DestacadoEmpresa ClubMesa abiertaRedacción

Armando Mateos: “Queremos que el consumidor final quiera tener en su casa Itesal Ventanas”

  • Itesal Sistemas, socio del Club Cámara Empresa Líder, cumple 25 años con el propósito de seguir creciendo y proyectar su marca. Armando Mateos, director general de la empresa, visitó la mesa abierta de Redacción Club. 

Itesal celebra su 25 aniversario con la satisfacción del trabajo bien hecho. Armando Mateos, director general de este empresa de sistemas de aluminio, conocida por sus ventanas, acudió a la mesa abierta de Redacción Club para hacer balance de este primer cuarto de siglo de una firma que afronta el futuro con paso decidido.

Armando Mateos Itesal

Armando Mateos. Fotos: Arturo Gascón.

Armando Mateos llegó a Itesal hace 18 años procedente de la industria conservera: “Fue un gran cambio, pero llegué en un momento interesantísimo, cuando la empresa estaba a punto de dar un salto adelante”. El director general aterrizó en la empresa de la mano de Jesús Laborda, uno de los cinco fundadores de la firma. “Surgimos en 1992, en plena época de crisis; excepto en mi caso, el resto de socios venían del sector de la carpintería de aluminio, así que la idea original era autoabastecerse. Sin embargo, pronto vimos que las instalaciones daban para más, y había que salir al mercado”, remoró Laborda.

IMG_3412

Para Mateos, la empresa tuvo desde sus inicios “visión”, y supo subirse al carro de la eficiencia energética que demandaba el sector de la construcción. Y es que, explica, “hay dos tipos de empresa en este sector: aquellas basadas en el volumen de producción y las que apostamos por la diferenciación. Itesal se ha desmarcado con la innovación en el diseño de sus propios sistemas para arquitectura, con soluciones muy específicas”.

Aunque en este sentido el departamento de diseño es importante para Itesal, Mateos recuerda que “al final, hay que salir al mercado a vender”. Por eso todas las áreas de la firma, “desde producción al departamento comercial”, trabajan para ser competitivos y dar una rápida respuesta a la demanda. Itesal distribuye a través de 28 almacenes por toda España, y también hay talleres grandes que trabajan directamente con ellos. “La planificación hacia arriba es escasa, porque no sabes cuándo va a entrar un pedido, por eso para nosotros es importante contar con stock para poder afrontarlo”, detalla Mateos.

Jesús Laborda.

Itesal tiene tres líneas de trabajo: sistemas de carpintería de aluminio, lacado y unión de rotura térmica. Sus ventas se reparten al 50% entre su negocio de ventanas y el circuito industrial, con una capacidad productiva total de 14.000 toneladas anuales. Con estas cifras, Itesal se sitúa en la sexta posición a nivel nacional en cuanto a producción, y cuenta con un 5% de cuota de mercado en el sector de sistemas para arquitectura, la línea en la que apuestan por crecer. Este crecimiento se quiere apoyar en el desarrollo de la marca: “Queremos que el consumidor final nos reconozca, que quiera tener en su casa Itesal Ventanas”, afirma Armando Mateos, que explica que la empresa cuenta con tiene en marcha un plan para ello.

IMG_3377

Otro reto que se fija Itesal en este 25 aniversario es seguir profundizando en la Responsabilidad Social Corporativa. Parten con la ventaja de trabajar el aluminio, un material reciclable de forma infinita: “Recuperamos el 80% del material sobrante: queremos favorecer la sostenibilidad y además supone un importante ahorro de energía”, cuenta Mateos. Y en esta misma línea de compromiso, también buscan que su empresa sea “una gran familia”. “Queremos que los empleados sientan a la empresa como algo suyo, que estén a gusto y quieran trabajar con nosotros”, concluye el director general de Itesal.

IMG_3504

LA FIRMA

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Ramón Añaños, consultor independiente de marketing y estrategia online.

Armando Mateos estaba destinado a desarrollar una gran carrera directiva en el sector agroalimentario; no en vano se había formado como químico y había realizado un postgrado en el Instituto de Tecnología de los Alimentos de Valencia, dependiente del CSIC, y se había incorporado nada más terminar el curso a Industrias Taisi, de Calatayud, donde tras 8 años en la empresa, gestionaba el departamento de producción y calidad.

De esa etapa, Armando tiene excelentes recuerdos, según nos contaba en la mesa abierta; pero además, nos consta que los sentimientos son mutuos: el otro día se lo comentaba a Ruth Lázaro -actual responsable de Taisi- y ella se deshacía en elogios hacia él.

Pero circunstancias de la vida, un día -hace casi 20 años- se cruzó en el camino de Armando, Jesús Laborda y la carrera de Armando cambió completamente de orientación.

Jesús Laborda -un profesional de dilatadísima experiencia en el sector del aluminio y todo un caballero como dejó patente en su visita a Redacción acompañando al equipo de Itesal- convence a Armando para incorporarse a una entonces joven empresa y reforzar el equipo que empezaba a reivindicar su sitio en el mercado español, para abordar la siguiente fase de expansión, tras incorporar una segunda línea de extrusión.

A partir de ese momento fue cuestión de tiempo que Armando asumiera la dirección general y fuera dando forma al equipo que ha obrado la espectacular expansión de la empresa, sorteara con éxito los embates de una crisis que tanto impactó en un sector tan dependiente de la construcción y dejara sentadas las bases para abordar con garantías el futuro que se presenta a una empresa que acaba de cumplir 25 años.

Armando cree en la fuerza de un buen equipo y es fácil verlo apoyarse en el suyo en las diferentes ocasiones que lo he tratado. No en vano vino a nuestra mesa abierta acompañado -además de por Jesús Laborda, accionista de la empresa- por René Sanz, director comercial de la empresa, y Merche Borque, responsable de marketing, a los que en algún momento de la sesión les reconocía -“hemos crecido con vosotros”.

Armando sabe despertar entre las personas de la familia Itesal -más de 400 miembros- un sentimiento de orgullo y pertenencia, que en estos días de celebraciones por el 25 aniversario- tan oportuno resulta, como se puede ver en este reportaje de una de las celebraciones.

Una de las líneas estratégicas que parece que van a marcar el futuro de Itesal, tal como Armando lo concibe, es la huída de mercados de producción masiva de perfiles por encargo, subsector de escaso valor añadido y brutal competencia en costes y la apuesta por la diferenciación su oferta de la de la competencia y el enriquecimiento de la percepción de valor de sus productos a través del diseño de líneas de ventanas y otros elementos constructivos -que ellos llaman sistemas- y la comercialización basada en la construcción de una marca atractiva para arquitectos -los primeros prescriptores-, distribuidores y consumidores finales.

Es por esta apuesta por lo que le hemos pedido a Armando que sea uno de los invitados protagonistas en el próximo Lo que dure un jamón sobre marca en el sector industrial que tendrá lugar el próximo 23 de octubre.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR