ActividadesFormatosIndustriaLo que dure un jamón

#Loquedureunjamón: La industria cultural

  • Vicky Calavia moderó un debate en el que la vicealcaldesa, Sara Fernández, y el director de Prames, Rafael Yuste, fueron los protagonistas

Muchos fueron los temas a tratar en esta sesión de ‘Lo que dure un jamón’. El tema central fue la industria cultural, incidiendo en la independencia, la sostenibilidad económica y el apoyo público, y dio lugar a un debate muy animado entre diferentes empresarios del ámbito cultural.

La gestora cultural Vicky Calavia moderó una mesa con la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, y el responsable de la editorial Prames y presidente de la Asociación de Editores de Aragón, Rafael Yuste. La sesión estuvo patrocinada por Beka Finance y Digital Hand Made, representadas por Jorge Vilarrubí y Sergio Losilla, respectivamente, y contó con la colaboración de Jamón de Teruel, Cervezas Ambar, Aragón Alimentos, Bodegas Esteban Martín y Martín Martín.

El debate comenzó centrando la definición de cultura, algo que “tiene mucho que ver con la sabiduría y el conocimiento, que es alimento para el cerebro y para el alma”, según Fernández, “pero también es un sector económico fundamental y necesario”. “Es importante que nos creamos que somos un sector que genera economía y da empleo“, añadió Yuste. De hecho, según explicó Calavia, la cultura representa el 2,4% del PIB en España desde 2019 y Aragón lideró el año pasado el gasto medio en cultura por primera vez, con 261 euros anuales por habitante.

¿Cómo se financia la cultura? Este fue uno de los temas clave en el debate. La vicealcaldesa señaló la posibilidad de que un tercio sea financiado por la administración, otro tercio por las empresas y la última parte por el público que lo disfruta. “La política fiscal no debe entorpecer la cultura y habría que hablar más entre las diferentes instituciones”, señaló Fernández, quien también incidió en la dificultad para encontrar interlocutores definidos que representen a las empresas del sector.

La vicealcaldesa también apostó por una ley de mecenazgo “en condiciones” porque cada vez hay menos patrocinios y “la inversión que antes iba a cultura se va más a la parte medioambiental”. Yuste compartió la idea y apostó por “fórmulas que den visibilidad y exenciones para las empresas”. En este punto fueron muchos los asistentes que quisieron aportar sus ideas y puntos de vista, así que hubo más de 20 intervenciones de empresarios de la industria cultural, gestores culturales, y otras organizaciones, fundaciones y empresas que colaboran con la cultura y el deporte.

La subdirectora de Cámara Zaragoza, Nieves Ágreda, intervino al final para destacar la importancia de la actividad cultural para la salud de las sociedades, la necesidad de avanzar en el nivel de consumo del producto cultural y la oportunidad de que el compromiso de las empresas al apoyar la cultura se vea recompensado por el mercado.

Entre los asistentes estuvieron también Paco Simón, Chema Fernández, Mateo Vicente, Susana García, Juan Royo, Adriana Oliveros, Carmen Sánchez, Ángel Moreno, Belén Teruel, Olga Julián, Enrique Torguet, Isabel Paricio, Amaury Cabrera, Mercedes Penacho, Pedro Barreiro, Ana Rodríguez, Antonio Luna, José Artigas, Sergio Juste, Carlos Gacías, Miguel Bielsa, Miguel Ángel Heredia, Mariela Cisneros, Adrián Ibáñez y Ángel Ibuarben.

Compartir:
Redaccion