InternacionalRedacción

VÍDEOS | “Hay que perder el miedo a exportar: somos buenos y hacemos bien las cosas”

Zalux, Araven, Sismoha, Soluciones Luminiscentes y Ebroacero reciben este jueves 7 de junio los Premios a la Exportación 2017, en una gala que tendrá lugar en el salón de actos de la Cámara de Comercio a las 19:00. Los responsables de estas cinco firmas explican en las entrevistas que siguen algunas de las claves que les han llevado a ser reconocidos por su excelencia en la internacionalización.

¿Qué está haciendo su empresa en exportación para ser merecedora de este reconocimiento?

Para José Antonio López, director general de Zalux, el premio es el reconocimiento a “una trayectoria que ya va para 30 años, de vocación exportadora desde el principio, no solo como una oportunidad en los momento difíciles”. Moisés Galve, director gerente de Soluciones Luminiscentes, opina que “supone perder el miedo a la exportación; estamos convenidos de que en Aragón y España hacemos bien las cosas y con esa convicción podemos salir a otros mercados”.  “Araven siempre se ha destacado por la innovación y la internacionalización como ejes de crecimiento; estamos presentes en 36 países”, destaca Javier Layus Torijano, director de división de esta compañía. Antonio Ramírez, director técnico de Sismoha, destaca que su empresa “empezó dando servicio a multinacionales, y en tan solo tres años hemos avanzado económicamente y en experiencia, alcanzando un nivel de reconocimiento interesante”. Ignacio Giménez, director comercial de Ebroacero, merecedora del premio extraordinario, destaca “la trayectoria exportadora a lo largo de 50 de los 55 años de historia de la empresa”.

¿Qué consejo daría para futuras empresas exportadoras?

Ignacio Giménez, de Ebroacero, aconseja “asesorarse bien y estudiar bien los mercados” y “perder el miedo, no es más difícil exportar a Cádiz que a Alemania”.  Antonio Ramírez, de Sismoha, recomienda “tener paciencia”, asentada en un “conocimiento basado en las experiencias buenas, y también en las malas”. “Que sea por una apuesta, no como consecuencia de querer solucionar problemas en el mercado nacional; que toda la empresa se implique en la exportación”, indica José Antonio López, de Zalux. Javier Layus, de Araven, invita a “ser camaleónicos, saber adaptarnos al entorno social, económico y político de cada país”, mientras que Moisés Galve, de Soluciones Luminiscentes, recomienda “aprender en todo momento”.

¿Cuál es el hito que marco su trayectoria exportadora?

Araven, explica Layus, tuvo dos momentos decisivos: “Uno, en los años 90, con el lanzamiento de los contenedores herméticos Gatronorm; el otro en 2005, en el retail, cuando lanzamos a nivel mundial la primera cesta con ruedas y tirador telescópico”. Para Sismoha, ese punto de inflexión fue “cuando fuimos seleccionados entre los 120 proyectos más importantes para reconstruir Haití, a raíz de lo que hemos ido desarrollando un producto adecuado para dar respuesta a cada situación”. José Antonio López, de Zalux, recuerda con especial “cariño” la primera misión comercial en 1982 a México, de la mano de Cámara Zaragoza: “Sin aquellos primeros pasos hoy no estaríamos aquí”. Galve destaca en el caso de Soluciones Luminiscentes “contar con el personal adecuado”. Ignacio Giménez, de Ebroacero, marca como salto en su historia cuando “en el año 1993 conseguimos un pedido en unas piezas de transición para la barrera anti-mareas del puerto de Rotterdam; fue la primera vez que asumimos un volumen tan grande de producción, nos hizo aprender mucho y replantearnos el futuro”.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR