirtiéndose en un referente en este ámbito. Todo ello bajo un propósito y un ‘core’ en su manera de trabajar muy claro: brindar al mundo ‘well-rounded citizens’ que han aprendido a ‘Ser, Saber, y Crear’ su propio proyecto de vida.

Este pilar estratégico bien asentado en el centro esconde un profundo significado tras sus tres palabras. ‘Ser’ se concibe como una forma de comportarse en el día a día, destacando valores como el respeto, la integridad o la ética, entre otros. ‘Crear’ engloba elementos como la flexibilidad o la adaptación, sacando de uno mismo la creatividad y los conocimientos para ir más allá de lo obvio. Y, por último, ‘Saber’, que, más allá de la adquisición de conocimientos, difunde cuestiones como el trabajo en equipo y el hecho de compartir tus aprendizajes con aquellos que rodean al alumno.

En este sentido, en el Colegio Juan de Lanuza estimulan cuestiones como la creatividad a partir del arte y el lenguaje musical. Combinando también distintas disciplinas, inyectan una visión amplia y global a todos los proyectos que llevan a cabo. Es por ello que esta creatividad va mucho más allá de lo artístico. Uno de los propósitos del centro es que el alumno sea creativo a la hora de buscar soluciones a problemas de la sociedad, dejando huella y generando aplicaciones a problemas muchas veces aún no planteados.

En la etapa infantil se asientan las bases para conseguir estos objetivos. Tal y como cuenta Mc Gale, éste es un periodo fundamental que influye de manera decisiva el futuro de los alumnos. De esta manera, la finalidad de su aprendizaje de los 2 a los 5 años no es otra que el desarrollo de cada alumno a nivel personal, físico, emocional, social y cognitivo. Para ello, desde el centro proporcionan un entorno de afecto donde el aprendizaje viene impulsado de forma natural por el alumno, siendo el protagonista en este proceso.

La búsqueda de la aplicación y traslación de los conocimientos

Los aprendizajes adquiridos en la etapa infantil se trasladan y acentúan en los años de Primaria, Secundaria y Bachillerato. Especialmente a través de dos posibilidades como son el Aula Global y el proyecto Work Experiencie, los alumnos consiguen aumentar y llevar al mundo real todo lo aprendido.

El Aula Global es el marco en el que alumnos de Secundaria y Bachillerato despliegan las destrezas personales e interpersonales en contextos fuera del colegio y de España. Vigente prácticamente desde el nacimiento del centro y creciendo a la par que él, cuenta con 11 programas desde 6º Primaria a 2º Bachiller. Más allá de los habituales intercambios, posibilita las estancias prolongadas en países como Canadá o el Reino Unido, potenciando el desarrollo de competencias personales y culturales.

Por su parte, el Work Experiencie materializa una posición clara desde la fundación del Juan de Lanuza: su estrecha vinculación con el mundo empresarial. Mediante este proyecto, se brinda a los estudiantes de 4º ESO y 1º de Bachillerato una experiencia en un entorno laboral que les permita desarrollar tanto sus conocimientos como sus habilidades personales y sociales. Y, aunque no se concibe como una formación específica para una carrera particular, puede considerarse como una parte integral de su preparación para su futura área de interés, acercándolos al mundo laboral.

Compartir: