ActividadesDesayunos de internacionalInternacional

#DesayunoInternacional: Cómo hacer negocios en Costa de Marfil

  • Daniel Vives, socio director de Desarrollo de Negocio de Inafrica Strategy, contó las claves para operar con empresas de este país

La economía marfileña sigue creciendo, tiene un gran dinamismo y el consumo de la clase media está experimentando una notable expansión. Este país presenta múltiples oportunidades en sectores como manufactura, construcción, hábitat, alimentación, bebidas, equipos industriales, minería, transformación agroalimentaria, material eléctrico, etc., y también existen numerosos proyectos relacionados con las grandes inversiones en infraestructuras de transporte, energía, agua y gestión de residuos.

Todo esto contó Daniel Vives, socio director de Desarrollo de Negocio en Inafrica Strategy en un desayuno organizado por el Club Cámara Internacional que contó con la colaboración de Caja Rural de Aragón.

Costa de Marfil tiene 25 millones de habitantes y es la puerta de entrada en el África occidental. Su crecimiento económico en los últimos años ha sido del 10% y se prevé que esto siga al alza. Según explicó Vives, la cercanía con España hace que los costes logísticos no sean muy elevados, lo que supone una ventaja competitiva para nuestras empresas. Además, en estos momentos, el mercado de Costa de Marfil está poco saturado comparado con otras zonas de África y tiene pocas barreras burocráticas.

En Costa de Marfil tienen en buena estima el producto español. Su idioma oficial es el francés, que es el más utilizado a la hora de hacer negocios, y hay que tener en cuenta que no les gustan las negociaciones agresivas. A la hora de vender, se puede optar por la venta directa, los agentes o los distribuidores. Estos últimos suponen menores márgenes, pero facilitan el cierre de operaciones y el servicio postventa.

Vives reconoció que las comunicaciones en el país son malas y “hay algo de caos”, por lo que son importantes las relaciones humanas. Eso sí, hay que tener en cuenta que “no saben decir que no ni cumplen las promesas”. Para hacer un buen seguimiento comercial recomienda marcar los tiempos, mantener el equilibrio entre paciencia e insistencia, así como un contacto presencial regular, desarrollar un vínculo emocional y ser transparente.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies