Empresa ClubNoticiasNoticias socios

Rogar: Reciclaje y Sostenibilidad, 5 Años apostando por el ‘Residuo CERO’

rogar y su proyecto residuo cero
  • ‘Residuo CERO’ es el proyecto sostenible de Rogar para reciclar los residuos generados a través de sus máquinas expendedoras

En Rogar llevan muchos años concienciados sobre la sostenibilidad y su importancia para el futuro de la sociedad. Susana García Román, CEO de la empresa, comenta que «todo empezó como algo anecdótico cuando nadie hablaba de ello hace más de 5 años».

Es por ello que, desde la compañía, se plantearon ciertas preguntas: ¿Qué pasa con todo este residuo generado cada día? ¿Dónde va? ¿Qué utilidad se le puede dar? Y a partir de ahí, desarrollaron un proceso de reciclado conectando varias empresas que lo hiciesen posible.

El vending y su importancia en materia de sostenibilidad para Rogar

Hoy en día, el sector del vending ha evolucionado hasta el punto de ser, prácticamente, un chef para los empleados. Convertido en un espacio donde poder disfrutar de comida saludable, disponer de fuentes de agua mineral e incluso ser participe del reciclado y segunda vida de las cápsulas de café, permite dar una segunda vida a los residuos que antes iban directamente a la basura.

La evolución pasa por el cuidado del trabajador y el medio en el que vivimos, cerrando el ciclo de vida del producto haciendo un mundo más sostenible. A través del proyecto ‘Residuo CERO’, Rogar ha logrado crear un impacto medioambiental a través de la economía circular. De esta manera, recogiendo todos los residuos de las máquinas de sus clientes y convirtiéndolos en abonos y en productos de plástico reciclado con el material de las cápsulas, consiguen dar una segunda vida muy valiosa para el medio.

A fecha de 23 de octubre de 2023, en Rogar han conseguido más de 1.300 kilos reciclados, lo que significa más de 1 tonelada en posos de café y cápsulas que iban a quedar sin destino depositados en la basura.

La preocupación de Rogar como empresa familiar pasa por pensar en qué mundo vamos a dejar a nuestros hijos e hijas el día de mañana. En este sentido, alientan a todos sus grupos de interés a pensar en productividad y beneficios, pero también en unas prácticas y valores de sostenibilidad, respeto y cuidado de los empleados.

Todo este trabajo en materia de sostenibilidad reporta un valor añadido a los servicios que ofrecen en Rogar. El cliente, que tradicionalmente quedaba contento con los productos adquiridos, ahora también puede ser participe del reciclado y de la segunda vida de cada café que consumen.

Uno de los elementos que más destacan del proyecto es su carácter visible. Y es que, una vez termina el proceso, el cliente puede tener en su casa una planta tomatera hecha con abono de los posos de café y plantada en una maceta creada a partir de los plásticos de las cápsulas.

Compartir: