ActividadesInternacionalMesa abierta

Daniel Molina: “Hemos cambiado la forma de comer cebolla”

  • El CEO de Jumosol Fruits  protagonizó una Mesa Abierta en la que se habló de marca, internacionalización y agroalimentación

Daniel Molina es una de las caras más reconocibles de la Cebolla de Fuentes, la única Denominación de Origen de este producto que hay en España. El CEO de Jumosol Fruits nos contó cómo ha sido su trayectoria y cómo ha evolucionado su empresa en una Mesa Abierta patrocinada por Kalibo y conducida por el jefe de servicio de Promoción Internacional de Cámara Zaragoza, Miguel Ángel Martínez.

“Desde el año 2003 estuve inmerso en el proyecto de la Denominación de Origen. Ha sido parte de mi proyecto vital. Fui presidente durante 8 años y este año dejé paso al que había sido hasta entonces vicepresidente. He aprendido mucho y hoy ya es una DO totalmente reconocida por el consumidor”, explicó. La expansión de esta cebolla en España y en el mundo ha sido extraordinaria. “En 1999 solo se comía Cebolla de Fuentes en Aragón y en Cataluña, pero hemos cambiado la forma de comer cebolla en España y en el mundo. La Cebolla de Fuentes es una gota en el océano, pero ¡qué gota!”.

Jumosol Fruits fue la primera empresa que certificó la cebolla en el estándar mundial en el año 2001, cuando a nadie se le ocurría estandarizar este producto. Desde hace unos años comercializan la marca ‘The real sweet onion’, que se identifica con “una cebolla divertida, que no hace llorar” y que busca “la provocación y que nos prueben”.

Molina dejó claro que la única cebolla que no pica y que tiene un delicioso y suave sabor es la de Fuentes. “Nos estaban copiando y mal. Por eso nos unimos todos los productores, pero no podemos luchar contra todos los imitadores. Preferimos gastar en marketing que en abogados”.

El único hándicap de su cebolla es que no se cultiva todo el año, y por eso han abierto una sede en Perú, lo que les garantiza durante todo el año las cebollas con sabor suave. Ahora la empresa ha apostado por la internacionalización. Ya trabajan en Europa y tienen un programa robusto para Estados Unidos.

Molina es un firme defensor de las ferias y los puntos de encuentro. “Los negocios los hacemos las personas. Hay que mirar a los ojos y ver qué hay detrás” y, por supuesto, hay que estar en los eventos más importantes, “hay que cundir mucho”. Su empresa ha participado en misiones comerciales con Cámara Zaragoza y es que según su CEO “para exportar hay que ir al destino y observar, pero mejor con alguien de confianza”.

La Cebolla de Fuentes se ha convertido en un producto muy apreciado en la gastronomía e, incluso, han lanzado un nuevo producto de cebolla caramelizada. “La gente flipa con la Cebolla de Fuentes. Trabajamos mucho con Martín Berasategui, que hace magia con nuestra cebolla, a nivel organoléptico es brutal. También fui a Can Roca y me hicieron ese día un plato con cebolla que me dejaron muerto”.

Para Molina, la mejor estrategia es diferenciarse. “La marca es muy importante para que te reconozcan. Si vas a precio, estás muerto, hay que ofrecer algo más. Hay que crearse una reputación y mostrarla”.

 

 

Compartir:
Redaccion