DestacadoEventos clubRedacción

Un jamón sobre ruedas para hablar sobre movilidad urbana

  • El networking a ritmo de jamón de Club Cámara reunió a Ramón White, Jaime Armengol, Luis Montesano y Teresa Artigas para debatir sobre la nueva movilidad urbana.

El presente de la movilidad urbana se conjuga en futuro. “Si dentro de apenas cinco años nos volvemos a reunir en un acto así, comprobaremos que se han producido cambios fundamentales en la forma en la que nos desplazamos tanto en lo personal como en lo profesional”, vaticinó Ramón White, presidente de la Comisión de Energía de Cámara Zaragoza. White fue el encargado de moderar la mesa de debate de ‘Lo que dure un jamón‘, el formato de networking a ritmo de pernil del Club Cámara, en la que intervinieron Jaime Armengol, coordinador de Mobility City en Fundación Ibercaja; Luis Montesano, director científico de Bitbrain – con amplia experiencia en el desarrollo de tecnologías para coches autónomos-; y Teresa Artigas, concejala delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza.

‘Lo que dure un jamón’ es un evento patrocinado por Itesal Ventanas y cuenta con la colaboración de Alimentos de Aragón, Ámbar, Grandes Vinos y Martín Martín. El buen hacer frente al jamón lo puso una vez más el tecnólogo y experto cortador Iván Morte.

En un contexto en el que tanto la sociedad como las administraciones empujan hacia la reducción de emisiones contaminantes, Ramón White abogó por “un cambio en la forma en la que se mueven los vehículos, porque es un tema que afecta incluso a la salud de las personas”. En este sentido, Teresa Artigas explicó que el Ayuntamiento de Zaragoza está inmerso en una plan de movilidad para los próximos ocho años, integrado en la estrategia municipal contra el cambio climático y por la salud ambiental con la que se prevé disminuir en un 40% las emisiones. La concejala detalló algunos de los ejes del plan, entre los que se encuentran la restricción del tráfico rodado en los barrios, a través de la construcción de aparcamientos y la dinamización comercial; la inversión en transporte público y la promoción de los vehículos limpios. Con todas estas medidas, se estará en condiciones de aplicar diferentes niveles de restricción de acceso a la ciudad, que en todo caso “serán progresivos y en diálogo con los vecinos, comerciantes y otros actores afectados”.

Jaime Armengol desgranó las claves de otro gran pilar del futuro de la movilidad en la ciudad, la creación de Mobility City en el Pabellón Puente de la Expo 2008. “La ciudad se está olvidando de esta infraestructura, este proyecto busca darle un nuevo nombre y transformarlo en un lugar icónico en el que explicar la movilidad como servicio público: ya no se pueden entender por separado el transporte, los vehículos y las infraestructuras“, aseguró. La Fundación Ibercaja impulsa una iniciativa en la que se va a ir de la mano de las dos administraciones implicadas, Gobierno de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza; además, Armengol anunció que otras 24 entidades han firmado su colaboración en la elaboración de este “nuevo discurso público” sobre la movilidad.

Luis Montesano, de Bitbrain, vaticinó que en un futuro cercano “la mayoría de los coches seguirán siendo como hasta ahora, pero cambiará su forma de propulsión”. Para este experto en robótica, lo más interesante van a ser los progresos en la extensión de los modelos autónomos, aquellos que pueden llegar a funcionar sin la necesidad de un conductor humano. “Hay distintas empresas trabajando en diferentes niveles de autonomía, desde aquellos que permiten delegar ciertas funciones hasta aquellos en los que el usuario cede todo el control al vehículo; estos últimos ya se están probando comercialmente en zonas muy restringidas y controladas”, indicó. “Tendemos a minusvalorar los cambios tecnológicos, y cuando lleguen tendrán más alcance del esperado”, remarcó.

Teresa Artigas brindó Zaragoza como ciudad adecuada para experimentar con los nuevos modelos de movilidad. Para la edil, “cada vez que aparece una nueva forma de moverse se produce una revolución: hay siempre reticencias, pero surgen porque dan solución a problemas existentes. Es una oportunidad para avanzar en un reparto más justo del espacio público, reducir emisiones contaminantes, mejorar la salud… Son oportunidades que hay que trabajar con cabeza para que todos los actores implicados se sientan seguros”.

Tras la primera ronda de intervenciones, el debate se abrió al público. Intervinieron, entre otros, Emilio Larrodé, de la Universidad de Zaragoza; Jorge Vecino, de Goya Automoción; Óscar Prieto, de DPV, y Emilio Martínez, responsable de Lime en Zaragoza. Precisamente la marca de patinetes eléctricos puso a disposición varios de sus vehículos para que los asistentes pudieran probarlos, un animado broche para una velada que transcurrió sobre ruedas.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies