ActividadesEn la buena dirección

#EnLaBuenaDirección, claves de gestión para empresas que lideran sus sectores de actividad, con Rafael Juan

  • Este formato reúne a un directivo referente a nivel nacional con algunos CEO de empresas destacadas del Club Cámara

El CEO de Vicky Foods, Rafael Juan, protagonizó el último de los encuentros #EnLaBuenaDirección, donde habló sobre las claves de gestión para empresas que lideran sus sectores de actividad. Todo ello ante un panel de directivos de empresas del Club Cámara y patrocinado por Digital Hand Made, representado en la sesión por su CEO, Sergio Losilla.

La sesión contó con un panel de expertos formado por Juan Moisés, subdirector de Expansión y Desarrollo en Grupo Ágreda Automóvil; Ruth Lázaro, directora en Conservas Taisi; y Félix Longás, presidente de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón.

Vicky foods es una empresa familiar a caballo de la segunda y tercera generación que nació en los años 70, “cuando mi madre tuvo la brillante idea de preguntarse por qué las magdalenas tenían que ser redondas en vez de cuadradas”, explicó Juan, indicando que fue un caso de éxito, convirtiéndose así en el “top ten” de empresas de pastelería en España. Aunque, en realidad, la empresa nació veinte años antes de la mano del padre de Juan, pero no funcionó porque existía un monopolio en la que no se podían instalar más panaderías. “Fue la incorporación de mi madre la que levantó la empresa”, contundió.

Ahora, la compañía tiene un holding formado por dos divisiones, aseveró Juan: una de fabricación y otra de comercialización. “Básicamente tenemos seis plantas de producción y tenemos diferentes sociedades de distribución en España Francia, Argelia, Reino Unido y Marruecos”, añadió. Y es que, ese espíritu inquieto con el que nació la empresa lo han ido manteniendo conforme pasaban los años.

Juan afirmó que los principales motores de crecimiento han sido derivados de cuestionarse todo, eso ha hecho que se hayan convertido en una empresa innovadora no solo en el producto, sino también en el proceso. “Innovar es crear valor, es trasladar ese producto, servicio o idea al consumidor. De manera que seamos capaces de crear valor con la innovación”, agregó, asegurando que también contar con una red de distribución propia ha sido esencial para crecer a nivel internacional, gracias al diseño de máquinas adaptadas a las necesidades de producción de Vicky Foods.

El CEO de la compañía expresó que su último objetivo ha sido ser una empresa saludable, creando el proyecto “LIFE” (liderazgo, implicación, formación, enfocada a las personas”. Para ello, ha sido imprescindible “tener un sistema de gestión integrada basada en las certificaciones externas”, indicó, afirmando que es esencial ser una empresa socialmente responsable. En Vicky Foods crearon una estrategia basada en: personas, innovación y sostenibilidad, derivado de ahí, “hemos generado una serie de indicadores adaptados a las ODS”.

Para que todos estos retos se hicieran efectivos decidieron cambiar el nombre de Dulcesol a Vicky Foods porque, contundió Juan: “queríamos ser una organización de ámbito internacional, llevar parte implícita de nuestra historia en el nombre -Vicky es el nombre de mi madre-, y hemos creado una plataforma -Vickyfooder- para lanzar retos a los consumidores y que nos aporten ideas de innovación”.

Uno de los panelistas que colaboró en este encuentro fue Juan Moisés, subdirector de Expansión y Desarrollo en Grupo Ágreda Automóvil, quien siendo la misma línea que Juan aseguró que “las personas es el activo más importante de nuestras empresas”. Para ello, aseveró que es necesario la retención de talento, algo “que ya no depende de un tema económico, sino que se unen varios factores”.

Por su parte, Ruth Lázaro, directora en Conservas Taisi, comentó que lo que le preocupa es cómo enfocar la transmisión y comunicación dentro de la organización, elemento esencial para “generar esa cultura de innovación, de salud y de sostenibilidad”.

Asimismo, Félix Longás, presidente de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón, indicó que ahora se debate sobre si hay un cambio de paradigma en el talento, “pero para mí es el talante lo que debemos tener las empresas” porque los empresarios no deben tener un liderazgo clásico. “No tenemos que cambiar a la gente cuando no nos funciona, hay que sacar lo mejor de cada una de las personas que tenemos”, concluyó.

Compartir:
Redaccion