ActividadesConversacionesFormatos

Conversaciones | José Antonio Domingo y Carmen Marcuello

  • José Antonio Domingo, consultor de operaciones empresariales, presentó a Carmen Marcuello, catedrática de Economía social en la Universidad de Zaragoza para hablar sobre la materia que imparte y todo lo que la rodea

La economía social y el entorno capitalista siempre han convivido y sobre ello hablaron José Antonio Domingo, consultor de operaciones empresariales, y Carmen Marcuello, catedrática de Economía social de la Universidad de Zaragozadurante una sesión de Conversaciones, el formato en el que una persona relevante del sector empresarial aragonés invita a alguien para hablar sobre un tema común, y que está patrocinado por Itesal.

Domingo, antiguo gerente de Martín Martín y actual consultor de operaciones empresariales, es también presidente de la Fundación Integración y Empleo y ese es el tema que le une a Marcuello, doctora en Ciencias Económicas y Empresariales y Catedrática de Economía Social de la Universidad de Zaragoza, que además ha creado el Laboratorio de Economía Social con otros profesores de la facultad.

Sobre esta economía social y su convivencia con el capitalismo dialogaron durante esta sesión. “Hay que recordar que el movimiento cooperativo y el asociacionismo nació a finales del siglo XIX , justo cuando se configuró la corporación moderna capitalista”, explicó Marcuello, que señaló que hay una la Ley de Economía Social en España desde 2011, consensuada por todos los partidos políticos y pionera, que ha inspirado leyes de otros países.

Los protagonistas establecieron como definición que la economía social “es un conjunto de organizaciones económicas que tienen actividad en todos los sectores económicos y que están presentes en la vida de muchas personas y cuyo fin social predomina sobre el de obtener beneficios. Son empresas que funcionan de forma democrática y participativa y cuyos beneficios se reinvierten o se redistribuyen en función del esfuerzo de cada uno. Además, son independientes con respecto a los poderes públicos”.

Dentro de este tipo de empresas hay sociedades limitadas, cooperativas, fundaciones, sociedades laborales, empresas de inserción, centros especiales de empleo, mutuas de previsión social… “En torno al 5,75% de las empresas son de economía social y generan más de 20.000 empleos directos. La facturación de estas entidades es alrededor del 6,8% del total de Aragón”, aseguró Marcuello, que también explicó que la semana pasada se presentó en Europa un plan para impulsar la economía social. “En España, el País Vasco es la comunidad autónoma con mayor importancia en economía social, seguida por Madrid, Barcelona, Valencia y Galicia”.

Durante la conversación se repasaron varios proyectos aragoneses de economía social y se destacó la labor de los centros especiales de empleo. Además, Marcuello habló sobre GESES, el Grupo de Estudios Sociales y Económicos del Tercer Sector de la Universidad de Zaragoza del que forma parte. “Somos 26 integrantes de todo Aragón y seguimos varias líneas: economía social, políticas públicas, problemas sociales y Responsabilidad Social Corporativa.

Marcuello también forma parte del Observatorio Iberoamericano de Cooperativismo (OIBESCOOP) desde 2019, una red formada por 14 países para contribuir al desarrollo sostenible y a la creación de empleo y riqueza, así como para impulsar la vertebración teórica y práctica de un espacio común de la Economía Social en Iberoamérica, España y Portugal.

La catedrática explicó que en Aragón se está desarrollando el primer plan de impulso de la economía social. “Se está creando un entorno adecuado”. Marcuello imparte clases en la Universidad y ha notado “una gran diferencia en cómo se acogen ahora las ideas de economía social por parte del alumnado. Hay más curiosidad por conocer otras formas de hacer economía“.

La entrevistada también explicó cómo surgió otro proyecto en el que está involucrada: Muséthica. Se trata de una asociación que promueve y difunde la música clásica y da la oportunidad a los artistas de actuar delante del público. La iniciativa fue creada por Marcuello y el músico israelí Avri Levitan en 2012 y ha llegado ya a siete países, donde 350 músicos han dado más de 2.000 conciertos. “El 85% de estos conciertos se hacen en centros sociales, pero también han actuado en lugares como el Auditorio de Zaragoza”.

 

 

Compartir:
Redaccion