#ZaragozaMarcaActividades

Félix Arrizabalaga (ATADES), el tercer sector y su vinculación con la empresa

Félix Arrizabalaga (ATADES). el tercer sector y su vinculación al mundo de la empresa
  • «Hemos pasado de un modelo asistencialista a un modelo donde la persona ha de estar en el centro»

Félix Arrizabalaga, gerente desde el año 2008 de ATADES, charla en este ‘Zaragoza Marca‘ junto a Enrique Torguet, director de Comunicación, RR.II y ESG en Grupo Agora, sobre la labor social de la entidad, su unión al mundo laboral y el papel del mundo de la empresa.

ATADES y el tercer sector: la financiación público-privada

Pregunta: Has estado dentro del ámbito sindical y ahora estás en el mundo ejecutivo-directivo. Tienes una visión completa de la gestión, ¿cómo describirías el tercer sector?

Respuesta: El tercer sector es tremendamente diverso. Creo que está siendo muy dinámico y está en una evolución casi traumática desde hace 30 años cuando se empezaron los procesos de profesionalización. Además, con la vista fija, no sólo en lo que se mueve dentro de nuestro sector, en las estrategias y en las dinámicas que gestionan el resto de empresas. Creo que todos los gestores que estamos dentro del tercer sector, tenemos claro que, con independencia de nuestros valores, las técnicas de gestión tienen que ser muy similares a las de la empresa ordinaria.

P: PricewaterhouseCoopers hizo un estudio que dice que en el sector hay 30.000 entidades, más de 2 millones de personas involucradas y una financiación de 10.500 millones, representando el 1’41% del PIB nacional. Si tuvieras qué definir el sector, ¿es grande e importante o atomizado y pequeño?

R: Creo que es grande y atomizado. El sector es muy diverso, te puedes encontrar grandes entidades de ámbito nacional con trayectorias muy consolidadas, así como pequeñas entidades dentro del ámbito local. Dentro del ámbito de la discapacidad intelectual, que es en el que nosotros nos movemos, podemos encontrar desde organizaciones como Gureak, con centros especiales de empleo que facturan por encima de 200 millones de euros al año, a entidades locales que posiblemente no tenga presupuestos superiores a los 5000 euros. Y de entidades que atienden a miles de personas, a otras que sus dinámicas no llegarán a la veintena. Todo esto, en ocasiones, es un problema, porque en los ámbitos locales el hecho de que esté tan atomizado hace que las iniciativas pierdan capacidad de impacto.

P: El gran reto es la financiación, ¿no?

R: Sí, y depende también muchas veces del sector. En el ámbito de la cooperación o el desarrollo, donde hay grandes ONGs, el porcentaje de financiación privada está por encima del 40%. En nuestro caso, el mix que tenemos de ingreso privado-público es un 30-70. No es un porcentaje habitual en el sector de la discapacidad intelectual, donde habitualmente el ingreso privado no supera el 10%. ¿Vivimos de la subvención? No, Atades su principal fuente de ingresos proviene de la externalización de servicios por parte de la administración. También hay que aclarar que recibir fondos de subvenciones no implica que el trabajo que estés realizando tenga menos valor o la falta de fiscalización de esos fondos.

Félix Arrizabalaga (ATADES). el tercer sector y su vinculación al mundo de la empresa

El cambio de modelo y la importancia de los centros especiales de empleo

P: Es paradójico que en estos tiempos de Inteligencia Artificial, esté retrocediendo la inteligencia humana. Cuando nos vamos a vuestro foco de atención, nos encontramos que aún hay mucho que hacer. 

R: Sí, hay mucho que hacer y mucho por descubrir. ATADES es un acrónimo y su ‘S’ es de ‘ subnormales’. Cuando ATADES se crea en 1962, estaba todo por escribir. Desde entonces han evolucionado mucho la sociedad y las organizaciones, pero creo que estamos en un momento de reescribir. Los modelos con los que se empezaron a trabajar ya no son los modelos con los que queremos trabajar: hemos pasado de un modelo asistencialista a un modelo donde la persona ha de estar en el centro. Tenemos que repensar estos modelos para potenciar las capacidades de cada persona. Intentamos que estas personas sean autónomas y nosotros les ayudamos para evitar que corran riesgos en su desarrollo.

P: Habéis creado una unidad para personas que están en ese límite del 6’7% fronterizo…

R: Creo que en la sociedad somos muy de poner etiquetas a todo, también a las personas. Cuando hablamos de los ‘Ninis’, no entramos detrás de esa idea del joven que ni estudia ni trabaja. Una de las realidades es que entre el CI de 60 y el CI de 75, se encuentra el 15% de la población. Y cuando estás entre estos coeficientes y además tienes dificultades en dos áreas relacionadas con las habilidades adaptativas o ejecutivas, puedes tener un diagnóstico de de función intelectual límite, Y muchas veces estas personas no han recibido los apoyos educativos necesarios y han tenido problemas de desarrollo con su entorno, y esto ha generado una situación de exclusión. En ATADES, tanto en zona urbana como en rural, estamos buscando a estas personas a través de la colaboración de múltiples entidades para poder trabajar con ellas y facilitar su introducción al mercado de trabajo y mejorar sus capacidades individuales diarias. Estamos obteniendo resultados muy positivos con inserciones laborales por encima del 75%.

P: Tenéis centros especiales de empleo, a destacar algunos como el taller de cerámica o ‘Cielos de Ascara’ con los productos de Gardeniers. ¿Sabe la gente qué es un centro especial de empleo?

R: Un centro especial de empleo es una empresa cualificada en la que, al menos, el 70% de su plantilla tiene una discapacidad diagnosticada superior al 33%. En Aragón tenemos tres centros especiales de empleo: Gardeniers, Oliver y Logística Social. En ellos trabajan más de 400 personas y un 80% tiene una discapacidad superior al 33%. El reto es que estas personas puedan pasar a la empresa ordinaria. Y posiblemente pongamos un cuarto centro especial de empleo dedicado al cultivo de hongos.

Reinversión social y el desarrollo con el sector empresarial

P: Has hablado de la empresa. Creo que hay que afrontar una lucha contra el miedo y el desconocimiento.

R: La empresa es un aliado y, además, cada vez la conciencia social es más importante. Sí que es cierto que siguen existiendo esos estigmas y etiquetas y muchas veces el desconocimiento sobre estas personas genera incertidumbre y miedo. Aún nos queda mucho trabajo juntos.

P: Hay un valor que siempre tenemos que manejar en la empresa que es el retorno de inversión. Vosotros hicisteis un trabajo de retorno de la inversión social. 

R: Los centros especiales de empleo cuentan con subvenciones porque, al final, las estructuras o las productividades no son las mismas. Junto a ECODES intentamos visibilizar y poner números a por cada euro de subvención pública que recibíamos, qué era lo que generábamos. Y la realidad es que generamos casi 5 euros por cada euro de dinero público recibido. También aportamos intangibles.

P: Has comentado esa visión también asistencial, donde también hacéis una gran labor en vuestras residencias y centros de día, 

R: Sí, la realidad de la población con discapacidad intelectual es que los perfiles están evolucionando a un nivel rapidísimo. Cada vez nos encontramos más personas con autismo, más personas con discapacidad intelectual y enfermedad mental, y más personas con discapacidad intelectual y unas necesidades muy extensas de apoyos. Al mismo tiempo, también nos encontramos un aumento de su calidad de vida e incremento de esperanza de vida. Esto ha generado otras necesidades. Por ello, estamos diseñando espacios de convivencia que se adecúen a esta prolongación de la esperanza de vida.

P: Diriges a un equipo de unas 900 personas y ahora vais a gestionar también un centro en Madrid.

R: Estamos haciendo expansión en Aragón dentro de zonas rurales, tras habernos focalizado mucho en la zona urbana de Zaragoza, y al mismo tiempo nos vamos a Madrid con el ánimo de afrontar nuevos retos.

Compartir:
Redaccion