Empresa ClubNoticiasNoticias socios

Ibercaja obtiene el sello del MITERD por su compensación de 236 toneladas de CO2

Ibercaja sello del MITERD
  • Ibercaja ha registrado ante el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) la compensación parcial de su huella de carbono del año 2022 al adquirir, por primera vez, derechos de absorción equivalentes a 236 toneladas de CO2 del proyecto «Bosque CO2 Gestión Ribera del Duero» 

En el año 2023, a través de este proyecto y el de Santa María en la Amazonía brasileña, Ibercaja ha compensado un total de 1.002 toneladas de CO2. Esta cifra supera el 100% de las emisiones directas de CO2 que el banco generó en el año anterior.

El sello refleja el nivel de implicación de Ibercaja en los tres aspectos del registro del MITERD relacionados con la huella de carbono: cálculo, reducción y compensación. Desde el año 2016, cuando la entidad comenzó a calcular su huella de carbono, ha logrado reducir sus emisiones en un 89%, abarcando tanto los alcances 1 como 2, y parcialmente el alcance 3.

Ibercaja Gestión fondo deuda pública española e italiana

El sello del MITERD: nuevo hito en el compromiso de Ibercaja con el medioambiente

El Banco ha tomado medidas significativas en colaboración con el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) para reducir y compensar su huella de carbono. En este año, registró la compensación parcial de sus emisiones al adquirir, por primera vez, derechos de absorción equivalentes a 236 toneladas de CO2 del proyecto «Bosque CO2 Gestión Ribera del Duero» ubicado en la provincia de Valladolid, bajo la supervisión de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC).

Además, el Banco ha compensado un total de 766 toneladas de CO2 como resultado de su participación en el proyecto forestal de Santa María en la Amazonía brasileña. A través de estas acciones, la compra de energía renovable y el respaldo al proyecto en la Amazonía brasileña, Ibercaja ha logrado neutralizar todas sus emisiones de alcance 1 (emisiones directas) y alcance 2 (emisiones indirectas relacionadas con el consumo de electricidad).

En conjunto, Ibercaja ha compensado 1.002 toneladas de CO2, superando el 100% de las emisiones directas de este gas de efecto invernadero que produjo en el año anterior, alrededor de 984 toneladas de CO2, que no pudo evitar. Y es que, desde el año 2016, cuando el Banco comenzó a calcular su huella de carbono, ha logrado reducir sus emisiones en un impresionante 89%.

María Campo, directora de marca, reputación y sostenibilidad de Ibercaja, considera que la obtención de este sello «refuerza el compromiso que tenemos con el medio ambiente en toda la organización y valida el trabajo que estamos realizando en la gestión de los impactos de nuestra actividad en el marco de nuestra Política Ambiental».

Además de medir, publicar y planificar la reducción de su huella de carbono como parte de su Política Ambiental, el Banco se ha comprometido a sensibilizar sobre la importancia de la responsabilidad ambiental entre sus grupos de interés.

Compartir: