#ReconoZeActividadesFormatos

ReconoZe | Isidro Cortés-Ciriano: “El impacto de la COVID19 en mi grupo de investigación va a suponer la pérdida de un año de productividad”

  • El investigador del Instituto Europeo de Bioinformática EMBL-EBI Isidro Cortés-Ciriano estrenó el nuevo formato #ReconoZe

Estrenamos un nuevo formato para los socios del #ClubCámara: #ReconoZe es un espacio de debate para conocer a zaragozanos que desarrollan su carrera profesional fuera de su ciudad natal. Un panel de directivos del club interesados en conocer su trayectoria lanzan preguntas que nos permitirán descubrirlo.

El primer ponente de este formato fue Isidro Cortés-Ciriano, líder del Grupo de Investigación en el Instituto Europeo de Bioinformática EMBL-EBI, que investiga sobre el genoma humano y el cáncer. Entre los asistentes al evento contamos con Antonio Raichs, propietario de Diagnostica Longwood; Paula Sánchez, socia directora en Serlog; Carlos Sarraseca, socio y gerente en 9siete6; Carlos Ortega, delegado en Aragón de Disi TalentAlberto Correa y Francho Oriol, cofundadores de Bloquetech.

Cortés-Ciriano estudió en el Liceo Europa de Zaragoza y posteriormente cursó Biología y Bioquímica en la Universidad de Navarra. Volvió a Zaragoza para realizar un máster y después se fue de España, desarrollando toda su labor en Francia y Reino Unido. Realizó su tesis, que trató sobre Inteligencia Artificial para fármacos,  en el Instituto Pasteur de París, y consiguió una beca Marie Curie para Harvard, donde permaneció tres años. Realizó otra estancia postdoctoral en Cambridge y ya entró en el grupo de investigación del Instituto Europeo de Biotecnología Molecular, que fomenta la investigación de alta calidad de biotecnología molecular y se centra en el desarrollo de nuevos métodos, enlazando esta innovación con las empresas.

“Nuestro objetivo es entender cómo las células dan lugar al cáncer, intentar prevenirlo y buscar nuevas terapias. No se puede eliminar la enferemedad completamente, pero sí conseguir tratamientos menos tóxicos. Y trabajamos en la detección precoz”. Para Cortés-Ciriano lo ideal es conseguir métodos que puedan utilizarse en cualquier lugar, hospitales grandes o pequeños.

El investigador explicó que en Reino Unido hace más de diez años que se secuencia el genoma completo de pacientes con enfermedades raras y cáncer. “Tienen una base de datos increíble que permite conocer mucho mejor los tumores y mejorar el diagnóstico”. Señaló que en la Unión Europea también están surgiendo iniciativas para integrar datos, pero aún no han salido adelante por las diferentes legislaciones de privacidad de datos, y la gran inversión necesaria para equipamiento de laboratorio, contratación de personal adecuado e infraestructuras. “Analizar todo el ADN de un tumor de un paciente puede necesitar entre 400 y 500 Gb de capacidad computacional, lo que requiere mucha inversión en infraestrucuras y personal. Es factible, pero requiere tiempo e inversión”.

Sobre la repercusión de la COVID19 en la investigación, Cortés-Ciriano explicó que muchos grupos se han destinado a investigar sobre la enfermedad que ha generado la pandemia y han dejado de lado sus investigaciones, lo que supone un retraso en muchos proyectos iniciados. “En mi grupo, por ejemplo, va a suponer la pérdida de un año de productividad”.

 

 

 

Compartir:
Redaccion