ActividadesFormatosMesa abierta

Luis Aparicio: “Tenemos un sector textil potente en ámbitos especializados”

  • El presidente de FITCA y director de Ditex2 protagonizó esta Mesa Abierta 

Aragón tiene mucho que decir en el sector de la moda. Nos lo contó Luis Aparicio, presidente de FITCA (Federación de Industrias Textiles y de la Confección de Aragón) y director de la firma textil Ditex, además de miembro del Pleno de Cámara Zaragoza, durante una Mesa Abierta patrocinada por Kalibo.

Ditex2 tiene una trayectoria de unos 40 años y Aparicio es la segunda generación de la empresa familiar, en la que empezó muy joven. “Yo empecé hace unos 32 años, aprendiendo el negocio. Pasé a llevar la dirección comercial de la empresa y ahora soy el director general”. La empresa cuenta con entre 13 y 18 empleados y empezó trabajando para grandes cadenas de distribución (Alcampo, Carrefour) hasta que llegó la deslocalización y tuvieron que “cambiar de rumbo”. “Ahora hacemos ropa deportiva altamente personalizada. Trabajamos para marcas muy importantes y damos también servicio de merchandising textil”.

Aparicio estudió Empresariales y siempre se interesó mucho también por la informática. El asociacionismo ha estado muy presente en su vida. Fue vicepresidente de la AET, una asociación de jóvenes empresarios de la Escuela de Empresariales, y hasta entrar como presidente en FITCA (donde lleva siete años) también formó parte de la asociación Aragón Midi-Pyrénées (Aramip) para potenciar las relaciones comerciales entre Aragón y Francia.

El empresario habló sobre FITCA, que engloba a todo el sector de la industria textil y la moda de Aragón. “Tenemos un sector muy potente en ropa laboral y deportiva. Además, el mundo de la moda empieza a despertar”. También hay empresas que fabrican toldos, asientos de coches, colchones, fibras de poliéster, etc. “Es un sector con muchos retos por delante”. Para Aparicio, el objetivo es que el sector esté bien y que “otras empresas quieran establecerse aquí”.

“Aragón fue una potencia en confección en los años 70 y 80. Cataluña también. Confecciones Teruel llegó a tener 900 empleados y fabricaba para firmas como Lacoste. Había mucha especialización en prendas de manga (abrigos, parkas, etc) y muchos confeccionistas de moda “pronto” (en cuanto había una tendencia, la fabricaban y la ponían a la venta en tiendas multimarca). Pero en los 90 llegó la deslocalización  y hubo una debacle en el textil. Solo continuaron las que se especializaron, dando valor añadido a sus productos. El sector se redujo a un 25% de lo que era”, relata Aparicio.

Después de esto vinieron la crisis económica, el Covid, los problemas con las materias primas y la cadena de suministro, el incremento de costes energéticos, la guerra de Ucrania… “Está siendo una situación difícil para todos y volvemos a hablar del kilómetro cero. Hay una parte de producción que se ha relocalizado, sobre todo series pequeñas y medias para evitar problemas de no tener la mercancía a tiempo. Y hay empresas que están invirtiendo en tecnología porque hay que diferenciarse y dar valor añadido a tu producto”, señala Aparicio.

Además, ahora se empieza a poner el foco en la sostenibilidad, ya que a partir de 2025 va a ser una obligación por la ley europea y Aparicio cree que hay que empezar a divulgar la importancia de usar tejidos sostenibles y que duren más par ano desechar tanta ropa, sobre todo entre los jóvenes. Además, propone crear unas ecotasas para los que vienen de fuera, que generan más huella de carbono, aunque sabe que “es difícil poner puertas al campo”.

Otro tema del que se habló fue la formación. “Es complicado que la confección vuelva a sus cifras anteriores porque se han perdido dos generaciones por la deslocalización y falta gente interesada en el sector”. Sin embargo, sí que existe un grado público de diseño de moda, otro privado y academias de gran nivel y hay mucha gente interesada en formarse en esto. Pero en estos grados se enseña más diseño y patronaje y poco a manejar una máquina de coser. “Ahora en Aragón no hay prácticamente talleres y hay que recurrir a otras comunidades. Hay relocalización, pero no hay suficientes talleres ni personal formado”.

Estuvieron presentes en esta Mesa Abierta Jaume Raventós (Togrowfy) y Diego Hidalgo (Trangoworld).

Compartir:
Redaccion