DestacadoMesa abiertaRedacción

Pedro J. Canut: “En Internet, no hay nada más transgresor que cumplir la ley”

    • El fundador de ColorIURIS, referente en la gestión de derechos de autor y de certificados seguros en el entorno digital, visitó Redacción Club de la mano de Valle García de Novales.
    Pedro J. Canut ColorIURIS

    Pedro J. Canut, de ColorIURIS. Fotos: Arturo Gascón.

    Pedro J. Canut es abogado y miembro del Consejo Asesor del Internet Governance Forum España. En los ámbitos de Internet, la red que hace más de dos décadas unos avanzados abrazaron con fervor cuando la mayoría social seguía aún anclada a lo analógico, es sobre todo conocido por ser el fundador de ColorIURIS, firma pionera en el registro y autogestión de derechos de autor en el entorno digital (como bien recordarán los usuarios de la también referencial plataforma Blogia). Canut visitó Redacción Club de la mano de Valle García de Novales, socia de A\V Asesores, con la que conversó acerca de la importancia de los certificados de confianza, un ámbito en el que ColorIURIS ha desarrollado la herramienta actaContratación.

    ENTREVISTA A PEDRO J. CANUT (PODCAST)

    La primera pregunta estaba clara: “ColorIURIS es prestador cualificado de servicios de confianza, ¿qué es eso?”, lanzó García de Novales. “Se trata de una figura creada por la Unión Europea, un actor llamado a certificar las transacciones en Internet con firma electrónica”, explica Canut. Es, pues, “un servicio que va como anillo al dedo a las compañías e instituciones que trabajan con contratación electrónica, ya que da la misma seguridad que los contratos firmados en papel con pluma de ganso: es un contrato válido en derecho con todas las garantías, a nivel internacional”.

    Canut y Valle García de Novales.

    Canut y Valle García de Novales.

    Insisten Canut y García de Novales en la idea de “válido en derecho” porque en los últimos años “se ha pasado de una situación en la que solo se aceptaba el contrato firmado en papel a que valga todo, incluso ratificar un acuerdo por Whatsapp… ¡Y todos tan tranquilos!”. Frente a esto, defienden “otra forma de hacer las cosas, métodos que dan una tranquilidad muy grande y que no encarecen apenas el proceso”.

    En ColorIURIS no solo dan garantía a un documento digital entre partes, sino que lo custodian. ¿Cómo? “Tenemos servidores en la Unión Europea, la mayoría de ellos en España. A veces le explico a la gente que somos como Dropbox, pero en seguro. Ahorramos armarios físicos y también espacio en los servidores de nuestros clientes, que además no suelen alcanzar el nivel de seguridad que nosotros garantizamos”, explica Canut. Y todo ello, además, con inmediatez: “Quien recibe la autorización para firmar no tiene que hacer nada más que tener a mano un dispositivo conectado a Internet”.

    Pedro J. Canut

    En su afán garantista, ColorIURIS se distingue de buena parte de su competencia – es la única entidad privada que cuenta con este servicio- por ser fabricante de ‘sellos de tiempo’, un tipo de firma electrónica “a la que se asocia una fuente horaria segura, lo que garantiza que el trámite se ha realizado en una determinada hora”. Otro de sus servicios destacados, en el que son pioneros, es la convocatoria electrónica de juntas de accionistas: “Es algo que tenía mucho coste oculto en papel (supone pagar anuncios en prensa escrita), mientras que la publicación en web tiene mayor transparencia y es más barata. Nosotros le damos la garantía de que ha estado publicado 30 días seguidos, sin que en ningún momento se haya caído el servidor”, cuenta el jurista.

    IMG_2167

    En cuanto a los principales activos de la empresa, Canut explica que “en un 80% coincide con lo que puede ofrecer una compañía similar a la nuestra, pero a nosotros nos distinguen nuestros recursos humanos, que son espectaculares: tenemos técnicos formados dentro de la propia empresa. Es algo que nos permite estar a la última en cuestiones como la criptografía”. Sobre la tecnología ‘blockchain’, en boga por la tendencia alcista del Bitcoin, revela que ColorIURIS tiene aprobada una patente en la que se aúnan derechos de autor, ‘blockchain’ y servicios de confianza, que va a permitir aplicar los royalties de explotación sobre datos reales.

Y a todo esto… ¿Cómo acabó un abogado encabezando una empresa donde la tecnología tiene un peso tan importante? “Fue por pura cabezonería. Alrededor de 2004 di una charla en la que insistí que Creative Commons no se ajustaba al derecho español. Alguien del público se levantó y me instó a hacer algo, así que creé ColorIURIS”. Y sobre su militancia a favor de la cultura libre, Canut afirma con cierta ironía: “Sigo estando ahí, porque no hay nada más transgresor y progresista que cumplir la ley; y que nadie me malinterprete: hablo de ley e Internet”.

IMG_2188

 

LA FIRMA

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Cuando Valle García de Novales nos propuso entrevistar a Pedro J. Canut para hablar de la utilidad que el actaContratación desarrollada por ColorIURIS ofrecía al comercio internacional, vi pronto no solo la oportunidad de tratar un tema interesante, del que hasta ahora no habíamos hablado en Redacción Club, sino también la ocasión de reencontrarme con Pedro, persona a la que aprecio y con la que compartí hace unos años momentos con mucho significado para mí.

En aquella época – hablo de 2004, más o menos- lo más parecido a las redes sociales eran los blogs, que entonces empezaban a ser conocidos como herramienta (eran los inicios de lo que se llamó Internet 2.0). Puse en marcha mi blog personal/profesional y empecé a relacionarme con aquella incipiente blogosfera zaragozana, a base de comentarios y también de los ‘bloguellones’ que organizaban los más animados.

De aquellos tiempos viene mi relación con Fernando Tricas (@fernand0), Agustín Raluy (@pordeciralgo), Mariano Gistaín (@marianogistain), Fernando Tomás (@bambino), Gabriel del Molino (@gmolino) y, por supuesto, con el crítico más temible, el activista Blogespierre, entonces nombre de guerra de Pedro J. Canut (@pjcanutz).

Con Pedro tuve más tarde la ocasión de coincidir en un contexto más profesional: trabajamos juntos en la creación de la plataforma Aragón Radio 2, con Rosa Pellicero como promotora, para la que él desarrolló una herramienta de gestión de derechos de propiedad digitales. Esta mesa abierta supuso una  buena ocasión para recordar aquellos tiempos.

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR