Empresa Club

DSV utiliza tecnología puntera para acercarse al tracking en tiempo real de sus envíos

  • Los proveedores de transporte y logística están cerca de resolver la complejidad de rastrear envíos de mercancías en tiempo real

Como consumidores, somos cada vez más exigentes con la entrega de nuestros pedidos. Este cambio producido en los últimos años ha llevado a cambiar nuestra actitud también en el trabajo, implicando que la alta exigencia y la baja tolerancia con los errores se aplica ahora al negocio de la logística. La carrera de la industria del transporte por conseguir un seguimiento de la mercancía en tiempo real de principio a fin de su transporte y la ETA (tiempo estimado de llegada) es una realidad desde hace años. El principal reto ha sido encontrar una tecnología que pudiera hacerlo posible. La RFID o Identificación por Radio Frecuencia, por ejemplo, fue descubierta hace 20 años como un avance necesario, pero, hoy en día, el escaneo por código de barras es todavía el método más ampliamente utilizado por la industria para realizar el seguimiento de transporte.

Otro reto es la complejidad del proceso de entrega del envío. Si simplemente se tuviera que transportar un paquete de A a B, un receptor GPS básico podría encargarse tanto del seguimiento como de la estimación del tiempo de llegada.

Pero el transporte terrestre, por ejemplo, es mucho más complejo. Hay factores organizativos con los que lidiar (entregar en lugares diferentes, retrasos en diferentes ubicaciones), factores meteorológicos (lluvia y viento pueden provocar congestiones en el tráfico), y factores humanos (planificación de ruta, estilo de conducción, experiencia, incentivos), solo por mencionar algunos factores.

Otro gran reto para los transitarios es la implicación de un gran número de proveedores en el proceso de entrega y el establecimiento de un sistema de seguimiento del envío durante todo el proceso de entrega, reto que requiere que todas las partes implicadas trabajen con el mismo sistema y proporcionen los mismos resultados.

En DSV están desarrollando un seguimiento de los envíos terrestres en tiempo real, combinando tanto las nuevas tecnologías como las tecnologías ya consolidadas. Actualmente ofrecen varios servicios de tracking y el reto consiste en acercarse cada vez más al tiempo real. En una prueba piloto, empiezan el proceso de escaneado de los envíos cuando se recogen las mercancías en nuestros almacenes. Antes de salir, el conductor recibe una ruta recomendada de entrega, mientras que el destinatario recibe el tiempo estimado de llegada (ETA).

El tiempo estimado de llegada está basado en variables que incluyen el tiempo de conducción y la distancia. Si hay retraso en uno de los destinos, se calcula la nueva ETA para el resto de la ruta y se envía un nuevo mensaje sobre el estado del envío a cada transportista y destinatario. Toda la información es entregada a través del portal para clientes myDSV y puede incluir notificaciones push para móviles.

El siguiente paso consiste en usar la información existente GPS para realizar seguimiento en tiempo real y añadir aprendizaje automático. Aparte del tiempo de conducción y la distancia, el modelo DSV de aprendizaje automático analiza un amplio rango de datos históricos de transporte para predecir cómo va a desarrollarse cualquier envío. Cada 15 minutos hay una nueva predicción de cuándo llegará el envío basada en la información GPS. Si, de repente, la predicción del tiempo de llegada no coincide con el objetivo, se envía una notificación al destinatario.

La parte más destacada es que el modelo aprende durante todo el proceso, así que si los tiempos del ferry, tiempos de descanso o cualquier otro aspecto cambia, el modelo de predicción cambia en consecuencia. La aplicación de tracking, además de la estimación de la ETA, también optimiza las rutas de los conductores para que el conjunto de entregas y recogidas que realiza cada camión sea lo más rápida posible.

Los avances de DSV en el seguimiento de envíos en tiempo real muestran buenos resultados hasta ahora y es una de sus áreas prioritarias de mejora. Con expectativas crecientes de precisión, velocidad y control de costes, saber dónde están los envíos y cuándo van a llegar puede jugar un papel crucial.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies