DestacadoEventos clubRedacciónVermú de Redacción

Manuel Castillo: “Ingennus no quiere dejar solo edificios como legado, es una empresa de futuro”

  • El director de desarrollo de Ingennus protagonizó una sesión del networking gastronómico de Club Cámara centrada en la internacionalización en el sector de la construcción.
Manuel Castillo. Fotos: Arturo Gascón.

Manuel Castillo. Fotos: Arturo Gascón.

De la supervivencia en la crisis a plantear un modelo de futuro que lleve a superar la idea del despacho de arquitectura como una entidad a extinguir junto a su fundador.  Ese es el camino que ha seguido Ingennus Urban Consulting, empresa de arquitectura y urbanismo con sede en Zaragoza e importantes proyectos internacionales, además de emblemáticas obras en marcha en Aragón como la Torre Zaragoza o la rehabilitación de la estación de Canfranc. Por todo ello, Manuel Castillo, uno de los fundadores y director de desarrollo de la firma, es una voz más que autorizada para hablar sobre internacionalización en el sector de la construcción en el ‘Vermú de Redacción‘, el networking gastronómico de Club Cámara celebrado este viernes 27 de abril.

La visita de Manuel Castillo supuso, en cierta medida, un recuerdo de los orígenes de su empresa. “Ingennus surgió, precisamente, en la Cámara de Comercio. En el peor momento de la crisis, los despachos de arquitectura buscábamos cómo sobrevivir, y una de las salidas era encontrar proyectos fuera de España. En un curso que organizaba la Cámara sobre cómo acceder a mercados exteriores, surgió la idea de juntarnos unos cuantos y tener así más opciones en concursos internacionales”, rememoró el invitado. Cuestionado sobre qué supuso para los socios renunciar a sus propios despachos, Castillo aseguró que “en determinado momento, por encima de los egos, están las ganas de seguir trabajando”.

En este camino “nos la hemos pegado mucho”, reconoció Castillo, “pero tenemos ya una estructura consolidada y somos una empresa de futuro que tendrá relevo en la generación joven que trabaja ya con nosotros dentro de la empresa. Esa idea de que la empresa sobreviva a sus fundadores nos hace seguir innovando. No queremos dejar solo los edificios como legado, queremos dejar una empresa que siga haciendo edificios en el futuro“.

¿Qué valoran los clientes internacionales, qué les lleva a contratar a una empresa como Ingennus para esos grandes proyectos? Según la experiencia de Castillo, “tienen en cuenta los recursos humanos, la experiencia y la potencia de la empresa, que esté saneada, porque van a poner en tus manos un proyecto importante que requiere garantías”. A esto, el cofundador de Ingennus añade otra cualidad: “Hay que ser honesto contigo mismo, saber cuál es tu nivel y acudir a mercados adecuados a tus capacidades. En nuestro caso, estamos en Latinoamérica, África, también Europa…”.

IMG_2785

En el origen, evolución y crecimiento de Ingennus ha sido clave la construcción de equipo. “Ha sido un proceso de cambio de mentalidad. Los cuatro socios fundadores que permanecemos en la empresa somos arquitectos, hemos tenido que ver qué podemos aportar cada uno, y también qué carencias había, para cubrirlas. Sabíamos lo que habíamos hecho por separado, pero no lo que podíamos hacer juntos y hasta dónde podíamos llegar“. En su organización ha sido clave una estructura definida, con un comité de dirección “que manda en el día a día”. Otra pieza básica de su forma de trabajar ha sido contar con planes estratégicos, que les permiten “analizar lo que no hemos sido capaces de hacer e introducir mejoras”.

Sobre cómo eligen sus destinos… “Haití es donde más trabajamos ahora. ¿Por qué? Porque el país nos ha elegido a nosotros, no al revés”. Para que todo marche bien, es fundamental dar un un buen socio local, una de las tareas a las que se dedica Castillo. “Tiene que ser serio, trabajador y hacer las cosas bien. Si el que te paga, que en estos proyectos suele ser el gobierno del país, tiene un problema con el socio local, se nos puede generar un follón tremendo”. Por eso, Ingennus cuenta con un departamento de internacionalización formado por cuatro personas muy bien preparadas – “de un total de 44 empleados, suponen casi un 10% de la plantilla”, apunta Castillo-.

Arquitectos y urbanistas ya atisban cómo serán las ciudades del futuro… ¿Qué predicción tiene Manuel Castillo? “Las ciudades tal como las conocemos van a continuar, por lo menos las de nuestro entorno más cercano, pero va a cambiar el modo de vida en ellas. Solo hay que ver que los jóvenes en la actualidad viven poco tiempo en cada lugar, no tienen interés en tener vivienda en propiedad, tampoco se mueven en coche… Todo eso cambiará el espacio público“.

El director de desarrollo de Ingennus Urban Consulting estuvo muy bien acompañado de socios y amigos de Club Cámara, como los representantes de los patrocinadores del evento, Banco Santander (José Antonio Lázaro Beltrán) e Itesal (Rene Sanz Muñiz, Mercedes Borque Romeo…).  Además, no se perdieron la cita Nieves Agreda Giménez de Cisneros, Alejandro Aliaga Gracia, Ángel Alonso, Fernando Anel Juan, Ramón Añaños, Luis Avellaned, José María Baqué Lamana, Juan Carlos Bandrés e Inma Cugat, Luis Bartolomé, Javier Crespo, Jorge Edo Albacar, Javier Eslava, Wenceslao Gracia Zubiri, Miguel Ángel Heredia García, José Luis Lajara, Alberto J. López Sánchez, Javier Madorrán, Jesus Montero Escuder, Juan Ramón Murcia, Luis Priego Cuadra, Sergio Sebatián , Clara Arpa

BANNER-VERMÚ-1

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR