ActividadesCanal expositivoFormatos

Canal Expositivo: Viviendas VPO de consumo casi nulo, independientes del gas y con Comunidad Solar

  • La jornada ofreció la oportunidad de debate sobre la experiencia adquirida en Flumen Plus, el primer multifamiliar certificado Passivhaus Plus de vivienda protegida en España

En el contexto de crisis energética que estamos viviendo, las personas que viven en edificios Passivhaus y únicamente consumen electricidad pueden sentirse muy afortunadas. El estándar de construcción Passivhaus es una herramienta muy potente para capear la ola de pobreza energética a la que nos enfrentamos, consiguiendo reducir significativamente las necesidades de calefacción y refrigeración de las viviendas manteniendo un confort interior muy alto. En esta edición de #CanalExpositivo participaron Guillem Boleda, arquitecto especializado en Passivhaus del Grupo Lobe, Anne Vogt, certificadora Passivhaus de VAND Arquitectura, Guillermo Hornero, Secretario General del Consorcio Passivhaus y José María Ruiz de Temiño, Gerente de Zaragoza Vivienda. Las intervenciones fueron presentadas y coordinadas por Clara Lorente Martín del Grupo Lobe.

Localizado en Zaragoza, Flumen Plus es el primer multifamiliar certificado Passivhaus Plus de vivienda protegida en territorio nacional, constituido por 160 viviendas divididas en cuatro bloques, uno de ellos destinado a alquileres sociales. Boleda fue el protagonista de la primera intervención del Canal, en donde explicó de manera esclarecedora sobre qué elementos se edificó este modelo de vivienda. Recalcó la importancia de la obtención del certificado, el cual calificó como “el más exigente en reducción de demanda energética que hay actualmente”. El modelo Passivhaus tiene un gasto energético por climatización reducido, una ventilación óptima y un confort térmico y acústico excelente, las cuales constituyen las características innegociables de este tipo de construcción.

Mediante 111 paneles híbridos que generan energía térmica y fotovoltaica, las viviendas Passivhaus Plus disponen de la generación local de energía 100% renovable. El objetivo en mente es la “desvinculación del gas, contando además con una vivienda potencialmente cero emisiones“. En desarrollo se encuentra la formación de una comunidad solar para que ese ahorro eléctrico se aprecie como un ahorro en las facturas de la luz de los usuarios, de manera que éstos sean conscientes de lo que supone el sistema con el que cuenta la vivienda. El Grupo Lobe cuenta ya con casi 1500 viviendas (53% VPO) con certificado, poniéndose como meta alcanzar las 2500 en un plazo de aquí a tres años.

Anne Vogt es una de las 99 certificadoras a nivel mundial del Passivhaus Institut y analizó el proceso que las viviendas Flumen han tenido que seguir para conseguirlo y los criterios a cumplir. Para Vogt, “la importancia del confort es lo más importante, casi más que la eficiencia energética”, pensando en todas aquellas personas que residen en vivienda social y no consumen porque viven en situación de “pobreza energética”. Una de las cuestiones que Vogt subrayó de las viviendas Plus fue “el aumento de la energía renovable que produce y la disminución de la que demanda este tipo de diseño”.

El éxito de la realización de Flumen Plus cuenta con una gran cantidad de trabajo tras él. Mediante el modelado en tres dimensiones de las cuatro envolventes térmicas diferentes, el análisis de más de 14.000 archivos y una serie de ensayos por vivienda respecto a la hermeticidad y la ventilación para corregir la vivienda si fuese necesario durante la construcción, se somete a un exhaustivo control el desarrollo de los edificios.

Más allá del diseño y la construcción se encuentra el Consorcio Passivhaus, que contó con la participación de su Secretario General, Guillermo Hornero. El Consorcio constituye una agrupación empresarial de carácter participativo y colaborativo, con el objetivo de dinamizar el sector de la construcción y liderar un cambio saludable, sostenible y eficiente. Con 32 empresas consorciadas que cuentan con más de 50 instalaciones y 3000 empleados entre ellas, poseen un peso importante en el futuro de esta industria.

La sostenibilidad juega una pieza clave en su línea de acción y así lo indicó Hornedo, “el compromiso con el Objetivo 2050 tiene un papel fundamental, para nosotros son una prioridad los edificios de bajo consumo y el proceso de descarbonización“. Además, la divulgación de valores y conocimiento entre la sociedad se posiciona como un elemento principal en la concienciación de los usuarios e instituciones, contactando y colaborando con universidades, gobiernos regionales, comunidades autónomas y ministerios.

En representación de Zaragoza Vivienda acudió José María Ruiz de Temiño, gerente de la entidad. De carácter público y perteneciente al Ayuntamiento de Zaragoza, han sido los encargados de la gestión de los alquileres y del mantenimiento de las 36 viviendas de alquiler social de Flumen Plus. “Han supuesto un reto ya que son las primeras viviendas passivhaus que gestionamos“, comentó Ruiz de Temiño, además, a esto se suma un complejo proceso de mantenimiento de las instalaciones, las cuales tienen un carácter individual.

La línea de trabajo de Zaragoza Vivienda se centra en la descarbonización y la reducción de emisiones, y para ello han venido impulsando el uso de calderas de biomasa y aerotermia, localizando también el foco en la reducción de la demanda de energía. Respecto a las características de la vivienda Flumen relacionadas con las instalaciones de aerotermia y recuperación de calor, Ruiz de Temiño apuntó la necesidad de “un plan de formación para los inquilinos debido a la digitalización de la vivienda y nuevos elementos con los que no estén familiarizados previamente”.

Compartir:
Redaccion