ActividadesConversacionesPersonas

Conversaciones | Esmeralda Aleixandre y Cristina Amoribieta

  • La directora de negocio de Endalia presentó a la directora de Recursos Humanos de Montepino para hablar sobre ‘Employee Experience y generación de embajadores de marca’

En el formato #Conversaciones, una persona relevante del sector empresarial aragonés invita a alguien para hablar sobre un tema común. En esta ocasión, Esmeralda Aleixandre, directora de negocio de Endalia, entrevistó a Cristina Amoribieta, director de Recursos Humanos de Montepino para hablar sobre la importancia de cuidar al equipo, en un formato patrocinado por Itesal.

“En Montepino tenemos una gran densidad de talento. Somos 43 personas gestionando un fondo de activos inmobiliarios que supera los 1.000 millones de euros”, explicó Amoribieta. La directiva explicó que la revolución de los Recursos Humanos llegó ya hace 5 años, pero “se ha impulsado con la pandemia”. Amoribieta apuesta por el modelo de gestión de competencias “para mantener un equilibrio entre competencias, habilidades y actitud”. Para la directora de RRHH, la dirección debe exigir unas competencias genéricas a todo el equipo, que en el caso de Montepino sería flexibilidad y adaptación al cambio, autonomía y asunción de responsabilidades. “Además, los mandos intermedios pueden desplegar competencias específicas para cada área. Esto nos marca un gran mapa de puestos”.

Durante la conversación surgió el tema de cómo han evolucionado las aspiraciones de los empleados. “Hace 15 años buscaban estabilidad y trabajo para toda la vida. Hace 10 valoraban más los nombres de empresas con prestigio. Hace 5 estaban de moda las empresas tecnológicas disruptivas que estuvieran en el mercado. Y a día de hoy buscan proyectos innovadores que les hagan partícipes de cada hito y que les den grandes oportunidades de crecimiento dentro de la empresa. Todo bajo un concepto de sostenibilidad”. También se valoran mucho los paquetes retributivos completos: bonus por objetivos, un seguro de salud, plan de empleo…

Sobre el ‘Employer branding’, Amoribieta consideró que es esencial: “Queremos que todo el mundo esté contento para que dé lo mejor. El año pasado, el 80% de incorporaciones a la empresa fueron por recomendaciones internas. Gente que viene de empresas más grandes, pero que han llegado porque nuestros empleados han funcionado como embajadores de marca”.

En Montepino, desde la pandemia, han mejorado la flexibilidad, tanto espacial como temporalmente. “Una parte de la transformación digital ha llegado por la pandemia y ha venido para quedarse. Creo que la digitalización de los equipos aumenta su productividad. Ya no mandamos tantos mail, sino que levantamos algo todos juntos en equipo”.

Amoribieta explicó que ejercen un liderazgo muy horizontal y muy cercano. Esto permite tener una comunicación interna muy buena. “Tenemos un portal del empleado creado por Endalia para que todos vean lo que pasa en el entorno Montepino. Y celebramos todo para que estemos donde estemos nos sintamos unidos: En verano hicimos una jornada para celebrar una operación muy importante, en Navidad hubo una jornada entera con yoga, teambuilding, etc”. Del mismo modo, participan en carreras en equipo, en torneos de pádel, hacen outdoors de directivos, organizan clases de yoga online para todas las oficinas, imparten inglés y soft skills, etc.

La retención del talento es clave para el crecimiento y es muy importante que las empresas se den cuenta”. Para que los empleados estén a gusto y se identifiquen con la marca, se cuida hasta el más mínimo detalle, con “todos los objetos personalizados, una oficina preciosa y utensilios de trabajo muy mimados”. Cuidan incluso los edificios logísticos que levantan, que tienen cristaleras, terrazas para los empleados, cantina, aparcamiento para patines eléctricos, etc, al igual que las casetas de obra, que tienen sala de reuniones, tele de plasma para hacer presentaciones…

“Una de mis apuestas claras es hacer seguimiento de la evolución del equipo muy periódicamente. Puede ser una encuesta de satisfacción muy rápida que te ayude a ver por dónde va. Es importante cuidar la salud y la felicidad de los empleados con todos los detalles: creo mucho en la conciliación general entre vida privada y laboral; siempre tenemos fruta fresca en la cocina, este verano entregamos a los empleados una herramienta para hacer retos colectivos…”.

Amoribieta resaltó la importancia de la tecnología en las empresas. “Cuando los equipos son malos, la gente se siente muy frustrada. La gente se siente orgullosa de trabajar con buena tecnología. Hemos desarrollado una app de clientes para que el entorno sea más cómodo, el portal del empleado, formaciones en tecnología BIM…”. En su opinión, no solo hay que preocuparse de la experiencia del cliente, sino también de la del empleado. 

 

Compartir:
Redaccion