ActividadesMesa abierta

Félix Martínez: “Gracias a las redes sociales, el año pasado tuve visitantes de 85 países”

  • El propietario de La Jamonería ha sabido conjugar gastronomía e Internet y contó su experiencia en una Mesa Abierta.

Fue uno de los primeros profesionales dedicados a cortar jamón en España, participó en el primer programa gastronómico en la televisión aragonesa, fue pionero en el uso de redes sociales... En la historia de Félix Martínez, propietario de La Jamonería, hay muchos hitos, lo que le ha permitido a consolidar su restaurante como un “negocio de autor”.

Con el delantal puesto, el conocido hostelero zaragozano protagonizó una Mesa Abierta patrocinada por Kalibo en la que desgranó su trayectoria y analizó los factores de su éxito. “Después de la selectividad, no tenía claro qué hacer y me fui a la mili. Mi familia compró un restaurante con unos socios y trabajé un tiempo allí. Al final, descarté el hacer una carrera y me puse a aprender hostelería trabajando, que es como se aprende“, explicó Martínez. Así, el hostelero trabajó en diferentes establecimientos y llegó a un sitio en el que el jamón era muy importante: “A mí se me daba bien cortarlo y me selecionaron de la revista Gourmet en los años 90 para un concurso de cortadores de jamón”. Tras ganar el premio, comenzó su periplo como cortador de jamón en eventos y presentaciones por todo el mundo en unos años en los que la profesión de cortador de jamón todavía no se conocía.

VÍDEO COMPLETO | Mesa Abierta con Félix Martínez, propietario de La Jamonería

A raíz de esto, en el año 2000 montó La Jamonería “pensando que iba a ser un negocio más pequeño de lo que al final ha sido”. Martínez aseguró que el llegar en la época de Internet y las redes sociales le ayudó mucho y lo ha convertido en un referente de la hostelería a nivel mundial: “El año pasado tuve visitantes de 85 países”.

Martínez ha sido siempre un autodidacta y su inquietud por aprender nuevas cosas lo llevó a posicionarse como uno de los pioneros en redes sociales que no pertenecían al sector del Marketing ni la informática, junto con un taxista de Oviedo, un sastre de Granada y un albañil de Valladolid. Esto sirvió para que todas las generaciones de profesionales pioneros en tecnología e Internet adoptaran el restaurante como su emblema y sitio de referencia para organizar comidas: “Crearon un hastag para La Jamonería que era #elhubtecnologicodezaragoza. Esto también me ha llevado a dar charlas en sitios que ni me imaginaba porque no tenían nada que ver conmigo”.

En La Jamonería han apostado por la diferenciación y por hacer sentir bien al cliente. “El mundo de la restauración, como todos, cada vez es más global. Las grandes cadenas se comen al que no tiene una diferenciación. Tienes que tocar muchos pitos hasta que ves cuál es el que suena. Es más divertido, pero también más estresante”, señaló. Por eso, Martínez saluda a los clientes, los nombra en redes, les enseña trucos de cortador de jamón e, incluso, escribe logotipos o mensajes en las natillas de postre para sorprender a los comensales.

“Lo mío no fue premeditado, lo fui haciendo sobre la marcha. Aunque no lo quiera, no dejo de pensar en el futuro, porque no me queda más remedio para el negocio, y por cómo soy yo”, añadió.

 

 

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies