AutomociónNoticias socios

Dana automatiza una tercera línea tras invertir 20 millones en 3 años

  • La multinacional con planta en Malpica facturará este año 52 millones de euros frente a los 36,7 de 2015

Multiplicar por siete en solo cuatro años la capacidad para producir pantallas termoacústicas para motores solo es posible si la automatización en procesos llega al 70%. Es lo que ha conseguido Dana Automoción en su planta de Malpica, en Zaragoza,  tras invertir 20 millones de euros desde 2016. «Comenzamos a fabricar en 2013 este tipo de productos en bajo volumen, pero los robots y dos líneas automatizadas –incorporadas una 2016 y otra en 2018– nos han permitido alcanzar grandes volúmenes», explica Alfonso Orduña, director general de la planta.

La primera línea de estas características la instalaron hace tres años y en 2020, en marzo, instalarán la tercera. «Lo que más cuesta es el montaje y ensamblaje de la línea, cuyo desarrollo hemos hecho en Zaragoza ayudados por la ingeniería Cyo, pero el año que viene estará en funcionamiento», asegura. «La parte más importante del crecimiento que estamos registrando está relacionada con estas líneas completamente automatizadas», reconoce.

Dana ha pasado de producir 1,1 millones de estas piezas en 2015 a hacer 7 millones en 2019. La compañía ha incrementado su plantilla de 265 a 298 personas, es decir, tienen a 30 personas más trabajando y están seleccionando a otras 12 para el año que viene. Para visualizar lo que supone la robotización, Orduña pone como ejemplo que para proyectos de PSA, Renault y otros grandes fabricantes «nos movemos en volúmenes del orden de 1, 2 millones de apantallamientos, mientras que en líneas manuales hacemos 50.000 o 100.000». Inversiones, crecimiento en ventas y mayor contratación, «todo va en consonancia», asegura el veterano directivo, al recordar que la cifra de ventas de la planta alcanzará este año los 52 millones de euros frente a los 36,7 millones de 2015. Y una buena parte, 18 millones (eran solo 1,5 millones hace cuatro años) corresponden a las pantallas termoacústicas, el producto que sale de las dos líneas completamente automatizadas a las que se sumará otra en 2020.

Fue una decisión estratégica de la corporación instalarla en Zaragoza, recuerda Orduña, pero ha supuesto el despegue de la planta al permitirle fabricar cientos de miles de apantallamientos, además de las juntas de culata metálicas que hacen. Hay que destacar también, dice, la diversificación del negocio alcanzada ya que producen para fabricantes de primer equipo y proveedores y también para recambio con prácticamente un 50% en cada mercado.

En cuanto a la superficie que ocupa Dana en el polígono de Malpica son hoy 22.000 metros cuadrados, pero la previsión es ampliarla el próximo año para hacer hueco a la nueva línea productiva. Tuvieron hasta antes de la crisis hasta 5 o 6 naves alquiladas, las redujeron a tres después y en los últimos años han vuelto a realquilar en Malpica. «Tenemos muchos productos y bastante volumen de pedidos para los próximos años. En concreto, la nueva línea, avanza el director de la planta, está pensada para lanzamientos de Daimler y Renault: «Una parte es a través de Katcon, proveedor en la República Checa y otra a través de Faurecia y Eberspächer, también presentes en Europa del Este. Son a esas plantas a las que más servimos». La tercera línea les dará aún más volumen, recalca. El desarrollo e ingeniería lo hacen en
Zaragoza y le incorporarán todo el trabajo hecho en mejora continua estos últimos años, concluye.

 

Información vía HERALDO DE ARAGÓN

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies