ActividadesComercio

La tienda extendida: la importancia de las redes sociales en el comercio

  • Sommes Demodé y Blue Velvet Vintage protagonizaron un encuentro del Club Cámara Comercio 4.0 centrado en el uso de las redes sociales en el pequeño comercio.

El Club Comercio 4.0, la plataforma de Cámara Zaragoza de impulso al pequeño comercio de la provincia, celebró una nueva sesión de La Tienda Extendida que reunió a profesionales del sector en la sede cameral para debatir sobre el uso de las redes sociales para llevar clientes a las tiendas. Los casos de estudio en esta ocasión fueron dos jóvenes comercios: Sommes Demodé y Blue Velvet Vintage.

David Rey, experto en el sector retail, moderó una animada charla protagonizada por Julia Ponce (Sommes Demodé) y J Ochoa y Patri Castiñeira (Blue Velvet Vintage). “Sommes Demodé abrió hace seis años. Mi pareja, Josué, trabajaba en un banco, y yo soy matemática y trabajaba en la Universidad”, explica Ponce. Ambos estaban desencantados y les gustaba la ropa y las redes sociales, así que se lanzaron a abrir su propia tienda de ropa. “Comenzamos con ropa y accesorios de mujer en nuestro local de la plaza San Pedro Nolasco y año y medio después abrimos la web. Ahora tenemos también ropa de chico”. El tema de las redes sociales vino solo, ya que Ponce ya había tenido un blog con una amiga que se llamaba, precisamente, Sommes Demodé. En su blog y redes sociales, la propietaria luce looks con ropa de la tienda, que siempre termina siendo la más demandada.

En el caso de los propietarios de Blue Velvet Vintage, trabajaban en tiendas del grupo Inditex y comenzaron vendiendo en mercadillos ropa de los años 80 y 90, hasta que se animaron a abrir su establecimiento en un pequeño local en la calle Cadena. “En las redes sociales comenzamos en Facebook, que hace 7 años era la red más popular. Enseñábamos outfits y nos contactaban para comprarlos”. Luego se centraron en Instagram, dándole tanta importancia como a la tienda física. “Hace tres años abrimos la tienda online porque ya era difícil gestionar los pedidos que nos llegaban por redes sociales. Trabajamos como si tuvieramos dos tiendas”, señala Castiñeira.

Su éxito radica en la exclusividad de sus productos, piezas únicas vintage, y también venden artículos de marca de segunda mano. “En Instagram les damos ideas sobre cómo combinar las prendas, contamos historias, etc.”, señala Castiñeira. Además, para Ponce es importante “aportar un toque de entretenimiento y cuidar cada detalle”. De hecho, en Sommes Demodé utilizan los servicios de una fotógrafa profesional y “preferimos invertir en fotografía y modelos que en un dependiente para la tienda física”.

“En nuestro Instagram nada es casual. Programamos lo que vamos a publicar cada día que, además, es justo lo que se vende”, añade Castiñeira. En el caso de Ponce, sí que dejan algo más a la improvisación. Ambas firmas deben su éxito a Internet, pero son conscientes de que pronto tendran que trasladarse a locales mayores, sobre todo por la falta de espacio que sufren ahora.

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies