ActividadesFormatosLo que dure un jamónTemasTransformación digital

“Pasárselo bien”, clave en la elaboración de vídeos corporativos

  • Gran Velada y Seas Formación encabezaron los casos de éxito que repasó una nueva edición de ‘Lo que dure un jamón’, el networking a ritmo de pernil de Club Cámara

Cristina Mesa, Ramón Añaños y Mariana Druk. Fotos: Arturo Gascón

En un giro metalingüístico de aúpa, el plató donde se graban los vídeos en directo de Club Cámara se convirtió este lunes 10 de junio en escenario de un ‘Lo que dure un jamón‘ dedicado a la grabación de vídeos corporativos. Un multitudinario encuentro en el que participaron como ponentes Mariana Druk, de Gran Velada, y Cristina Mesa, de Seas Formación, pero en el que también fueron protagonistas los casos de Funidelia, Fútbol Emotion, Herco, Grupo Piquer, Eboca, Newlink, Herizont, Amaury Cabrera, Chema Collado y, cómo no, Club Cámara.

‘Lo que dure un jamón’ es un evento del Club Cámara patrocinado por Itesal Ventanas y cuenta con la colaboración de Alimentos de Aragón, Ámbar, Grandes Vinos y Martín Martín. El buen hacer frente al jamón lo puso el cortador Iván Martínez.

Cristina Mesa, directora de marketing de Seas, Estudios Superiores Abiertos, plataforma de educación online del Grupo San Valero, explicó que en su caso se lanzaron al formato vídeo “porque el alumno es el protagonista, y esta es una herramienta perfecta para acercarnos a él y que descubra qué le ofrecemos”. Por su parte, Mariana Druk, gerente de Gran Velada, tienda online de material para la elaboración casera de velas y jabones, contó que “nos interesaba que la gente usara nuestros materiales, y la mejor forma era enseñarles cómo era a través de tutoriales”. Su éxito es más que notable: acumula 30 millones de visitas en su canal de YouTube, que tiene más de 160.000 suscriptores.

De los primeros vídeos que ambas empresas lanzaron a los actuales hay un gran cambio técnico. “Lo primero que hicimos fue pedir ayuda a profesionales y dejarnos asesorar; en los últimos tiempos hemos pasado de vídeos cortos a muy cortos, pensados para las redes sociales. Nuestro formato es sin nadie hablando a cámara, no recurrimos a la figura del “youtuber”, sino que potenciamos la marca”, desveló Druk. En sus producciones intervienen cuatro personas: quién realiza el tutorial ante la cámara, una diseñadora, una periodista y una editora; además, consultan los contenidos con la propia Druk.

Mesa contó que, aunque sus vídeos surgieron como “un servicio de cercanía”, ahora tienen detrás un trabajo de posicionamiento, ya que son también “una herramienta básica para nuestro marketing”. Sus piezas dan voz tanto a los alumnos, cuyos ejemplos animan a estudiar a otros, como a las empresas donde realizan las prácticas, que visualizan que la formación es un trampolín al mundo laboral. Sus vídeos se producen de forma interna: “Hay que explicar internamente que tienen repercusión y que son útiles, para que la gente que colabora sea consciente de su importancia”.

Tras las dos protagonistas de la mesa principal, llegó el turno de repasar otros casos de éxito en empresas zaragozanas. Carlos Sánchez, gerente de Herco Suministros Industriales, reveló entre risas que para su exitoso canal de vídeo “hicimos un castin para ver quién se manejaba mejor ante las cámaras, aunque luego todos querían su minuto de gloria”. “Queríamos transmitir autenticidad”, dijo Sánchez, quien destacó que, además de como escaparate de productos, los vídeos han servido como “un elemento interno de motivación para el personal y como comunicación de nuestra RSC”.

Fernando Ortiz, de Fútbol Emotion, contó que “nosotros buscamos un canal con personalidad, no con personalismos; para nosotros es importante vender producto, pero también entretener, porque precisamente estos son los vídeos que más visitas tienen”. Sus piezas cuentan en algunos casos con la participación de futbolistas de renombre, en colaboración con las principales marcas que comercializan. “Se empezó grabando en la cocina, y ahora tenemos un equipo de 10 personas trabajando en los vídeos, con casi un millón de suscriptores en nuestro canal de España”.

El micro fue pasando de mano en mano para conocer más casos. Iván Romero, de Herizont, contó que en muchos casos se enfrentan “a la dicotomía de en qué centrar esfuerzos, si en vender o en producir vídeos, cuando en realidad están relacionados”. Manuel Torres, de Eboca, explicó que en su caso “hacemos vídeos de todo tipo, también para captar talento… Pero sobre todo buscamos pasárnoslo bien”. Sergio Pérez, de Grupo Piquer, coincidió en la idea de disfrutar del proceso de grabación, aunque no hay que perder de vista que es “una línea de trabajo que puede ser rentable por sí misma”, algo que en su caso han logrado dando servicio tanto a sus áreas internas como a otras empresas”.

Juan Ramón Iribarren, de Newlink Education, relató cómo con su miniserie ‘Espasmus’, realizada en 2011 fueron unos adelantados a su tiempo “pero no funcionó”. Ahora, con un equipo pequeño, se centran en “tocar la patata de nuestros clientes, tanto a los padres, a los que queremos transmitir confianza, como a los hijos, a los que enseñamos que se lo pasarán bien en un curso en el extranjero”. Javier Ferraz, de Funidelia, felicitó al resto de casos, porque, como reconoció, “hacer vídeos con nuestro producto, disfraces, es mucho más amable y sencillo que en casos como el de Herco, donde hablamos de productos industriales”.

Cerró la ronda Arturo Gascón, camarógrafo de Club Cámara, quien desveló algunos de los secretos tras el set de Redacción Club… Secretos que quedan para los asistentes a este ‘Lo que dure un jamón’.

 

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies