DestacadoMesa abiertaRedacción

Metro7: “¿Qué mejor sitio para invertir en calidad que en el lugar donde vives con tu familia?”

  • Metro7 es una joven empresa de construcción que se ha propuesto “hacer proyectos de los que nos podamos sentir orgullosos”. 

La crisis sacudió con especial virulencia al sector de la construcción, pero tras el tsunami que se llevó por delante muchas empresas, algunos brotes empiezan a asomar, con profesionales que traen nuevas ideas y formas de hacer las cosas. Este es el caso de la zaragozana Metro7, surgida hace un lustro con la idea de “cambiar el modelo constructivo en viviendas y espacios públicos”. Para explicar su fórmula, José Bailach y Daniel Aparicio, fundadores de la empresa, visitaron la mesa abierta de Redacción Club, el espacio de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros.

Bailach cuenta que Metro7 nació “en un momento de crisis absoluta”: “Tras 15 años trabajando en el sector de la construcción tradicional, queríamos hacer las cosas a nuestra manera, proyectos de los que sentirnos orgullosos”. ¿De dónde se venía? “Frente a la industria, que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías y procesos, la construcción ha estado estancada durante muchos años: se construía igual que siempre. Ahora hay un cambio, y se está evolucionando de forma muy rápida”, valora el cofundador de la empresa.

El método de Metro7 ha sido “experimentar a pequeña escala: viviendas unifamiliares, locales comerciales…” en los que han aplicado su fórmula de edificación sostenible. Un camino que les ha llevado a “hibridar” estudio de arquitectura y empresa de construcción, trabajando para el cliente final y ofreciendo un producto “que hasta ahora no existía en el mercado”. Una receta de éxito que también tiene sus complicaciones, ya que “querer innovar a veces te lleva a no saber cuánto acabará costando el proyecto”.

Con todo, el mercado ha recibido la propuesta con los brazos abiertos, porque “había una demanda real de particulares, empresas, colegios… que quieren confort, eficiencia energética y un espacio bonito y agradable”, condiciones que, según aclara Daniel Aparicio, “solo cumpliendo con la normativa vigente no están garantizadas”. Esta es la razón, señala, de que el estándar Passivhaus esté teniendo tanta aceptación en Zaragoza, eso sí, “adaptado al clima mediterráneo”.

IMG_2630

Metro7 es precisamente una de las empresas abanderadas del modelo Passivhaus en Zaragoza. Son una de las firmas colaboradoras de la 10ª Conferencia Española Passivhaus que tendrá lugar en el Palacio de Congresos de la capital aragonesa los próximos 25 y 26 de octubre. “La Plataforma Edificación Passivhaus surgió ahora hace una década en Zaragoza, y esta cita supone una vuelta a casa muy especial, ya que llega en un momento en el que hay gran interés por este estándar constructivo y está aumentando la demanda”, explican.

¿Qué perfil de cliente busca estas construcciones singulares? “Son personas inconformistas, que quieren algo mejor que lo que hay en el mercado; nos funciona muy bien el boca a oreja entre los vecinos. Al primer cliente lo tuvimos que convencer, pero ahora es más fácil porque hemos construido siete viviendas que se pueden ver y que sirven de referente para nuevos compradores”, explican.

IMG_2642

Los responsables de Metro7 creen que estos casos de éxito son la mejor manera de despejar las dudas que sobre el sector de la construcción se han cernido tras la crisis. “Hay que convencer al sector de que el camino pasa por apostar por la calidad y la responsabilidad social”, manifiestan. Reconocen que los costes son mayores, pero confían en que, al igual que ha ocurrido con la tecnología, “con la extensión de estos modelos sostenibles este tipo de construcción se acabará abaratando”. Además, argumentan, “la amortización es muy rápida porque… ¿Qué mejor sitio para invertir en calidad que en el lugar donde vives con tu familia?”.

En Zaragoza tienen mucho trabajo por hacer. “En los últimos 30 años, se han hecho las cosas mal, no se han construido viviendas sostenibles de cara al futuro. Ahora hay un plan de rehabilitación energética dotado de 71 millones de euros. Nosotros apostamos por la rehabilitación, aunque hay que reconocer que es complicado llevarla a cabo, porque depende de la concesión de ayudas y de que las comunidades de vecinos se pongan de acuerdo. A muchos les da pereza afrontar una rehabilitación integral, pero tienen que plantearse si lo que quieren dejar a sus hijos es una herencia o una carga”.

“Tenemos la obligación de dejar la mejor ciudad posible para los próximos 50 años”, se fijan. Una visión que Metro7 encara con una plantilla de 30 personas, con unos 3,5 millones de euros de facturación por ejercicio y entre 30 y 40 obras anuales.

IMG_2656

Kalibo (4)

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR