ActividadesFormatosMesa abierta

Alejandro del Amo: “Estamos preparando una fuerte expansión internacional para 2023”

  • El CEO en Ábora Solar protagonizó una Mesa Abierta en la que contó cómo ha sido la trayectoria de la empresa

La energía es un tema de máxima actualidad y, en concreto, las renovables es hacia donde se dirige el mercado. Alejandro del Amo, fundador y CEO de la empresa Abora protagonizó una Mesa Abierta patrocinada por Kalibo en la que contó cómo ha sido la trayectoria de su empresa y cuáles son sus próximos proyectos.

Del Amo estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Zaragoza y vio claro que se quería dedicar a la energía “porque era uno de los grandes retos de este siglo, y sobre todo las renovables”. Se fue a trabajar a Alemania y a Austria, donde estaba en auge el tema de la energía y volvió a España cuando vio que despegaba la fotovoltaica. “Pensé que se podía hacer algo diferente. Y surgió la idea de la trigeneración solar, que a partir de la irradiación genera electricidad, calor y frío. Vi que no había nada sobre esto y empecé a hacer una tesis doctoral sobre ello. Me di cuenta de que la tecnología solar estaba muy polarizada en fotovoltaica y térmica, pero había poco híbrido desarrollado y lo que había tenía poco rendimiento”. Así, con ayuda de un grupo de investigación de la Universidad, Del Amo desarrolló la idea y la presentaron en una competición en 2012. “Demostramos lo que era la tecnología de la trigeneración y empezó el proyecto empresarial. Creé una empresa de la que me echaron en 2017 de un día para otro. Al día siguiente todo el equipo se fue tambien y montamos otro proyecto para el que logramos inversores”.

En Abora apuestan por fabricar aquí, a pesar de que otras empresas llevan su producción al sudeste asiático para abaratar costes. “Podemos hacer cosas diferentes y tenemos I+D continuo”, señaló Del Amo. El CEO de Abora explicó las ventajas de almacenar calor y de utilizar la energía solar también para la calefacción en invierno. “El panel híbrido es el más rentable que hay. Quizá no resulte tan rentable para un edificio que no se usa en verano, pero es lo más sostenible”. Aseguró que en los edificios nuevos el consumo energético ha bajado muchísimo, por lo que el sector en el que más energía se consume es el industrial seguido del servicios.

“En Abora al principio no teníamos resuelto el proceso de fabricación, pero buscamos la mejor solución y lo resolvimos. Si alguien compra un panel e intenta copiarnos y certificarlo, le llevaríamos tres años de ventaja (lo que cuesta fabricarlo, probarlo y conseguir las certificaciones). De todas formas, lo tenemos patentado. De aquí a unos años caducará la patente, pero ya tengo patentado el siguiente panel y esta vez lo he hecho aún mejor, con garantía para otros países. Lo que me da protección es ir un poco delante”, aseguró.

“Empezamos con poco dinero, así que cogimos materiales que ya había en el mercado y logramos un rendimiento muy bueno. Cuando ya empieza a funcionar el negocio, nos planteamos cómo lo haríamos ahora y nos dimos cuenta de que este panel tiene fecha de caducidad. Por eso hemos ideado otra línea con más rendimiento, más barato y más duradero. Solicitamos una subvención europea y nos la dieron. La nueva línea de fabricación es totalmente diferente y nos dará una ventaja de cinco años sobre imitadores, porque montar esta línea ha llevado mucho trabajo”. Y es que la línea de trabajo actual no tenía capacidad para las ventas programadas para este año. Por eso se han mudado a unas nuevas instalaciones en Malpica y están preparando tres líneas de fabricación que estarán listas este verano. Ahora hacemos 10.000-12.000 paneles al año y una de las nuevas líneas de producción es de 50.000“, explicó Del Amo.

Su próximo reto es la internacionalización, algo que han empezado con buen pie. “Desde el minuto 1 quisimos trabajar en España para demostrar que el producto funcionaba, pero también quisimos salir fuera”. Ya venden en 23 países y en algunos con bastante volumen, como Holanda o Sudáfrica. Su mercado principal es Europa, pero este primer trimestre han montado una oficina en EEUU y están preparando una ronda muy fuerte en 2023 para aumentar la expansión internacional.

“Llevamos 3 años en punto de equilibrio. En 2020 tuvimos negativo por la Covid, pero en 2021 ya dimos positivo y hemos multiplicado por cuatro. Estoy satisfecho porque podemos tener independencia a pesar de ser una empresa joven”, señaló Del Amo, quien añadió que “no tenemos competencia con el híbrido por lo que tenemos oportunidad de crecer y hay que aprovecharlo y hacer marca Abora“.

Compartir:
Redaccion