ActividadesFormatosMesa abiertaTurismo

Carlos Millán: “Disfruto mucho con el patrimonio e intento contagiarlo”

  • El fundador de Gozarte protagonizó una Mesa Abierta

Convertir un hobby en un trabajo es algo con lo que mucha gente sueña. Carlos Millán lo consiguió cuando fundó Gozarte, una empresa que pilota en torno al patrimonio y a Zaragoza, y nos lo cuenta en esta #MesaAbierta patrocinada por Kalibo.

“Yo siento una necesidad de compartir lo que me hace feliz. Disfruto mucho con el patrimonio e intento contagiarlo. Así surgió Gozarte hace 22 años”, explica Millán, que tras estudiar Historia del Arte y no encontrar muchas opciones de trabajo, decidió montar su propia empresa. “Existía un hueco por llenar porque no se hacía nada así para el público y llegó Gozarte”. Desde entonces el panorama ha cambiado mucho, pero al principio “no se podían unir las palabras patrimonio y negocio, no se veía bien ganar dinero con esto y nadie creía que fuera posible”.

Desde el principio, el objetivo de Gozarte ha sido acercar el patrimonio a la gente. Empezaron con actividades para escolares de Primaria y fueron ampliando hasta llegar a todas las edades, desde los 3 años hasta que llegaban a la Universidad. “Para disfrutar con algo, hay que conocerlo y nosotros lo enseñábamos de forma distinta. Para cada ciclo teníamos una propuesta diferente”.

Luego pasaron al público adulto, empezando con visitas teatralizadas y pensando nuevos proyectos constantemente, como la ruta sobre los pecados en Zaragoza que organizaron durante un verano y que funcionó de forma increíble. “Hasta nos dedicaron una página en El País”. Empezaron a trabajar también para las administraciones, pero llegó la crisis de 2008 y con ella los retrasos en el pago, por lo que tuvieron que buscar otras vías de negocio. Así salieron al exterior, con excursiones por Aragón y con la creación de una agencia de viajes para llevar a las personas a lugares donde pueden aportar y descubrirles aspectos desconocidos: viajes de autor.

“Son viajes organizados para gente a las que nos les gustan los viajes organizados. Intentamos que la gente se enamore de los sitios a los que los llevamos“, todo ello con itinerarios variados y precios equilibrados. “Nunca hemos buscado ser baratos, pero tampoco queremos ser carísimos porque limitaríamos el público al que queremos llegar”.

En 2019 estuvieron todo el año viajando, pero llegó la Covid19 y todo se paró, por lo que se dedicaron a las actividades digitales, con vídeos en Youtube y tours virtuales. “Los llamamos ‘Viajes de andar por casa’ y, aunque no es la experiencia auténtica de un viaje, ofrecen otras ventajas”. Así han llegado a los 50 tours virtuales en directo y ahora están montando otro nuevo producto: las videorutas, una pequeña aplicación con muchas QR con información para que cada uno pueda hacer el recorrido a su aire.

Compartir:
Redaccion