Mesa abiertaRedacción

José Luis Celorrio (Maetel): “España no puede permitirse dejar de aprovechar la energía solar”

  • El director general de Maetel visitó la mesa abierta de Redacción Club para repasar algunas de las claves del éxito internacional de esta empresa aragonesa referente en proyectos fotovoltaicos
José Luis Celorrio, Maetel

José Luis Celorrio. Fotos: Arturo Gascón.

“Esta es nuestra casa, de la mano de Cámara Zaragoza dimos nuestros primeros pasos internacionales”. Desde aquellos pinitos, José Luis Celorrio, director general de Maetel, ha visto cómo la empresa que comanda, integrada en la división industrial de ACS, ha ido sumando importantes proyectos de plantas fotovoltaicas en Japón, México, Alemania, Arabia Saudí, Chile… Para hablar de su trayectoria y de su éxito exportador -refrendado con el Premio de la Exportación 2016-, Celorrio pasó por la mesa abierta de Redacción Club, el formato de entrevistas patrocinado por Kalibo Correduría de Seguros.

Kalibo (4)
Ingeniero industrial por la Universidad de Zaragoza, Celorrio define su carrera profesional como “muy aragonesa, pero siempre con vocación internacional”. Aunque ya conocía los mercados exteriores como director de operaciones de Edasa, firma en la que trabajó durante 15 años, su gran salto se produjo en 2003, cuando entró en Maetel, por aquel entonces aún Maessa. filial del grupo ACS.

“Voy a empezar por el final: en 2018 no hacemos ya casi nada de lo que hacíamos hace unos años, ni en los mismos sitios. Maetel empezó como empresa focalizada en las telecomunicaciones, con la instalación de red de telefonía móvil y fibra; también hacíamos algo de energías renovables. Con mi llegada, a partir de esa base, se planteó el desarrollo de plantas industriales en sentido amplio, con especial desarrollo de las renovables a partir de 2007”, relata el director general. Desde entonces, han experimentado “un crecimiento sostenible y razonable, que nos ha llevado de facturar 10 millones de euros en 2003 a 268 millones el pasado año, con actividad en 16 países y dando trabajo a más de 430 empleados, de los cuales el 60% están en Aragón”.

La éxito internacional de Maetel se fundamenta en una “visión estratégica y a largo plazo”. “Salir al exterior no debe plantearse como una forma de solucionar problemas de hoy para mañana; es un proceso que requiere tiempo, paciencia y dedicación absoluta. Tienes que dedicar tus mejores recursos a la exportación, porque el mundo es grande y afuera compites con los mejores”, aconseja Celorrio.

IMG_6447

Uno de los puntales de la estrategia internacional de Maetel es “ser una empresa multilocal, más que internacional”: “Desarrollamos proyectos, no productos, a través de los cuales podemos estar 20 años asentados en un país. Eso conlleva viajes, conocer bien el lugar, saber decir que no cuando es necesario… El carácter aragonés nos ayuda en esto, porque nuestra gente tiene capacidad de empatía, un carácter abierto que te permite ser honesto con lo que les ofreces a tus clientes. Es algo que nos da una ventaja diferencial”. A esto hay que unir los “extraordinariamente necesarios” colaboradores en cada país, “a los que transmitimos nuestras exigencias de calidad y nuestra pasión por los proyectos”.

Uno de los grandes éxitos de Maetel en el exterior se da en Japón, donde trabaja en el desarrollo, construcción y mantenimiento de plantas fotovoltaicas. “Hay pocos mercados más exigentes que Japón, día a día tienes que demostrar tu excelencia técnica; este esfuerzo galvaniza a la empresa, pero en el momento en el que llevas tres o cuatro años y alcanzas la curva de madurez en ese mercado, te consideran un socio para trabajar a largo plazo”.

IMG_6501

De sus viajes al país del Sol Naciente Celorrio se trae en la maleta una ventana al futuro: “En las calles de Japón ya no se oye la circulación de vehículos, gracias a la implantación del coche híbrido”. Es una más de las señales que apuntan que “el desarrollo de las renovables es imparable, y su siguiente paso es la incorporación a la automoción, algo que pasa por solucionar el problema del almacenamiento de la energía”. Celorrio destaca el potencial de las renovables para hacer del mundo un lugar mejor: “Estamos muy orgullosos de participar en un proyecto para llevar electricidad a reductos remotos del altiplano chileno”.

El 90% de la facturación de Maetel se produce en el exterior. Celorrio lamenta que en España se diera “la ley del péndulo” con las renovables, de manera que tras una primera apuesta luego se frenara el apoyo: “No se pueden poner puertas al campo. La legislación tiene que dar respuesta a la demanda social de uso de las energías renovables; tiene que haber un marco amplio que vaya desde la generación en el hogar a las grandes plantas industriales, respetando siempre la seguridad de suministro, que es innegociable. Un país como España, incluso por una cuestión ética, no puede permitirse dejar de aprovechar la energía solar”.

IMG_6504

Compartir:
Redaccion

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies