ActividadesConversacionesFormatosReportajes

Las tres claves para ser un buen líder por Víctor Moliner (EADA) y Rosa Esteban (Grupo Sesé)

tres claves para ser un buen líder con Víctor Moliner y Rosa Esteban
  • Víctor Moliner (EADA) y Rosa Esteban (Grupo Sesé) analizan la importancia de un buen líder en el desarrollo de la empresa

La cohesión de los equipos es un factor vital para el buen funcionamiento social y económico de una empresa. La figura del líder, adaptarse a las nuevas generaciones que se adentran en el mercado laboral, etc., son algunas de las cuestiones fundamentales que modelan esta cohesión.

Rosa Esteban, responsable de talento y cultura en Grupo Sesé, y Víctor Moliner, directora del área corporativa de la escuela de negocios EADA, conversan en este ‘Conversaciones‘ alrededor de las tres claves para ser un buen líder y la manera en que las demandas de la sociedad cambian la figura del líder.

Los valores fundamentales para Víctor Moliner (EADA)

Fundada hace más de 60 años, EADA se ha distinguido desde su nacimiento por ser una escuela de negocios con foco especial en la persona y en la aplicación de los conocimientos al mundo empresarial y a la sociedad en un contexto internacional. ¿Qué tres valores definen a EADA? De manera transversal, afectando desde los altos mandos directivos a la base de la pirámide, Moliner destaca la sostenibilidad, la innovación y la potenciación del liderazgo.

Centrados desde la escuela en el desarrollo de las personas, la sostenibilidad cuenta también con un papel fundamental en la concepción que tienen de la formación y del mundo empresarial. ¿Cómo entender la sostenibilidad? Moliner extiende este concepto. Desde tres prismas distintos, enfoca la sostenibilidad desde el sentido tradicional medioambiental, desde un plano económico -sin viabilidad empresarial, no existe sostenibilidad-, y desde un enfoque social, entendido desde el ambiente laboral y el desarrollo personal y profesional de cada trabajador.

tres claves para ser un buen líder con Víctor Moliner y Rosa Esteban

El cambio en el liderazgo y la evolución de las empresas

La sociedad ha crecido sufrido una serie de cambios agigantados en los últimos años. Las nuevas generaciones han entrado al mercado laboral con nuevos valores y demandas. El uso de medios y herramientas tecnológicas, sumado a la COVID, han acelerado el crecimiento del teletrabajo, elemento que para muchos se ha convertido en demanda clave para acceder a un puesto de trabajo.

Todas estas cuestiones han provocado una revolución en el mundo empresarial. Para Moliner «una empresa puede hacer evoluciones o revoluciones«, no tanto en cuanto a los cambios realizados sino en cuanto a la velocidad en que se han de aplicar. Estos cambios acelerados, apunta, suelen darse en momentos de crisis.

Y en el liderazgo, ¿cómo ha afectado? Actualmente, el líder ha de adaptarse a las nuevas demandas de unos entornos cambiantes. Además de la brecha generacional y las consecuencias que conlleva, como la forma y los canales de comunicación, hoy en día el líder dota de más importancia al equilibrio persona-trabajo.

Las tres claves para ser un buen líder de Moliner y Esteban

Definir la figura del líder puede ser compleja. Para Esteban, «un líder es un ejemplo«. Y es que, la responsable de cultura y talento en Grupo Sesé, considera que la empresa es un reflejo de lo que es su dirección.

Una de las conclusiones más interesantes de esta edición de ‘Conversaciones’ en las que coinciden Víctor Moliner y Rosa Esteban gira en torno a las tres claves para ser un buen líder. No puede haber buen líder sin una capacidad de autocrítica y autoconocimiento. Para nuestros protagonistas, resulta fundamental que un buen líder sea capaz de conocerse a sí mismo. De la misma manera, el pensamiento crítico guarda una posición importante en esta estructura cualidades de un buen liderazgo.

Subrayan, además, el valor de que un buen líder posea la capacidad de aprender y, más importante si cabe, de desaprender. Tanto para Esteban como para Moliner, eliminar los malos hábitos resulta tan fundamental como obtener unos buenos hábitos eficientes. La tercera clave radica en lo emocional y personal. La gestión de las emociones se localiza como una pata vital para sostener equipos y personas y lograr, además, una toma de decisiones en donde la racionalidad sea la que decida en primer lugar.

En la actualidad, dentro de un mercado laboral competitivo en donde la retención de talento entraña una problemática para muchas empresas, el papel del líder es primordial. Encontrar la motivación de las personas y equipos dentro de una organización es una de las tareas más importante del líder hoy en día, centrando sus esfuerzos en plantear retos y objetivos estimulantes.

Compartir: