ActividadesComercioMesa abiertaTransformación digital

Alfonso y Javier Fernández Abós: “Para competir en industria, hay que invertir y digitalizar”

  • Los directivos de Cucalón protagonizaron una Mesa Abierta en la que hablaron sobre su empresa, su forma de trabajar y su digitalización

Equipamiento y mobiliario para oficinas, suelos técnicos, taquillas, mamparas… Cucalón ofrece todas las soluciones posibles para colectividades y nos lo explicaron en una Mesa Abierta, patrocinada por Kalibo, su CEO y fundador, Alfonso Fernández Abós, y el director de Marca y Comercio electrónico, Javier Fernández Abós.

El fundador de la empresa empezó en la distribución alimentaria, tras formarse como ingeniero agrícola y trabajar haciendo granjas. Dirigió varios supermercados Lidl desde su departamento de Gestión de ventas y fue gerente de una empresa de equipamientos para colectividades en la zona de Aragón, La Rioja, Navarra, País Vasco y Soria durante siete años.  “Mi mujer y yo pensamos en gestar algo más, algo diferente, y decidimos empezar a trabajar para nosotros mismos. Vimos la posibilidad de fabricar e hicimos la prueba. Compramos un taller muy chiquitito en Empresarium y empezamos a hacer equipamientos para vestuarios y colectividades”.

Por su parte, Javier Fernández Abós, licenciado en Derecho, montó una pequeña marca de gafas de snowboard con dos amigos más y funcionó bastante bien. Cuando entraron otros inversores, Fernández Abós se marchó a otro proyecto para una marca de surf en Portugal que quería digitalizarse. “Cuando empecé allí, la empresa de Alfonso empezó a funcionar y se nos ocurrió vender online y surgió la marca Taquillea. En un momento determinado, Alfonso me sugirió volver a Zaragoza y trabajar con él”.

La empresa se especializó en productos de equipamientos y mobiliario para vestuarios y oficinas, mamparas, suelos técnicos, salas de control, vestuarios, etc. y comenzaron con el comercio online. “Fuimos creciendo e incrementamos las líneas de producción, que se han triplicado“. Cucalón vende proyectos más integrales y su marca Taquillea es un canal donde la venta es más directa.

Trabajan con fenólico, que es un derivado de la madera con propiedades higiénicas. “Traemos las planchas, lo cortamos, lo mecanizamos y lo adaptamos al producto final. Tenemos productos estándar pero estamos abiertos a personalizar. Intentamos adaptarnos a lo que el cliente necesita”, explicó Alfonso.

El equipo está formado por 16 personas y trabajan con talleres auxiliares que preparan ciertas piezas, así como con delegados comerciales externos. Venden en España y Portugal y están intentando exportar hacia los países más cercanos: Francia, norte de África… “Nuestros productos tienen cierta dificultad logística y vamos lentamente, buscando mercados que pensamos que son factibles y que están cerca de España, para ir testando, viendo como responde el transporte… Recientemente hemos hecho una instalación de vestuarios para una estación de metro de París“, señaló Javier.

Ambos coincidieron en que para competir en industria hay que invertir. “Hay maquinaria muy avanzada, todo se digitaliza, y vamos hacia la industria 4.0 y la automatización. Tener la mejor maquinaria optimiza el corte de las planchas, minimiza mermas, reduce tiempos”.

Cucalón cuenta con delegados en diferentes zonas de España, como Cataluña, Madrid o Andalucía, lo que les permite personalizar los proyectos. Ofrecen herramientas útiles para que los prescriptores, generalmente arquitectos, puedan usarlas en sus proyectos. Por ejemplo, en su web tienen el catálogo BIM. “Esto lo aprendimos aquí, en Cámara Zaragoza, cuando asistimos a un formato en el que participó la empresa Gres Aragón”, aseguró Javier.

 

 

 

Compartir:
Redaccion