ActividadesFormatosMesa abiertaServicios

José María Marcén: “No hay voluntad de persecución para la economía sumergida”

  • El presidente del consejo de administración de la empresa Emiliano Marcén es también presidente de Apefonca

Todo el mundo ha tenido que echar mano de la fontanería en algún momento y José María Marcén tiene mucha experiencia en el sector, por lo que esta Mesa Abierta patrocinada por Kalibo dio para mucho. Este empresario del sector de la fontanería estudió en la escuela de Ingenieros Técnicos, pero no terminó la carrera, por lo que su padre lo puso a trabajar a su taller de fontanería y calefacción, Emiliano Marcén. “Aprendí el oficio y me quedé con temas administrativos, relación con los clientes, etc. Y durante todo este tiempo me estuve formando y examinándome de toda la normativa sobre fontanería, calefacción, gas, climatización, protección contra incendios, aire comprimido, etc.”. Cuando su padre falleció, él quedó al frente del negocio, y ahora es su hijo, que es ingeniero, el que lleva la empresa.

Marcén es, desde hace 16 años, presidente de la asociación de empresarios Apefonca, que presta servicios y formación y son “conectores entre las empresas del sector”. Entre un 50 y un 60% de los profesionales del sector de la provincia forman parte de Apefonca. “En 2008 estábamos entre las cinco asociaciones más grandes de España, con 450 empresas asociadas, pero la crisis de 2008 nos destrozó y cientos de empresas tuvieron que cerrar por impagos. Ahora tenemos 306 asociados”, explica Marcén que también asegura que en este gremio el relevo generacional es muy precario, por lo que muchas empresas desaparecen. De los asociados, casi la mitad son autónomos (empresas de una persona) y más del 30% son microempresas que tienen entre 2 y 10 trabajadores. Sólo un 2% son empresas con más de 10 trabajadores y hay una empresa con 41 trabajadores.

La empresa de Marcén se dedica a la fontanería, sobre todo a las reformas, arreglos, mantenimiento de cuartos de calderas y grupos de presión en comunidades, etc. “Debes tener atención 24 horas al día, pero prefiero esto a la obra nueva porque el riesgo de impago es un problema”.

Otro tema que preocupa a Marcén es el de la economía sumergida, que supone una competencia desleal contra la que “no hay voluntad de persecución”, pues asegura que la Administración no les está ayudando a eliminarla. También destaca el problema de la cualificación profesional. “En nuestra empresa llevamos dos años buscando un oficial de primera de fontanería. Los currículos que nos llegan del INAEM son lamentables, sin la experiencia necesaria para ser oficial de primera”.

Marcén también forma parte del comité de Cepyme Zaragoza, es uno de los vicepresidentes de Cepyme Aragón, y está en el comité ejecutivo de la Federación de empresarios del Metal. “Esto me mantiene al día de los problemas de los empresarios y veo cómo se resuelven”.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies