ActividadesIndustriaVideo

#CARAaCARA | El sector de la automoción

  • Nueva entrega de las conversaciones entre Pedro Pablo Andreu (Fersa) y Eduardo Sanz (Airtex)

Pedro Pablo Andreu, director general de Fersa Bearings, y Eduardo Sanz, director general de Airtex, reflexionan en este vídeo acerca de la situación del sector de la automoción. “Aquí confluyen dos tendencias. Por un lado, la transformación del negocio con la electrificación, los vehículos autónomos, etc. Un cambio estructural que hace que cambie la cadena de valor porque antes lo más importante era el hardware y ahora es el software. Por otra parte, ha habido una crisis en la cadena de suministro, no hay componentes y además el transporte ha encarecido todos los suministros en el mundo. El corte de electricidad en China ha hecho ya la tormenta perfecta. Hay que buscar la solución para sobrevivir a la transformación del negocio con todas estas afecciones a la cadena de suministro”, explica Andreu.
Para Sanz, la electrificación y el uso de datos en la automoción se van a acelerar de manera muy importante. “Las grandes compañías han dado un paso adelante, pero les ha surgido el tema de los microchips, que es un problema grave para ellos”. Sanz asegura que “el caos de la cadena de suministro es un día a día bastante duro. Hay materiales muy complicados de conseguir por la escasez o por la poca capacidad de producción en China. Tenemos en el horizonte un año complicados” . Según sus previsiones, la falta de acero y de plásticos va a durar todo 2022, y es muy complicado que las empresas inviertan en nuevas cadenas de producción “de manera desorbitada”.
“Con lo que está pasando este año, todas las compañías están viendo que la única posibilidad es relocalizar en otras áreas geográficas. Esto es fácil decirlo, pero complicado hacerlo. Vamos a saturar las pocas fábricas de Europa, Turquía, Marruecos, países soviéticos… Va a haber que invertir y no sabemos quién podrá hacerlo. Si ponemos fábricas en Europa, el tema de los microchips no se solucionaría hasta 2030”, añade Sanz. Andreu también tiene claro que “se ha evidenciado el riesgo de deslocalizar en China y cree que se trasladará a otros países, pero en Europa es complicado”.
Sobre las previsiones, Andreu estima que en 2022 se crecerá, pero menos que la demanda. “Habrá menos coches, con plazos de entrega largos y subida de precios”. “Este final de año va a ser muy duro y continuará el problema de los microchips hasta 2024-2025. Todos los grupos prevén paros importantes”, añade Sanz.  La parte buena para las pymes, según Andreu, es que, “cuando hay problemas, se crea una oportunidad para los más pequeños”. Habrá que aprovecharla.
Compartir:
Redaccion