ActividadesDesayunos de internacionalFormatosInternacional

#DesayunoInternacional: Cómo hacer negocios en Corea del Sur

  • Minah Oh, secretaria general de la Cámara de Comercio Española en Corea, contó las claves para operar con empresas de su país

Con casi 52 millones de habitantes, Corea del Sur es un mercado a explorar por las empresas aragonesas. La secretaria general de la Cámara de Comercio Española en Corea, Minah Oh, explicó a empresas del Club Cámara cómo es su nación y qué pueden encontrar allí a la hora de hacer negocios. Fue en un desayuno telemático organizado por el Club Cámara Internacional, coordinado por el jefe de servicio de Promoción Internacional de Cámara, Miguel Ángel Martínez, y patrocinado por Caja Rural de Aragón.

“Mucha gente cree que Corea es igual que China o Japón, pero cada país es muy diferente”, señaló Oh. En 2019, el PIB de Corea del Sur aumentó un 2% y el consumo privado un 1,9%. Además, el incremento del gasto público fue del 6,5%, el mayor en 12 años. Este país ocupa el número 12 en el ranking mundial de exportaciones (sobre todo productos industriales y móviles) y el puesto número 6 en importaciones. “Corea es un país de prueba, muy sensible al marketing online. Si algo funciona bien en Corea, seguramente funcionará en China”.

La secretaria general señaló que para ingresar en el mercado coreano es necesario pensar bien la estrategia de marketing que se va a seguir porque el importador lo va a preguntar. “A los coreanos les gusta mucho la marca y se dejan llevar por el consumo en masa. Se usa internet para comprar casi todo y para investigar sobre los productos antes de comprarlos, y además se comparte mucho en redes sociales y blogs”.

El momento para introducirse en este país es bueno porque ha aumentado la buena imagen de la marca España y “piensan que sus productos son buenos y de fiar”. Les gusta seguir las tendencias europeas y también buscan, sobre todo, productos y prácticas saludables. La CEO de Bodegas Tempore, Paula Yago, compartió su experiencia de casi una década exportando a Corea del Sur. “Empezamos a tocar el mercado en 2012 y las primeras ventas reales fueron en 2014”. Yago explicó que la población joven de Corea sigue las tendencias de Europa y los de más de 40 años piensan mucho en la salud y la sostenibilidad, basando en ello sus elecciones. “A los coreanos les gusta beber, pero dentro de las bebidas alcohólicas, consideran el vino más saludable. El sector del vino tiene todavía mucho recorrido allí y ha crecido mucho el consumo online”.

Bodegas Tempore llegó a Corea porque estaban presentes en el mercado japonés y querían crecer en algún mercado similar. “La fórmula para acceder es ser paciente y constante porque ellos nunca tienen prisa”. Para conseguir clientes, Yago recomienda las ferias, aunque ahora esto es más difícil. “Ahora se hacen reuniones online y previamente se envían las muestras para probar los vinos. Se concretan citas con posibles clientes. Para los clientes es importante encontrarse en persona, pero estos eventos online han venido para quedarse también porque estamos ahorrando costes”, señala. A los clientes les encanta conocer el lugar de producción y sus clientes coreanos han venido a España para conocer sus bodegas y al equipo. “Les gusta conocer de primera mano en quién van a confiar y les encanta crear relación y venir a tu casa”.

Para hacer negocios en Corea del Sur, según Yago, necesitas un cliente y un importador. Se precisan trámites burocráticos, como el registrarse en lo que sería su ministerio de agricultura, y se hacen a través del importador. “La primera importación la miran con lupa en la administración. Es muy importante que en esa expedición se cumplan todos los requisitos y registros y no encuentren ningún fallo en etiquetado, ni en nada. Te ponen una calificación y, si lo superas con excelencia, durante los siguientes años te dejan en paz. Si no, te ponen un asterisco y te revisan todos los envíos, con la pérdida de tiempo que ello supone”. En este punto, el jefe de servicio de Promoción Internacional de Cámara Zaragoza recordó que la Cámara ofrece asesoría para asegurarse de cumplir correctamente todas estas exigencias.

Yago también recomendó contar con un partner local porque “da más confianza y credibilidas frente a la administración” y cuidar mucho el marketing y el packaging. “Buscan que todo tenga un aspecto cuidado y excelente”. A la hora de negociar, es importante seguir un orden, “sin dar rodeos”, y una estructura. “Dan mucho valor a la jerarquía de la empresa: quieren tratarse con iguales”.

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies