ActividadesEventos club

Encuentros la SER Radio Zaragoza | Zaragoza Verde

  • La SER Radio Zaragoza organizó un encuentro bajo el título de “Zaragoza Verde” donde se explicaron todos los proyectos que tiene el Ayuntamiento de Zaragoza para ser climáticamente neutral en 2030.

Zaragoza busca convertirse en una de las ciudades europeas más sostenibles. Para conseguir ese objetivo van a plantar miles de árboles para que absorban el Co2, aumentarán la flota de buses eléctricos, realizarán un proceso más eficaz de reciclaje y embellecerán la capital aragonesa. La SER Radio Zaragoza organizó un encuentro bajo el título de “Zaragoza Verde” en el que intervino Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza; Francisco Bergua, director del Departamento de Ecología Urbana del Ayuntamiento de Zaragoza; y Juan Barriuso, director de la Cátedra de Bosques Urbanos. La sesión estuvo moderada por Pepe Lasmarías, redactor jefe de la SER Radio Zaragoza.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha multiplicado por dos veces y media la dotación de recursos económicos para que la capital maña esté mejor cuidada que nunca. Así, en pocos días, el 1 de abril entrará en vigor la nueva contrata de parques y jardines, una dotación económica que se hace para la conservación del verde de la ciudad y que va a crear 68 puestos de trabajo, explicó Chueca.

Sin duda, uno de los proyectos que más repercusión está teniendo es “El Bosque de los Zaragozanos” que tiene como premisa plantar 700.000 árboles, uno por cada ciudadano. “Zaragoza nunca había cometido un proyecto de estas dimensiones”, aseguró Chueca, indicando que, en menos de un año, han conseguir involucrar a toda la ciudad. Empresas, particulares e instituciones se han unido a este proyecto, como el Ministerio de Defensa que quiere ceder 523 hectáreas por 40 años prorrogables hasta 75. “Es porque han visto que el proyecto es único en España y que está al servicio de la ciudad”, aseveró. Por eso, invita al Gobierno de Aragón y a la Diputación Provincial de Zaragoza a que se sumen como la Confederación Hidrográfica del Ebro, que está en conversaciones para unirse. “La suma institucional es buena noticia para los zaragozanos”, afirmó Chueca.

“Estamos muy satisfechos y orgullosos de la respuesta que hemos tenido”, expresó Chueca, quien comentó que, gracias a este proyecto, se va a conseguir hacer de Zaragoza un espacio más verde, saludable y mejorar la calidad del aire. “Estamos dejando un legado muy importante. Las siguientes generaciones pondrán en valor el esfuerzo que estamos haciendo entre todos”, agregó.

Este proyecto ha nacido de la mano de un programa de educación medioambiental “muy importante y ambicioso”, declaró Chueca, explicando que han establecido un plan a largo plazo para que todos los niños de quinto y sexto de primaria reciban una clase medioambiental previa en el colegio y, después, otra in situ en el terreno. “Es una labor muy interesante de concienciación y educación medioambiental, necesaria para conseguir ese cambio de mentalidad”, añadió.

Siempre con el objetivo en mente de ser climáticamente neutral en 2030, el Ayuntamiento de Zaragoza está transformando los boulevares de la ciudad. Así, espacios como el paseo Sagasta contará con más de 500 nuevas especies vegetales que ayudarán a incrementar la captación de Co2, mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación de esa zona.

El Ayuntamiento quiere que las zonas verdes sean una mejora en la calidad de vida. Es por eso por lo que crearon el año pasado “Zaragoza Florece”, un festival que empezó el año pasado por dos motivos: el mal momento económico que estaban pasando las floristerías por la falta de eventos por la Covid-19 y que tuvieran una oportunidad de fiesta entorno a las flores. “Quiero crear una cultura sobre disfrutar y vivir las flores que beneficie a todos”, manifestó Chueca. Por eso, este año, del 26 al 29 de mayo volverá este festival.

Por su parte, Bergua comentó que lo que van a hacer desde el Ayuntamiento de Zaragoza es tener todas esas zonas verdes “en las mejores condiciones posibles” para que toda la ciudadanía las pueda disfrutar. Así, lo que buscan es dar un valor añadido a la ciudad, ya no solo por los espacios de ocio que van a dar esas zonas verdes, sino por “los beneficios” que van a conllevar en la salud de las personas. Siguiendo la misma línea, Barriuso aseguró que “la estructura verde de la ciudad, tal y como se ha planteado, es la forma más perfecta de poder creer en un futuro de la ciudad” e indicó que en otras ciudades “hay intentos” de hacer algo parecido.

 

Compartir:
Redaccion