ActividadesDe La Crème

Organización, cambio y personas: los nuevos retos de las empresas

De la creme - organizaciones cambio y personas
  • «Si queremos retener talento, hay que tener muy claro que la gente no concibe una empresa en la que no hay un proyecto compartido o que no hay una concordancia entre lo que quiero y lo que la empresa quiere de mi»

La gestión de personas se enfrenta a nuevos retos. La incorporación de la tecnología, las nuevas formas de trabajo y las generaciones actuales han supuesto un cambio de paradigma.

A este respecto, los Recursos Humanos no han de olvidarse de exprimir el potencial de cada persona dentro de las empresas para formar equipos eficientes, resilientes y motivadores.

Abordamos en este ‘De La Crème‘ junto a un grupo de expertos cómo hacen frente las organizaciones a este desafío.

Cambio y desarrollo de equipos, los nuevos paradigmas de los Recursos Humanos

  • ¿Estamos viviendo un cambio de paradigma en el sector de los Recursos Humanos?

Miriam Moreno: Creo que lo que llamamos nuevo paradigma, ha estado siempre. Es cierto que ahora mismo, estos nuevos paradigmas tienen que ver, sobre todo, con auto organización y redes, se están cada vez incorporando más a las organizaciones.

Eduardo Villarroya: Totalmente. Hoy por hoy todavía es más importante tener claro el concepto holístico de empresa. Si queremos retener talento, hay que tener muy claro que la gente no concibe una empresa en la que no hay un proyecto compartido o que no hay una concordancia entre lo que quiero y lo que la empresa quiere de mi.

Gabriel César: Hay una frase que a mi me gusta mucho que escuche de un ponente y es que, no era un cambio de época sino una era de cambios. Recursos Humanos tiene por delante una gran labor que hacer, que es incorporar a estas nuevas generaciones y sus emociones y necesidades.

  • ¿Son capaces de adoptar las organizaciones esas nuevas fórmulas con rapidez?

Raúl Benito: Las organizaciones son organismos complejos, y las personas también lo somos. Cuando tú juntas a un montón de personas, la complejidad pasa a ser exponencial. Los cambios culturales no se adaptan rápidamente, excepto en situaciones absolutamente dramáticas. La adopción es incremental y lenta en una determinada dirección.

Eduardo Villarroya: Tiene una contestación rápida: tendrán que adaptarse o morirán. Va a ser una necesidad, sino se van a encontrar sin personas que quieran trabajar a largo plazo en la compañía.

Gabriel César: El 80 u 85% de las empresas españolas son empresas de menos de 15 trabajadores o de menos de 25. Aquí es donde se encuentra el verdadero reto, que no va a ser fácil y va a ser lento, pero vivimos en la época de la inmediatez.

Las nuevas demandas de las personas en las empresas en la actualidad

  • Echando la vista atrás, ¿cómo ha evolucionado la relación de las personas con el trabajo y el tiempo?

Eduardo Villarroya: Creo que antes la implicación se presuponía más a cambio de un salario, y actualmente no es suficiente. Si queremos que las personas duren en el tiempo, tenemos que asegurarles estas demandas.

Miriam Moreno: Sí que es cierto que las nuevas generaciones están poniendo encima de la mesa algunas cuestiones que tienen que ver el equilibrio entre la vida profesional y personal. Cada vez escucho más a personas que pertenecen a la Generación X, que ya tienen cierta edad, hablando también de esto y deseando un cambio.

Raúl Benito: Las personas dedican energía al trabajo por tres razones: necesidad, valores y pasión. Pero creo que el mix ha cambiado, ahora hay más pasión pero tal vez hay menos valores o menos cumplimiento del deber y menos necesidad.

  • ¿Cuáles son las nuevas fórmulas de gestión del talento?

Gabriel César: Algo que no es habitual es el decir «hablemos» y conocer las necesidades del trabajador y lo que espera de la empresa. Es importantísima la comunicación en este sentido. La clave es incorporar personas que tengan los mismos valores, ganas de hacer y necesidades que la empresa.

Eduardo Villarroya: A nivel global: agilidad, flexibilidad y personalización. Para mi son tres palabras que tienen que estar muy claras en la empresa para poder gestionar el talento.

Tecnología y organizaciones, ¿qué depara el futuro?

  • Respecto al futuro, ¿cómo crees que evolucionará la gestión de personas en diez años? ¿la parte tecnológica absorberá a la humana?

Miriam Moreno: Los avances tecnológicos son maravillosos y bienvenidos, soy muy ‘friki’ de la tecnología. Ahora mismo lo más avanzado en lo que andamos es en la Inteligencia Artificial y es sabido que tiene una serie de sesgos que pueden, si no hacemos algo, generar más desigualdad de la existente. Poniendo medidas para contener esto va a ser todo muy positivo, como lo fue la digitalización, la automatización y la robotización. Se han creado profesiones nuevas, pero la masa entre los que han desaparecido y los nuevos no están en el mismo punto.

Raúl Benito: Bola de cristal no tengo, pero creo que las nuevas tecnologías y herramientas, como puede ser la Inteligencia Artificial, van a tener un efecto para que las personas puedan aportar su singularidad: humanidad, empatía, visión, sensibilidad, etc. La tecnología nos va a quitar carga de trabajo de poco valor y dejará espacio para que las personas aportemos todo este tipo de cosas propias.

El Café Restaurante 1885 albergó este ‘De La Crème’ que contó con la participación de Lucía Canut, de Coloriuris, patrocinadores de este formato y empresa encargada de «certificar lo que ocurre en internet».

Escucha aquí el podcast ‘Organización, Cambio y Personas’ de Cámara de Comercio de Zaragoza

Compartir:
Redaccion