ActividadesComunicaciónEncuentros DIRCOMMarca

Julián Reyes: “El cómo se dice es mucho más importante que el qué se dice”

  • El coach en comunicación, keynote speaker y consultor para discursos participó en el último ‘Encuentros con’ organizado por la Fundación Basilio Paraíso y Dircom

¿Qué idea queremos que recuerde la audiencia? Esto es lo primero que debe preguntarse un líder antes de realizar una comunicación poderosa para que la audiencia recuerde, según explicó Julián Reyes, coach en comunicación, keynote speaker, presentador de televisión, periodista, consultor para discursos y presentaciones en España y América Latina y especialista en neurociencia. Fue en una sesión de ‘Encuentros con’, organizada por la Fundación Basilio Paraíso de Cámara Zaragoza y Dircom Aragón.

“Solo disponemos de segundos para captar la atención y pocos minutos para mantenerla, así que es necesario que un discurso sea breve y nunca superior a 18 minutos“. Estos son algunos de los consejos para hacer una presentación eficaz que ofreció Reyes. Explicó que las hormonas tienen mucho que ver a la hora de realizar una comunicación poderosa y eficaz. “La testosterona es fundamental para mantener la confianza en el mensaje que se transmite y en cómo se transmite y eso hace posible conectar con la audiencia y conseguir su confianza. En el otro lado, apunta, está la hormona del cortisol, que deriva en estrés e inseguridad”.

Conectar con la audiencia desde el lado emocional, con una apertura directa, un relato en forma de storytelling, con una idea central absolutamente clara, sin ego, despegado del resultado y con mucha pasión son algunos de los consejos de Reyes para que la comunicación se convierta en una experiencia memorable.

Reyes insistió en que el lenguaje corporal pesa mucho más que el contenido: “el cómo se dice es mucho más importante que el qué se dice”. En este sentido, también la observación y la escucha activa son vitales. En concreto, para comunicación interna recomendó hacerlo  a través del video porque en el lenguaje escrito se pierde parte del factor humano, que es el lenguaje corporal. Reyes apuntó que la pasión es clave en el proceso del sí de la audiencia y el lenguaje escrito no tiene coordenadas emocionales. “Para que esta comunicación audiovisual sea efectiva es importante no frenar en exceso las emociones que el orador siente, siempre y cuando estén en consonancia con el mensaje”.

Para Reyes el storytelling es vital para la comunicación siempre que proceda, que tenga sentido y que apoye el mensaje principal. “Contar historias es la única técnica que toca las tres claves del aprendizaje humano: auditivas, visuales y kinestésicas y, además, queda en el inconsciente y se abre el canal para que sea memorable y pueda persuadir y convencer”. Eso sí, debe ir unido al storydoing. “Se trata de la ejemplaridad del líder verdadero. Y eso es comunicación”.

Motivación, lenguaje positivo y optimismo son, según Reyes, las tres claves fundamentales para que los líderes verdaderos sean capaces de inspirar a sus equipos, sobre todo en situaciones tan difíciles como la provocada por la Covid-19. “En esta nueva realidad, la verdad transmite e impacta mucho mejor que la impostura“.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies