Empresa ClubNoticias socios

El Colegio Británico estrena un nuevo espacio de aprendizaje singular y único en Zaragoza para los más peques

  • Un área didáctica de 240 metros cuadrados destinada a bebés desde 4 meses de edad hasta los 2 años y que ha sido diseñada para la máxima estimulación de los niños y niñas en todos los ámbitos del desarrollo.

Nuevos espacios acristalados, luminosos, amplios, enfocados al trabajo manipulativo, sensorial y de experimentación, y que cuenta con los grandes exteriores de infantil. Así es la nueva British Baby “our kids learning universe”, que ha estrenado el Colegio Británico de Aragón en este inicio de curso 2021-2022.

Un nuevo servicio dedicado a las familias que quieren un cuidado excepcional y profesional atendiendo todas las necesidades de los niños y niñas más pequeños.

Se trata de un novedoso espacio arquitectónico, singular y único en su diseño, que integra el primer ciclo de infantil (0 a 2 años) con la finalidad de ofrecer una estimulación en todos los ámbitos del desarrollo de los niños: socialización y emocional, lenguaje y autonomía,
psicomotricidad y creatividad y con la máxima seguridad que requieren estas edades. Con una organización internivelar e inglés como lengua vehicular, se atiende a la evolución natural de cada niño y niña de forma individual y de las distintas necesidades que tienen según su edad.

El director del Colegio Británico, Miguel Cendegui, ha indicado que “la nueva British Baby está en la línea de nuestros espacios abiertos de enseñanza que nos ayudan a potenciar todos los sentidos y vías de aprendizaje. Distintos ambientes para jugar, descansar, comer, compartir, experimentar retos y aventuras, en un gran espacio único y singular en Zaragoza. ”

Este nuevo ecosistema está definido para disfrutar del juego, de experiencias estimulantes y sobre todo de mucho afecto. “No poner límites para el aprendizaje cobra sentido en un espacio abierto, luminoso, con material a su alcance, en un entorno en el que gracias a esa amplitud y
transparencia los niños y niñas se acostumbran a no cerrar su percepción a cuatro paredes”.

Los materiales manipulativos y de experimentación son la base de este nuevo espacio que evoluciona del sistema por rincones al de ambientes de aprendizaje, en el que interactúan niños y niñas de diferentes edades.

    

Compartir:
Redaccion