ActividadesOpina

De-Facto y el arbitraje como solución alternativa a la justicia ordinaria

de-facto opina
  • «Todavía la mayoría de cuestiones técnicas se siguen sometiendo a la justicia ordinaria cuando el método de resolución de controversias del arbitraje, bien de derecho o de equidad, puede ser muy útil»

Christian Aísa, socio fundador de De-Facto, aborda la figura del arbitraje como un medio alternativo a la justicia ordinaria en este ‘Opina‘.

La figura del arbitraje y su conocimiento en el tejido empresarial

Pregunta: ¿Cómo utilizar con éxito el arbitraje en una empresa?

Respuesta: Es fundamental para una empresa, incluso para un particular, enfocarlo desde el inicio de cualquier tipo de relación que contraiga con un tercero. En ese momento cuando tienes que analizar cuales son las posibles contingencias futuras y regularlas para que, en caso de que sucedan, estar preparado para afrontarlas.

P: ¿Qué tipo de conflictos se resuelven más habitualmente por esta vía?

R: Nos encontramos que suele ser muy habitual acudir al arbitraje cuando las cuestiones son principalmente técnicas, bien en materia de construcción, económica, o un tipo de materia que si acudiésemos a la justicia arbitraria, los informes periciales tendrían un gran peso. Por este motivo, cuando en el arbitraje este árbitro es un experto en la materia es cuando gana mayor peso el conocimiento de quien tiene que dictar una sentencia.

P: ¿Cuál es el grado de conocimiento del arbitraje en el tejido empresarial aragonés?

R: Esto es muy importante. Si bien se conoce y el conocimiento está siendo mayor gracias a la función que está haciendo la Corte Aragonesa de Arbitraje, es inferior a lo que sería ideal. Nos encontramos que todavía la mayoría de cuestiones técnicas se siguen sometiendo a la justicia ordinaria cuando el método de resolución de controversias del arbitraje, bien de derecho o de equidad, puede ser muy útil. Si bien estamos lejos de lo ideal, se está cada vez implantando más y no estamos para nada por debajo de la media de otros lugares de España a excepción de Madrid o Barcelona.

El Laudo Arbitral y sus garantías de cumplimiento

P: ¿Qué garantías de cumplimiento ofrece un Laudo Arbitral en comparación con una Sentencia Judicial?

R: Cuando una persona o una empresa no tiene otra solución que acudir a una vía de resolución de conflicto, lo que más interesa es que esa resolución pueda llevarse a cumplimiento. En este caso es exactamente igual que una sentencia judicial, así lo recoge la propia ley de enjuiciamiento civil. Si esa obligación que contiene ese laudo no se cumple de forma voluntaria, acudiríamos a su ejecución exactamente igual que a una sentencia judicial.

P: Cuéntanos un ejemplo de uno de los últimos casos resueltos con arbitraje por De-Facto. 

R: Uno de los últimos casos que hemos tenido en De-Facto, y en los que hemos tenido que acudir con un cliente a la Corte Aragonesa de Arbitraje, se trata de un tema en materia constructiva. Cuando hay especiales diferencias de criterio entre las dos partes respecto a cómo se ha ejecutado un trabajo de construcción, quien resuelve no es un juez sino un árbitro que está formado en la materia que se tiene que resolver. Este ha sido uno de los últimos casos que nos hemos encontrado, en los que la parte económica también ha resultado crucial. De ahí la importancia de rodearnos siempre de los mejores profesionales en las diferentes materias.

De-Facto, servicios de backoffice para empresas y soluciones para la asistencia personal 

De-Facto trasciende la mera definición de un bufete de abogados. El despacho está compuesto por profesionales con una sólida experiencia, con la misión de satisfacer y adaptarse a las necesidades del mercado y la sociedad en beneficio de sus clientes. Fundado por los socios Christian Aísa, Noelia RodrigoAlejandro UsónLuis BurilloÁngel LafitaCristina Morales y María Puig, cuentan con los mejores expertos en diferentes materias de actividad.

Las soluciones ofrecidas desde De-Facto son tan amplias como los requisitos individuales de los clientes. Estas soluciones abarcan no solo el ámbito legal, sino también áreas como bienes raíces, diseño, comunicación y nuevas tecnologías, entre otras. La evidencia de que De-Facto va más allá de ser simplemente un despacho de abogados se refleja en la imagen que proyectan desde el principio y lo que invitan a los clientes a descubrir por sí mismos al visitar sus instalaciones.

Conoce más sobre De-Facto

Compartir:
Redaccion