ActividadesComunicación

Pau Solanilla: “La comunicación es una conversación, hay que hablar y escuchar”

  • El consultor internacional especialista en identidad pública, gobernanza y diplomacia corporativa presentó su libro ‘La república de la reputación’

Pau Solanilla. Fotos: Arturo Gascón

Su último libro, ‘La república de la reputación’, trata sobre economía, poder y emociones y de todo ello habló Pau Solanilla en el ciclo “Encuentros con…”, organizado por la Fundación Basilio Paraíso con la colaboración de Dircom y en el que se tratan temas relacionados con el marketing y la comunicación mientras se prueba un aperitivo preparado por Vinos Botica.

Junto a él estuvieron Cristina Monge, directora de Conversaciones de Ecodes, politóloga y profesora de la Universidad de Zaragoza, y Raúl Oliván, director general de Participación, transparencia y voluntariado del Gobierno de Aragón. “El libro me sorprendió mucho porque contiene mucha profundidad ética y un diagnóstico de la situación sociopolítica”, explicó Oliván.

Durante la charla una palabra se repitió constantemente: relato. “Es algo importante en la comunicación y ahora está de moda lo de contar historias, algo que ha llegado también a las empresas y a la política”, señaló Oliván. “El relato debe estar anclado en la realidad, sino se queda hueco. Y Solanilla da un toque de atención sobre esto en el libro”, añadió Monge.

Raúl Oliván, Mercedes Gracias, Pau Solanilla y Cristina Monge.

El consultor explicó que en la actualidad las compañías valoran más los intangibles: “No sólo buscan ofrecer un buen producto, sino que quieren contribuir al bienestar de la gente. Las emociones son la energía que mueve el mundo“. Según Solanilla “el poder ya no es lo que era”. Aseguró que hay que “saber moverse en la influencia y en la persuasión”.

El libro también habla de la reputación en el mundo digital : “Tenemos que aprender a protegernos porque las redes dan visibilidad, pero también vulnerabilidad. No somos lo que decimos, sino cómo nos perciben”. Lo que quedó claro es que ya no se pueden contar historias sin la tecnología. “Si queremos tener alcance, conectar emocionalmente y crear buena reputación hay que contar buenas historias apoyadas en la tecnología”.

Solanilla explicó que hay políticos que se centran  sólo en la comunicación, pero esto no lo puede ser todo. “La comunicación es una conversación. Hay que hablar y escuchar. Ese es el cambio que debe producirse”. Destacó la importancia de tener reputación y puso como ejemplo el caso de Volkswagen: “Si tienes reputación, el mercado te da una segunda oportunidad”.

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies