ActividadesMesa abiertaReportajes

Tirso Vázquez (Kintech): «La energía renovable todavía está por explotar a nivel mundial»

 

Inventores por naturaleza. Así define Tirso Vázquez a su equipo -y también a sí mismo-. Con una carrera en ingeniería industrial, ha co-fundado nada más y nada menos que tres empresas: Kintech Engineering, Measwind y Bombeatec, y todas ellas destacan en el panorama de las renovables -eólica y solar- a nivel nacional e internacional. Hoy conocemos un poco más sobre su trayectoria y sus compañías en una ‘Mesa Abierta’ de Redacción con Ramón Añaños (Cámara Zaragoza) y Óscar Sanz (Kalibo).

Además, puedes ver el vídeo en directo en el que responde a cuestiones tan específicas como la financiación de los parques eólicos y solares, la mejor forma de rentabilizar dichas instalaciones o las fórmulas exitosas para medir tanto el recurso eólico como el solar.

Tirso Vázquez: De “empresa garaje” a recibir un premio en exportación

“Mi hermano y yo siempre habíamos tenido vocación de inventores. Empezamos con nuestra empresa tipo garaje”, recuerda Vázquez. El primer prototipo que crearon nació de forma casual: “Yo estaba trabajando en la oliva, en el año 1999, y nos fijamos en un aparato, una especie de estación meteorológica, que servía para evaluar el recurso eólico. Investigamos y comprobamos que era de origen norteamericano y además muy caro. Pensamos que lo podíamos hacer mejor”. 

Y se pusieron manos a la obra. “En lo que nos equivocamos es en que creíamos que lo podíamos tener en dos semanas, luego fue un año”, cuenta mientras se ríe. “Después, a este primer prototipo, le incorporamos el control remoto. Fue un reto complicado, pero no lo tenía nadie. Eso fue lo que nos hizo diferenciarnos con la competencia”, recuerda.  

Tirso Vázquez, co-fundador de Kintech Engineering, Measwind y Bombeatec

Óscar Sanz (Kalibo), Ramón Añaños (Cámara Zaragoza) y Tirso Vázquez (Kintech)

Con el primer diseño terminado comenzaron a vender en España y pronto dieron el salto a nivel internacional: “Al final lo que necesitábamos como empresa, obviamente, eran clientes. Tras las primeras ventas con cuenta-gotas, un grupo árabe nos hizo una compra de 15 aparatos, y ya nos parecía que éramos la GeneralMotors-”, sonríe Vázquez. “Empezó a coger velocidad la rueda y nos lanzamos a intentar el tema de la exportación”. 

El hecho de estar en un mercado de nicho, en el cual las tiradas a nivel mundial eran muy pequeñas y con un desarrollo tecnológico muy costoso, hizo que Vázquez se decantara pronto por la exportación de su producto: “Aunque en España estuviéramos bien posicionados, con la ayuda de Cámara nos sumamos a ese proyecto de internacionalizarnos”. 

¿Cómo lo consiguieron? “Nuestra metodología fue la de formalizar oficinas comerciales y filiales. Por ejemplo, mandamos un ingeniero a Brasil. Comienza a trabajar en desarrollo allí y a conocer poco a poco a los promotores eólicos y solares del lugar. Partiendo de cero, ya que ellos no conocen nuestro producto. De esta manera, tres o cuatro años después, teníamos el 60% de la cota del mercado de Brasil”. 

Tirso Vázquez, co-fundador de Kintech Engineering, Measwind y Bombeatec

Tirso Vázquez, durante la ‘Mesa Abierta’ de Redacción

Esa misma fórmula la repitieron en Europa, en América y en Asia. “También abrimos filiales. Gracias a eso sobrevivimos porque como sabéis en 2014 se paró en seco el sector de renovables en España. Se vendía cero, pero nosotros no lo notamos porque ya exportamos  mucho”. Una expansión que les otorgó el premio PYME Exportadora 2016 en Aragón. 

Respecto al futuro, señala que “nuestro desarrollo de negocio sigue estando ligado al mercado eólico y solar. Al final es un mercado que está en expansión mundial. No olvidemos que en España el 50% de la energía es de origen renovable, mientras que en el resto del mundo no es así. La diferencia entre la eólica y la solar es que el viento es muy difícil de medir, mientras la solar es más regular a lo largo del terreno. Pequeñas variaciones de viento generan grandes variaciones de la energía que yo puedo vender a lo largo del año”, explica Tirso. 

También te puede interesar un ‘Canal Expositivo’ sobre resolución de conclictos en licitaciones públicas en el que partició Kintech Engineering

Kintech, Measwind y Bombatec, las tres empresas especializadas de Tirso Vázquez

Desde Kintech Engineering, crean y fabrican sistemas de adquisición de datos y sensores para la evaluación de recursos eólicos y solares. Han desarrollado Atlas, un sofisticado software de análisis de datos: “En principio era una herramienta enfocada al uso del hardware, pero la “avanzamos” para que sirviera para el tratamiento de datos”, subraya Tirso.

Por su parte, Measwind suministra e instala «llave en mano» estaciones de medición de recurso eólico y solar en todo el mundo. Con oficinas en 4 países, Measwind cuenta con diferentes equipos de técnicos y escaladores para realizar trabajos simultáneos de instalación y/o mantenimiento, siendo la empresa de instalación con mayor proyección internacional en este momento. Y, por último, desde Bombatec se son especialistas en bombeo solar fotovoltaico​ para el sector agrícola.

¿Y qué diferencia la medición del recurso eólico del solar? “Mientras el viento es muy difícil de medir, la radiación solar es más regular a lo largo del terreno. Por ejemplo, pequeñas variaciones de viento generan grandes variaciones de la energía que yo puedo vender a lo largo del año”, señala Tirso. “Para medir el recurso eólico necesitamos unos 12 meses e incluso a veces se determina que no es rentable una determinada colocación transcurrido ese tiempo”.
Tirso Vázquez, co-fundador de Kintech Engineering, Measwind y Bombeatec

Ramón Añaños, moderador de la mesa

Diseñar un parque eólico de forma eficiente es “fundamental” para que sea rentable. Por ello utilizan una metodología estudiada y perfeccionada para medir el recurso eólico: “Utilizamos un mapa digitalizado del terreno, donde se establece un micrositing, que es un estudio donde se calcula el número de turbinas a disponer de tal manera que no se hagan sombra”, explica Tirso.

La medición solar, aunque es más sencilla como contaba Vázquez, también “tiene lo suyo”, porque “en algunos casos también hay que medir la radiación difusa -existe radiación directa y difusa, esta última es el resultado del reflejo de las nubes y del suelo-. En esto hubo una empresa zaragozana, Molinos del Ebro, que fue pionera en estaciones de concentración”. Además, se utilizan meteos con una serie de instrumentos capaces de conocer la radiación que reciben los paneles y medir su comportamiento.

Sobre el futuro, el co-fundador de estas tres empresas señala que “nuestro desarrollo de negocio seguirá estando ligado al mercado eólico y solar. Al final es un mercado que está en expansión mundial. No olvidemos que en España el 50% de la energía es de origen renovable, mientras que en el resto del mundo no es así”.

Compartir: