AgroalimentaciónDestacadoRedacciónSectores

María Eugenia Hernández: “En el sector alimentario hay que diferenciarse por la innovación”

  • El Cluster Aragonés de Alimentación celebró ayer su asamblea anual. Redacción Club entrevista a María Eugenia Hernández, su directora gerente.
IMG_9772

María Eugenia Hernández, directora gerente del Cluster Aragonés de Alimentación.

Una veintena de proyectos de innovación colaborativos con 2,5 millones de euros de presupuesto y la ayuda brindada a sus 49 socios son los principales logros del Cluster Aragonés de Alimentación, que celebró ayer su Asamblea General Anual donde, además del cierre de cuentas, hicieron balance de los proyectos que han realizado en sus cinco años de andadura y hacia dónde se quieren dirigir. Es uno de los que posee mayor masa crítica, ya que representa al 43% de la facturación del sector en la región (1,6 millones de euros) y mantiene 4.200 puestos de trabajo.

El Cluster Aragonés de Alimentación nació a iniciativa de la Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón y trabajan coordinados. En concreto, el cluster se centra en la innovación, en conseguir que las empresas desarrollen nuevos productos, nuevas estrategias de mercadotecnia… etc. Su principal escollo es el hecho de que sus socios sean mayoritariamente pymes y micropymes. “Son empresas pequeñitas en un sector maduro, donde ven la innovación de lejos, no creen que sea algo fundamental. Les explicamos que en un sector como éste, donde el margen de beneficio es muy pequeño, hay que diferenciarse por un valor añadido, porque es muy difícil competir en precio, sobre todo con otros países”, explica María Eugenia Hernández, directora gerente del cluster.

DSCF1924

Estas empresas no suelen tener recursos ni departamentos de innovación y ahí es donde entra el cluster. Lo que se hace es preparar proyectos colaborativos entre varias empresas, para que tengan más fuerza, y buscar la mejor empresa tecnológica o red de investigación para que ponga en marcha el proyecto. “Mantenemos una reunión con los interesados, les contamos en qué consiste y las posibles fuentes de financiación, y lo coordinamos”, añade Hernández.

IMG_9742

Ahora se están terminando dos proyectos que han supuesto cuatro años de trabajo. Uno para la mejora genética de una variedad de uva de Cariñena, muy susceptible a una plaga; y otro con las empresas de pastelería, para conseguir que sus productos tengan mayor vida útil, a través de la formulación de sus ingredientes, y puedan venderse más lejos.

Los proyectos cuentan con la Cuádruple Hélice. A las tres hélices tradicionales (Empresa, Centros de investigación y Administración) han sumado ahora una cuarta: Consumidor. “Es muy importante conocer sus demandas y validar los productos a través del consumidor, que aporte ideas”, asegura la directora.

María Eugenia

 

De hecho, tienen previsto poner en marcha un proyecto de viabilidad usando el ‘big data’ a través de las redes sociales, monitorizando lo que se hable sobre el perfil saludable de los productos, los falsos mitos…etc. “Así podremos llevar a cabo una estrategia de comunicación en relación con los productos de nuestras empresas, desmontando falsos mitos con argumentos científicos”, explica María Eugenia Hernández. También buscan la innovación abierta, incorporando aplicaciones móviles que involucren al consumidor y al trabajador, para conocer sus opiniones.

“Cuando saquemos adelante un proyecto perfecto, del que todos hablen, habremos triunfado porque las empresas se darán cuenta de lo necesaria que es la innovación y podremos ayudarlas mucho más”, concluye la directora.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR