ActividadesAragónDe La CrèmeEmpresa Familiar

Empresas comarcales y el valor del impulso económico y social para la región

empresas comarcales zaragozanas de la crème
  • «Tenemos que convencer a los jóvenes de que la calidad de vida en un pueblo es mucho mejor que en una ciudad»

Las comarcas aragonesas están llenas de vida y talento. Dando color y enriqueciendo al entorno que las rodea, las empresas del medio rural son un activo de gran valor para asegurar el presente y el futuro de nuestros municipios.

En este «‘De La Crème’: Empresas y Comarcas», conocemos a directivos y directivas de empresas comarcales para saber de primera mano el impacto que generan y las oportunidades y retos a los que se enfrentan.

Armando Mateos, CEO de Itesal; Ruth Lázaro, directora general de Taisi; José Manuel Segura, propietario de Pastelerías Manuel Segura; Francisco J. Romero, director general de Pastas Romero; y Coral Francés, industrial manager de HYM Yudigar, son nuestros protagonistas.

Los retos para las empresas comarcales y la importancia del salario emocional

  • ¿Cuáles son las principales desventajas que encuentras para seguir manteniendo tu empresa en tu comarca?

José Manuel Segura: Fundamentalmente, la falta de personal, cualificado e incluso sin cualificar. Los pueblos, a parte de despoblados, están muy envejecidos. Y este es el hándicap más grande que tenemos las empresas.

Buscamos gente con formación y experiencia, y no encontrarla es lo que más nos dificulta poder crecer o abarcar proyectos nuevos.

Ruth Lázaro: Te diría que prefiero hablar de las ventajas que tenemos para estar donde estamos, pero te puedo decir que hay veces que nos cuesta atraer personas, las comunicaciones, la relación con la administración, etc.

Zaragoza es un imán que todo se lo lleva y atrae, y los pueblos de la comarca ya no miran a Calatayud sino a Zaragoza.

  • ¿Tenéis dificultades para encontrar o retener el talento debido a vuestra ubicación?

Francisco Romero: Es uno de los problemas principales que tenemos en estos momentos. Viene gente a trabajar de Calatayud, Cariñena o Calamocha, pero tienen que hacer un esfuerzo importante.

Creo que en Aragón hay una obsesión por vivir y trabajar en Zaragoza y su área metropolitana. Tenemos que incentivar de forma especial a nuestros trabajadores para que se mantengan en Daroca.

Coral Francés: Tenemos trabajadores que residen en la zona y con ellos no hay posibilidad de que se vayan, en este caso la retención es total.

A estas personas de fuera, creo que las empresas tienen que ofrecerles servicios que hagan que la empresa sea atractiva. Mientras no haya algo así, evidentemente las personas van a querer volver a Zaragoza.

Armando Mateos: Es evidente que cada pueblo y cada comarcan tienen dificultades distintas. Llamamos talento a cualquier tipo de trabajador que viene a la empresa. Al final, todo el mundo tiene talento. Hay mucho salario emocional con el que intentamos retener a esa gente.

El tejido empresarial fuera de las grandes ciudades: ventajas y oportunidades para las personas

  • ¿Qué les ofrece vuestro municipio o comarca a futuros profesionales que quieran instalarse allí?

Ruth Lázaro: Creo que, en primer lugar, no busco gente de fuera. Antes buscaba currículums, profesionalidad, experiencia, una carrera profesional, pero hoy no.

La vida me ha demostrado que las personas que realmente se comprometen y se implican en el proyecto y en darle continuidad son aquellas que tienen capacidad de decisión y que les gusta Calatayud. Busco personas de dentro que las hagamos crecer y no personas de fuera que nos vengan a ayudar, porque creo que es algo provisional.

Coral Francés: Diría que las personas que viven en la zona tienen una calidad de vida muy alta, incluso calidad de tiempo. No hay prácticamente contaminación y tenemos un ambiente muy sano y tranquilo.

Y, sobre todo, fomentamos el crecimiento profesional. Tenemos un programa, ‘Experience & Talent’, con diferentes itinerarios para crecer dentro de la empresa profesionalmente.

  • ¿Qué expectativas crees que tiene los jóvenes en cuanto a trabajar en el medio rural?

Armando Mateos: Un joven que viniese de fuera e intentase quedarse en un pueblo, va a elegir una comarca donde tenga un acceso relevante al empleo. Garantizado no hay nada, pero tenemos un polígono donde hay 600 o 700 personas y seguimos buscando personal que con buena actitud y cualificación, tendrían fácil esa cuestión. También tienen que valorar estar al lado de la naturaleza, bien al lado de un río o de un monte.

Francisco Romero: Creo que los jóvenes tienen que hacer un cambio de mentalidad. En contra de lo que se puedan encontrar en las ciudades, donde los desplazamientos son largos y costosos, en una ciudad pequeña o en un pueblo, prácticamente no los tienen. Tenemos que convencer a los jóvenes de que la calidad de vida en un pueblo es mucho mejor que en una ciudad.

José Manuel Segura: En los pueblos que no son muy pequeños se vive muy bien. Egoístamente, tienes mucho más tiempo para ti mismo que en una ciudad. Hoy en día, un gran número de trabajos se pueden realizar un importante porcentaje de la jornada laboral a distancia.

  • ¿Qué impacto genera tu empresa en la comarca y en las personas que la habitan?

Coral Francés: Sobre todo, frena la despoblación a través de la generación del empleo. La mitad de los habitantes de Aragón viven en Zaragoza capital, la cual solamente representa el 2% de la superficie de Aragón. Esto no es sostenible.

La presencia de una gran empresa en estas zonas va a impulsar el desarrollo económico de la comarca. Además, para satisfacer las necesidades de las empresas puede ser necesario mejorar carreteras, servicios públicos o cualquier infraestructura. De una manera indirecta se va a beneficiar toda la localidad y sus gentes.

Francisco Romero: Hemos crecido en los últimos años. En estos momentos estamos unas 115 personas, pero necesitaríamos 10 o 12 más. Alrededor del municipio generamos muchos servicios como los transportistas, fontaneros, electricistas y un gran beneficio a la hostelería.

Armando Mateos: Itesal es una empresa muy comprometida a todos los niveles con la comarca y también con el sector del aluminio en España. Estamos dentro de la Asociación Industrial de la Ribera Baja (AIRBE), donde intentamos hacer, o por lo menos trasladar, la necesidad a todos los alcaldes de la zona sobre el desarrollo.

  • Para alguien que no pertenezca a tu comarca, ¿qué es lo que no te puedes perder de ella?

José Manuel Segura: No te puedes perder nada. Aunque somos una población pequeña, tenemos una gran riqueza cultural y unos recursos naturales muy bonitos. Y también la gente, como en muchas zonas rurales, somos muy acogedores.

Ruth Lázaro: De Calatayud no te puedes perder a su gente. Somos acogedores, nos gustan que nos conozcan. También la gastronomía, comiendo y bebiendo nos hacemos amigos seguro.

Este ‘De La Crème’ contó con la participación de Coloriuris, patrocinadores de este formato y empresa encargada de «certificar lo que ocurre en internet».

Compartir: