DestacadoEventos clubInternacionalRedacción

“Polonia y España tienen mucho en común, pero la forma de hacer negocios es muy distinta”

  • María Pilar Alonso, José Luis Villacampa y Manuel Donato, tres profesionales asentados en Polonia, explicaron su experiencia en este país en el Desayuno Internacional de Club Cámara.
IMG_5237

Desayuno Internacional sobre Polonia. Fotos: Arturo Gascón.

Polonia fue la protagonista del Desayuno Internacional celebrado este jueves 28 de septiembre en Cámara Zaragoza. Tres invitados compartieron con los socios del Club Cámara sus experiencias haciendo negocios en el país: María Pilar Alonso, Area Sales Manager de Fersa; José Manuel Villacampa, socio del despacho de abogados DZP; y Manuel Donato, de la oficina de CaixaBank en Varsovia. Tal como indicó Nieves Ágreda,  directora del Área de Internacional de la Cámara de Comercio de Zaragoza, este encuentro tenía un interés relevante, ya que la situación del mercado es propicia para “proyectos de gran envergadura” en el país centroeuropeo.

José Luis Villacampa, socio del DZP, el reconocido despacho de abogados de Varsovia con división española, explicó que “los fondos de la Unión Europea están impulsando el país de una forma increíble, es algo que se nota en la calle de las grandes ciudades, pero también en las zonas rurales, donde se están mejorando las infraestructuras”. Este momento de “salto en la economía”, unido a los planes de incentivos fiscales del Gobierno, abre oportunidades para compañías que trabajen en el sector de las infraestructuras, el medioambiente y el I+D.

Desde la experiencia de la oficina de CaixaBank en Varsovia, Manuel Donato señaló que, además de por los fondos europeos, Polonia es un país a tener en cuenta “por la liquidez y el apetito empresarial que hay”, lo que se une a su “situación estretégica” para acceder a otros mercados. Recomendó a los asistentes que, si están interesados en hacer negocios en el país, acudan allí para comprobar in situ la pujanza económica, para la que todavía hay “mucho recorrido”.

Por su parte, María Pilar Alonso, que lleva ocho años en el país, se mostró de acuerdo con el “increíble cambio y la apertura al exterior” de Polonia, aunque recordó que sigue contando con “la ventaja o desventaja, según se mire” de no pertenecer a la zona euro. Un inconveniente que, señaló Donato, puede preverse con un seguro de cobertura de divisas, y que en todo caso, queda compensado por las puertas que abre trabajar en Polonia para hacer negocio en países del Este.

Villacampa lanzó un último consejo: “Polonia y España tienen mucho en común, pero la forma de hacer negocios es muy distinta”. “Hay que ser cautelosos en las reuniones de trabajo, porque las afrontan de forma muy seria y profesional y hacer una pequeña broma puede hacer que se vaya todo al traste”, previno.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR