Empresa ClubNoticias socios

Chemik se adjudica un contrato de 7,5 millones para un proyecto fotovoltaico en Taiwán

  • La empresa aragonesa fabricará el equipamiento en sus nuevas instalaciones en el polígono Plaza.

Chemik, empresa familiar aragonesa con orígenes en Tarazona, estrena nuevas instalaciones en el polígono Plaza de Zaragoza con proyectos en marcha y buenas expectativas, entre otras cosas por la adjudicación de un contrato de 9,2 millones de dólares (unos 7,5 millones de euros) para dotar de equipamiento integral un proyecto solar fotovoltaico inundable en Taiwán.

Según explicaron Ernesto López y José Luis Celorrio, director general y director de Estrategia de Chemik, respectivamente, el proyecto de Taiwán, adjudicado por el fondo de inversión multinacional Mayora Solar –con base en la propia Taiwán y en Singapur–, les permite ofrecer una solución integral a retos planteados para un parque fotovoltaico de 150 MW, con prescripciones técnicas muy rígidas. Chemik se encargará del diseño, de la construcción de equipamientos desde el próximo mes de junio y de la asistencia en el país de destino. Se prevé que las entregas se materialicen a partir de abril o mayo de 2022.

La empresa se halla inmersa en la actualidad en un proceso de adecuación de sus nuevas instalaciones de Plaza, donde ya están operativas sus oficinas y a donde se irán trasladando estos meses las actividades de producción que aún tiene en centros ubicados en la carretera de Logroño. La compañía mantiene activa su planta de Tarazona, donde trabajan unas 80 personas, mientras que prevé tener en Plaza ya a unos 100 empleados en junio.

Con un 40% del negocio en España y el restante 60% en el extranjero, Chemik prevé seguir en la brecha ampliando horizontes. Con presencia ya en 26 países, su plan estratégico incluye nuevas apuestas particulares en México, desde donde se acometerá mejor el mercado estadounidense, aunque ya tiene experiencia en ese país, y en Perú. En ambos casos se hará con alianzas estratégicas.

El futuro de Chemik pasará, precisó asimismo José Luis Celorrio, por «identificar mercados en los que podamos aportar», con especial énfasis en el área de renovables, en lo relacionado con cuadros eléctricos y soluciones de ingeniería, y en lo que tiene que ver con acciones de automatización. Un nuevo proyecto que acaba de ser concedido en Australia, un país de muy difícil acceso, señalaron los directivos, da muestras de la ambición de Chemik, una de las 26 pymes aragonesas que aparecieron en el último listado Cepyme500, que incluye a las empresas que más crecen en España.

Lee la noticia completa aqui

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies