ActividadesAragónSenior

La Rosa Naranja de Club Cámara, el simbólico regalo con el tejido empresarial de la ciudad

presentación de la rosa naranja de club cámara
  • La presentación de esta pieza de plastilina ha tenido lugar en el espacio Garden de Gardeniers con representantes de todas las partes implicadas

La Rosa Naranja se asocia con el éxito y la consecución de logros y simboliza las relaciones sociales y la amabilidad. Es por ello que, a través de este regalo simbólico desde Club Cámara, se reconoce el compromiso y la gratitud de los directivos y empresarios que colaboran diariamente en todas las actividades y eventos organizados.

A la jornada de presentación han asistido Berta Lorente, Vicepresidenta de la Cámara de Comercio de Zaragoza; Javier Barco, consejero delegado de Cartonajes Barco; Ana Villalba, artista creadora de la rosa naranja; Antonio Rodríguez, presidente de ATADES y Félix Arrizabalaga, gerente de la asociación.

Una muestra de agradecimiento al tejido empresarial aragonés

Asociada con el éxito, la amabilidad, la gratitud y la representación de las relaciones sociales que se llevan a cabo dentro del amplio número de actividades que se realizan en Club Cámara, la Rosa Naranja es una muestra de agradecimiento a todo el ecosistema empresarial de Zaragoza y alrededores por su implicación y colaboración altruista.

La contribución que directivos y empresarios llevan a cabo diariamente compartiendo experiencias y conocimientos a través de las acciones realizadas desde el Club Cámara, ve en esta Rosa Naranja un agradecimiento simbólico con la mirada puesta en el futuro. A este respecto, Lorente ha apuntado, «esperamos que, con el tiempo, se convierta en un símbolo de distinción que todos los empresarios deseen poseer«.

La artista borjana Ana Villalba, con casi 30 años de experiencia en trabajos de manualidad artísticos y vinculada al mundo del arte, ha sido la responsable de crear este detalle con forma floral mediante la utilización de plastilina de diferentes colores.

Para Villalba, tanto el proceso previo como la propia elaboración han significado «un lujo», el cual ha dado como resultado un regalo de gran valor, no sólo por lo estético, sino por la satisfacción de haberlo podido llevar a cabo con la colaboración de ATADES y todo lo que representa.

La cadena de valor implicada, una pieza fundamental

El talento, la creatividad y la destreza artística de Ana Villalba se aprecia en cada pétalo de la Rosa Naranja, envuelta de manera elegante y aportando un importante valor añadido gracias a Cartonajes Barco. Con más de 65 años en el sector del embalaje, el proceso de diseño y confección ha significado «un reto muy bonito» para todo el equipo, como ha comentando el consejero delegado de la compañía.

Y es que, el embalaje resultante debía de cumplir con diferentes criterios. Entre ellos, representar a la perfección los valores del Club Cámara así como de las personalidades a las que va dirigido, resaltar el contenido de su interior y cumplir con los principios medioambientales correspondientes.

La cadena de valor que compone esta simbólica rosa naranja tiene como colofón la inestimable participación de ATADES a través del proceso de montaje de la misma. Antonio Rodríguez, presidente de la Asociación, ha recalcado su agradecimiento y el valor que supone para la asociación participar en este tipo de acciones impulsadas por la Cámara de Comercio. Esta iniciativa, la cual refleja la inclusión y la solidaridad, afirma, «pone en valor las capacidades de todos los usuarios».

En este proceso han participado usuarios con discapacidad intelectual y autismo del Centro Integra Aragón de ATADES, dentro del estudio de arte y diseño del que disponen en su espacio residencial. Para ello, ha sido necesario establecer una serie de procesos y criterios que han facilitado la consecución del resultado final, debido a la delicadeza del material del que se compone la rosa y su introducción dentro del embalaje desmontable de Cartonajes Barco.

Compartir:
Redaccion