Empresa ClubNoticiasNoticias socios

Caja Rural de Aragón entrega al Banco de Alimentos 4.500 euros solidarios para ayudar a colectivos vulnerables

caja rural de aragón y banco de alimentos
  • Parte de los 4.500 euros han sido aportados en concepto de la pedalada solidaria en la que cientos de ciudadanos anónimos participaron

Caja Rural de Aragón ha entregado al Banco de Alimentos un cheque solidario por valor de 4.500 euros. Parte de esa cantidad ha sido aportada en concepto de la pedalada solidaria en la que cientos de zaragozanos participaron en la etapa de la Vuelta Ciclista a España 2023 a su paso por la ciudad y, otra parte, ha sido aportada por la participación de la entidad como colaboradora del evento deportivo.

Caja Rural de Aragón une deporte y solidaridad junto al Banco de Alimentos

Con motivo de la llegada de la Vuelta a la capital aragonesa el pasado 7 de septiembre y como patrocinador de la 12 etapa junto a Seguros RGA, Caja Rural de Aragón instaló una carpa gigante en la Puerta del Carmen donde los interesados en participar podían subirse a unas bicicletas solidarias y pedalear.

Caja Rural de Aragón se comprometió a donar 2 euros al Banco de Alimentos por cada kilómetro recorrido. La propuesta festiva fue seguida de manera multitudinaria por cientos de participantes, familias y particulares, que no dudaron en sumarse a la iniciativa solidaria para contribuir así a la compra de alimentos para colectivos vulnerables.

En total, con la suma de todas las pedaladas encima de las bicicletas solidarias instaladas en la carpa se consiguió alcanzar un recorrido total de 1.250 kilómetros a lo largo del día por lo que la aportación ascendió a 2.500 euros. Además, la entidad cooperativa de crédito suma otros 2.000 euros de manera solidaria para alcanzar la cifra total de 4.500 euros que se han entregado a su presidente, José Ignacio Alfaro.

Para Arturo González, director de Zona de Caja Rural de Aragón, “la aportación económica al Banco de Alimentos contribuirá a paliar la difícil situación por la que atraviesan muchas familias por la subida de los precios de los alimentos, especialmente, tras la pandemia y los conflictos internacionales, y es un complemento a las horas de voluntariado con las que algunos empleados de la entidad contribuyen todos los años”.

Compartir: