ActividadesDesayunos de InternacionalFormatosInternacional

Finaliza el ciclo sobre ‘Operaciones triangulares’

Operaciones triangulares
  • Dos sesiones cortas trataron el tema de las formas de pago y los certificados de origen en esta última jornada del ciclo sobre ‘Operaciones triangulares’

Tras recibir más de un centenar de consultas sobre operaciones triangulares en lo que va de año, el área de Internacionalización de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza ha programado varias actividades sobre el tema para las empresas interesadas. Hace unas semanas tuvo lugar la última de las jornadas, un desayuno de trabajo que se dividió en dos sesiones: una sobre las formas de pago y otra sobre los certificados de origen.

El desayuno tuvo lugar en las instalaciones de Caja Rural, patrocinador de la jornada, y la responsable de Negocio Internacional de Caja Rural, María Pérez, fue la encargada de dar la bienvenida y presentar a los ponentes: Francisco José Varela, colaborador de Caja Rural, y Elena Pellejero, técnico del área Internacional. La jefa del servicio de Consultoría Internacional de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Marta Sorbed, introdujo este último desayuno del ciclo de triangulares señalando la particular incidencia que los medios de pago y el origen de las mercancías tienen en la planificación de las operaciones triangulares.

Varela realizó un breve repaso sobre la mecánica de los créditos documentarios, recordando la regla de la independencia de créditos documentarios frente a contratos y la regla de la independencia de documentos frente a mercancías. Hizo un recorrido por los diferentes medios de pago, desde la transferencia hasta productos más complejos y aseguró que “garantizar la seguridad de las operaciones dependerá del grado de confianza entre las partes”.

En la sesión se plantearon las posibilidades de asegurar la operación y de financiarla por parte del intermediario, así como los riesgos que las entidades financieras están viendo en este tipo de operaciones. Otro tema importante que explicó Varela fue el de la Cesión del Crédito. “El beneficiario de un crédito documentario puede ceder los derechos de ese crédito en la totalidad o en una parte a un tercero (proveedor final en las operaciones triangulares) a través de un acuerdo entre intermediario y proveedor final, transmitiendo al banco instrucciones en favor del proveedor”. En este caso, si el crédito documentario “no saliera bien”, el proveedor final de la mercancía se vería de la misma manera afectado que el intermediario.

En cuanto a los créditos ‘back to back’, Varela aseguró que son menos habituales “por los riesgos inherentes a la operación. En este caso se puede utilizar el beneficio de los fondos que se esperan de un crédito documentario para abrir un segundo crédito documentario. La garantía de un crédito documentario permite abrir otro crédito”. Se trata de operaciones de un riesgo elevado, tanto porque son complejos de estructurar (el crédito secundario debe requerir idénticas condiciones y documentos que el crédito original, pero limitando los plazos de presentación) y porque puede darse el caso de que el intermediario se vea obligado a pagar sin haber recibido el pago del comprador. “Se trata de dos créditos independientes”.

En los Créditos Transferibles, el beneficiario de un crédito documentario (intermediario) puede ceder a un tercero el uso de ese derecho, capacitando a un tercero a que presente los documentos. “Un crédito es transferible solo si así se indica en el condicionado del mismo y solo puede transferirse una vez, aunque si hay embarques parciales sí que puede transferirse a diferentes proveedores la parte proporcional del crédito”.

Pellejero centró su sesión en los puntos principales a estudiar sobre el origen de la mercancía cuando nos enfrentamos a una operación triangular, ya sea como proveedores, intermediarios o importadores: la clasificación arancelaria de la mercancía, el valor en aduana y el origen de la mercancía. “Lo primero que se debe tener en cuenta es el origen de las mercancías porque no se puede opacar en una operación triangular y su correcta justificación puede suponer un ahorro de costes”, señaló. La clave está en diferenciar los conceptos origen y procedencia. “Las empresas deben estudiar de dónde es el producto, es decir, dónde ha sido fabricado o transformado sustancialmente para su correcta declaración de origen en aduanas. No se debe confundir origen con país de procedencia, que es desde dónde se envía, y con la etiqueta ‘made in’, que simplemente refiere a normas de comercialización internas”.

En las operaciones triangulares el intermediario es el que coordina y articula la operación. Este siempre tiene que estudiar si el país de origen y destino tienen firmado un TLC. En caso de que exista un acuerdo, se debe analizar el origen de la mercancía y cómo su correcta declaración y acreditación de origen documental en aduanas puede suponer un ahorro de costes (aranceles). Asimismo, esto puede tenerse en cuenta desde el punto de vista logístico ya que todos los TLC contemplan la norma del transporte directo a la hora de otorgar origen preferencial a las mercancías, según explicó Pellejero. Otro punto contemplado en los TLC es “la acumulación de origen” que puede darse en operaciones triangulares ya que hay varios países implicados.

Pellejero aseguró que la responsabilidad de declarar el origen correctamente es siempre de la empresa que firma el documento de origen y nunca del organismo emisor (aduanas/Cámara de Comercio). Así, en las operaciones triangulares es necesario estar en posesión de las declaraciones de proveedor en las que se declara el origen de las mercancías y nos permite justificar de manera correcta el origen que puede justificar una reducción arancelaria.

La sesión finalizó con una reflexión que toda empresa debe realizarse como importadora o clientes final de una operación triangular: ¿A qué país me interesa comprar? Pellejero insistió en la importancia de analizar bien el origen de la mercancía, los TLC firmados por la UE, los países SPG, la logística y el flujo documental de la operación. “Conocer bien cómo funcionan los acuerdos con otros países o uniones aduaneras y qué ventajas se contemplan para mercancías con orígenes preferenciales puede suponernos un ahorro de costes“.

Cámara Zaragoza sigue apostando por la internacionalización y ayudando a las empresas que quieren salir a los mercados exteriores a través de asesorías, seminarios técnicos y herramientas, dentro del Plan Cameral de Internacionalización diseñado por el Gobierno de Aragón y las Cámaras Aragonesas como instrumento de acompañamiento a la empresa.

Compartir:
Redaccion