ActividadesAragónEntrevistasOtros serviciosVino a contar

Raúl Benito y la Ebocracia: más allá del vending

raúl benito presidente de eboca habla sobre la ebocracia
  • «Somos una organización muy horizontal y muy participativa, en la que facilitamos que las personas que quieran autogestionarse, lo hagan más»

Líderes en el sector del vending, Eboca es una empresa aragonesa con 40 años de experiencia. No obstante, si algo les caracteriza es el constante impulso de la innovación en la organización, tanto en sus productos como en su gestión interna.

Raúl Benito, presidente de Eboca, visita este ‘Vino a Contar‘ para hablar de la importancia que tiene el café en la empresa, sus prácticas de responsabilidad social y la gestión interna que realizan.

Ebocracia: la importancia del café y de la horizontalidad en Eboca

Pregunta: Eboca no es sólo vending y bien lo sabemos los que tenemos vuestras máquinas en nuestras oficinas. Hay mucho más detrás de vuestros cafés, ¿no?

Respuesta: Sí, prestamos servicios de vending pero lo hacemos con una especial vocación y un propósito. Cuidamos muchísimo el café porque es nuestro producto más singular y lo hacemos con nuestro estilo.

El café está seleccionado en origen en fincas ecológicas, y lo traemos nosotros con trazabilidad absoluta. Tenemos nuestro propio tostador y lo tostamos diariamente.

Todo está muy orientado a que el momento del café en las empresas sea un momento agradable y delicioso en el que fluya la creatividad. Estamos para ayudar a nuestros clientes en el trato que dan a sus personas.

P: Para eso, además de las máquinas, vosotros mismos diseñáis muchas veces también esos espacios del office de las empresas. 

R: Diseñamos, equipamos y atendemos los espacios en la medida que las empresas desean. Nosotros siempre decimos que el espacio con mejor ubicación y vistas debe ser el espacio donde los trabajadores puedan compartir ese momento. No es un espacio para el director general sino para ellos. En la medida que el espacio acompaña mediante luz, buen equipamiento, decoración y buena temperatura, hace que todo vaya mejor.

P: Hace algo más de un mes recibisteis el Premio de Responsabilidad Social de Aragón por uno de vuestros proyectos con el café…

R: Decidimos hacer lo que hacían nuestras abuelas pero a lo grande. Cada vez que elaboramos un café producimos algo que es un residuo como es el poso. Hasta ahora, este poso iba a la basura. Y hemos abordado un proyecto, ya en pleno funcionamiento, por el cual recogemos todos los posos que generamos, los almacenamos y procesamos en colaboración con la empresa Defeder y se convierten en un abono con base de poso de café. Además, se utilizan como abono en el Somontano en los viñedos de Viñas del Vero. Y esto lo hacemos con 70 toneladas de posos.

P: Nosotros tenemos Eboca en la oficina y he aprovechado estos días para hacer un poco de trabajo de campo con tus empleados que vienen a realizar los mantenimientos y me contaban que vuestra gestión de los Recursos Humanos es muy peculiar, algo así como una Ebocracia.

R: Sí, a nosotros no nos gusta llamarlo Recursos Humanos porque entendemos que somos mucho más que simples recursos. Y sí, hace unos años utilizábamos la Holacracia como sistema de organización y se nos quedaba un poco corta. Esta Holacracia era una manera de organizar el trabajo más horizontal donde las personas tenían una mayor capacidad de gestión.

Ahora nos encontramos un proceso de evolución, donde nos hemos quedado con elementos de la Holacracia, para llegar hasta los que llamamos Ebocracia. Somos una organización muy horizontal y muy participativa, en la que facilitamos que las personas que quieran autogestionarse, lo hagan más. Intentamos que las personas vengan a trabajar tal y como son.

Compartir: