ActividadesDesayunos de internacionalFormatosInternacional

DesayunoInternacional | Cómo hacer negocios en Arabia Saudí

  • Rafael Hernández de Santiago, director general de Creative Linkage Dubái, explicó las claves para operar en Arabia Saudí

Arabia Saudí es un socio preferencial para España que presenta múltiples oportunidades de mercado. El experto en esta área, Rafael Hernández de Santiago, director general de Creative Linkage Dubái, protagonizó un #DesayunoInternacional patrocinado por Caja Rural de Aragón, en el que explicó las principales claves para operar en dicho país. Algo que será de gran utilidad a todos los que se apunten a la misión comercial que está preparando Cámara Zaragoza para octubre.

Arabia Saudí es un país que está en pleno proceso de modernización. Desde hace unos pocos años se han abierto cines, restaurantes mixtos, festivales… “Es un país con una población en la que el 70% son menores de 30 años. La juventud está cada vez está más preparada, unos 100.000 saudíes estudian en el extranjero, por lo que es un país al que le augura un gran futuro”, explicó. El alto nivel tecnológico de las empresas españolas, la competitividad en precios y la gran flexibilidad hacen de España un socio preferencial, junto a la gran relación entre los dos países. El principal rival de España para exportar a Arabia Saudí es Francia.

Para entrar en el mercado saudí Hernández de Santiago recomendó tener un socio local de confianza. “El que tiene un amigo saudí, lo tiene para toda la vida”. Es un país de difícil acceso, pero una vez se consigue los socios son fieles. No obstante, “no hay que comprometerse con contratos de exclusividad“, señaló.

Los métodos de pago más usados en Arabia Saudí son las cartas de crédito y los pagos por hitos. “Normalmente Arabia Saudí siempre paga, aunque la incógnita es si será en poco o mucho tiempo”. Por eso, Hernández de Santiago aconsejó asegurarse con alguna compañía de crédito a la exportación. Otra recomendación para la negociación es dejarse un “margen de descuento”. Es muy habitual regatear y se suelen conceder descuentos de entre un 5% y un 10%.

“A la hora de hacer negocios en Arabia Saudí, no hay que aceptar regir los contratos por la ley islámica Sharía. Si las partes no aceptan ni el tribunal saudí ni el español antes de redactar el contrato, hay que saber que no nos interesan las leyes y tribunales ingleses por coste e idiosincrasia”. Hernández de Santiago recomendó elegir tribunales franceses o alemanes, o contar con el arbitraje de la Cámara de Comercio internacional.

Compartir:
Redaccion