Mesa abiertaRedacción

Víctor Martínez: “Hiab quiere ser la mayor fábrica del mundo de grúas articuladas”

  • Víctor Martínez, director de planta de Hiab Cranes, firma socia del Club Cámara Empresa Líder, repasa la trayectoria de este fabricante de grúas articuladas, cuya planta en Zaragoza envía al exterior un 95% de su producción

¿Sabía usted que las grúas de los vehículos del ejército de Estados Unidos se fabrican en Zaragoza? Hiab Cranes, la marca sueca que en este 2019 cumple 75 años, es un referente mundial en el diseño y fabricación de maquinaria articulada para la carga y descarga. Víctor Martínez, director de la factoría en España, visitó la Mesa Abierta de Redacción, el espacio de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros, para repasar la trayectoria de esta firma que se ha propuesto convertirse en la nº1 de su sector.

Víctor Martínez lleva 19 años en Hiab, los últimos cinco como director de planta. La historia de Hiab en España, en realidad, “son dos historias”: por un lado, la de la planta en Zaragoza, que comenzó su andadura en los años 50, como Talleres Valman, en Torrero; por otro, la matriz sueca, que en sus orígenes en los años 40 surgió como fábrica de esquíes, si bien el desarrollo de una grúa para facilitar el transporte de la madera que suponía su materia prima acabó por convertirse en su actividad principal. Tal fue el éxito de este producto que Hiab se convirtió en una gran multinacional europea, adquiriendo finalmente Valman, que ya era un fabricante de referencia en España.

VÍDEO COMPLETO | Mesa Abierta con Víctor Martínez, de Hiab Cranes

El mercado natural de Hiab fue tradicionalmente el de la construcción, centrado en empresas de servicios para este sector. Sin embargo, la llegada de la gran crisis inmobiliaria se llevó por delante este nicho, y les hizo buscar nuevos caminos en el alumbrado público, el reciclaje y la defensa. Precisamente este último ámbito, gracias a un contrato con el ejército de Estados Unidos firmado en 2009, se ha convertido en uno de los pilares de la compañía. “No solo nos permitió mantener la producción, sino que nos ha llevado a superar los mejores años de nuestra planta previos a la crisis”, explica Martínez. “Ahora contamos en Zaragoza con unos 230 empleados, y en los últimos cinco años hemos hecho un esfuerzo en I+D que nos ha permitido renovar el catálogo de productos”, remarca el directivo.

Sobre el papel de la planta aragonesa dentro del grupo Hiab, Martínez explica que “somos una fábrica que suministra a las divisiones de ventas de cada país, presentes en todo el mundo salvo en el continente africano; no vendemos directamente, sino que atendemos los pedidos que nos llegan”. Por eso, aunque la crisis se ha prolongado en España durante casi una década, “en 2010 el resto del mundo ya estaba en marcha y el 95% de nuestra producción se va fuera, así que no nos afectó tanto”.

Óscar Sanz, José María Baqué y Víctor Martínez.

Víctor Martínez explica que, en cuestión de liderazgo en la planta, su gran acierto ha sido “rodearme de un gran equipo”. “En mi segundo nivel directivo son todos mucho mejores que yo, no tengo reparo en decirlo. Los líderes tienen que influir, ya no sirve solo ordenar; por el mero hecho de ser director no se tiene que hacer lo que yo diga. Si tú eres capaz de transmitir la visión que guía a la compañía y alinear al equipo en el cumplimiento de los objetivos, ya estás liderando”. Entre sus iniciativas en este sentido, y con el objetivo de mejorar la comunicación interna, hace un año puso en marcha el ‘Café con el director’, un encuentro informal que permite comentar regularmente cómo marcha la planta y pulsar los intereses de los empleados.

La planta zaragozana se sitúa entre las más valoradas por el grupo en Europa, fuera de la matriz sueca. “Cuando el proceso de soldadura se externalizó, nos especializamos en montaje y empezamos a aplicar metodología Lean Manufacturing, porque sabíamos que teníamos que ir hacia la excelencia”, relata Martínez. Con la ayuda de una consultora especializada empezaron a aplicar cambios en las rutinas, una transición no siempre fácil: “Hubo empeño por parte del equipo directivo y nuestra gente nos “compró” la idea, porque contamos con ellos durante toda la transformación. Ahora estamos en un proceso de mejora continúa a través de auditorias constantes”.

Martínez opina que “tener a un responsable de ‘lean’ en la planta no es útil”, ya que la clave está en que la metodología “se impregne en toda la organización”. “Cuando viene de visita a la planta el presidente del grupo nos asegura que se queda impresionado, porque la nuestra no se diferencia de la fábrica sueca”, asegura el directivo. Y lo mejor, señala, “es que estos procesos te llevan a un círculo virtuoso, por el cual cada vez mejoras más: antes estábamos en un 85% de eficiencia; ahora es del 93%, y cuando no llegamos a ese nivel ya empezamos a preocuparnos”.

¿Hacia dónde va el futuro de Hiab Cranes? No les falta ambición: “Hiab quiere ser la nº1 de su sector, y lo seremos aunque nuestra competencia es muy buena. Queremos ser la mayor fábrica del mundo de grúas articuladas. Podemos lograrlo, porque somos un equipo de gente apasionada por lo que hace, que tiene claro cómo quiere hacer las cosas”.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies